Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La receta para disrumpir

En un encuentro exclusivo, LA NACION convocó a 20 especialistas que dieron consejos sobre cómo las compañías deben aprovechar las tecnologías y subirse a la ola del cambio permanente; ejecutivos y emprendedores expusieron casos concretos de cómo hacer negocios en la era digital

Miércoles 22 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
José Del Rio y Martina Rua fueron los moderadores de un encuentro que batió récords de convocatoria
José Del Rio y Martina Rua fueron los moderadores de un encuentro que batió récords de convocatoria. Foto: Fabián Malavolta

Tres cucharadas de creatividad, dos de diversidad y una pizca de discernimiento podría ser una receta para la innovación si no fuera porque las recetas para la innovación, en realidad, no existen. Eso no evita que todas las organizaciones quieran conocer métodos aproximativos y probarlos. LA NACION reunió en el Malba a 20 especialistas que, en la tercera edición del evento de Innovación, dieron consejos, contaron anécdotas y proyectaron tendencias en paneles moderados por los periodistas José Del Rio y Martina Rua.

La jornada abrió con Ariel Fleichman y Paulo Caratti, socios de Strategy& y PwC, respectivamente, que describieron las tecnologías que más impactarán en el mundo empresarial e hicieron una radiografía de las 1000 empresas que más invierten en investigación y desarrollo, algunas con sede en Silicon Valley. Con respecto a ese hub de innovación californiano, desde Estados Unidos y por videoconferencia, llegó la opinión del periodista Eric Weiner, quien describió las similitudes entre el epicentro de las grandes firmas tech y la Florencia del Renacimiento.

Cinco ejecutivos de compañías "pre era digital" explicaron cómo se innova en empresas con una historia de tradición detrás. Nicolás Tognalli (Sancor Seguros) contó sobre su trabajo en Cites, la incubadora de la empresa aseguradora. Damián Fernández (Banco Supervielle) describió la relación incipiente entre los bancos y las fintech, y Federico Espinosa (AB InBev) detalló por qué a la compañía le fue útil crear un sector que funciona de manera independiente para tomar decisiones disruptivas.

Bruno Drobeta (Samsung) proyectó cómo el smartphone y el cuerpo humano se complementarán y Carlos Galmarini (Ford) explicó cómo la compañía automotriz cambió su modo de producción y de organización para una mayor agilidad.

Uber, un ejemplo de innovación
Uber, un ejemplo de innovación. Foto: Archivo / Fabián Marelli

La innovación tiene como objetivo final resolver problemas y facilitar procesos, y no faltaron ejemplos. Claudio Figuerola (Wabee) creó un dispositivo que ayuda a medir el consumo de energía en el hogar y Cristian Waitman (MindCotine) desarrolló un tratamiento para fumadores que mezcla realidad virtual con mindfulness. Mariano Otero (Uber) lidera en el país la compañía tecnológica que quiere "solucionar la sobrepoblación de autos en las ciudades" y Matías Recchia (IguanaFix) "construyó" una plataforma para darle más eficiencia al mercado de los servicios para el hogar.

"Usuario, ¡estás rodeado!", advirtió Sonia Jalfin, especialista en comunicación, quien destacó la importancia de que las marcas abandonen los relatos autorreferenciales para centrarse en su usuario. En tanto, Sebastián Campanario, economista y periodista, expresó por qué la exponencialidad y las combinaciones de las tecnologías son sólo algunos de los factores que hacen que la innovación tenga "un problema de relato". Quienes no tuvieron problemas para contar su historia fueron los tres emprendedores que buscan disrumpir la moda, el equipamiento deportivo y el gimnasio: Augusto Mustafá (Elepants), Valentina Sielecki (Rockcycle) y Sebastián Rosenfeld (Nairoby).

Para el final, el evento tuvo como invitados a dos expertos que hablaron sobre el tiempo y las habilidades. El primero fue el periodista y coautor de La fábrica del tiempo, Pablo M. Fernández, quien dio consejos para evitar la "reunionitis" y el tiempo perdido con los mails y el smartphone. Santiago Bilinkis, emprendedor y tecnólogo, incomodó al auditorio con su proyección sobre el futuro del empleo. Recomendó repensar la educación y pasar de aprender un 100% del tiempo durante el 20% de la vida a la relación inversa, un 20% del tiempo, un 100% de la vida.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas