Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Guerra de camisetas: un Mundial sin lugar para Corea del Centro

Entre Adidas y Nike vestirán a dos tercios de las selecciones que participarán en Rusia 2018; Puma quedó golpeada por la eliminación de Italia, su principal equipo

Miércoles 22 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Javier Gonzalez Burgos

27%

Mejora

Es la suba que logró renegociar la AFA en el contrato que la vincula con Adidas, hasta alcanzar los 23 millones de euros anuales

La grieta y las dificultades para adherir a una tercera posición están más vigentes que nunca en el negocio del patrocinio deportivo. El Mundial de Rusia 2018 muestra una fuerte polarización entre Adidas y Nike, que juntas vestirán a dos de cada tres selecciones clasificadas. Los grandes perdedores son las marcas más chicas, que, con Puma a la cabeza, se tienen que resignar a tener una participación menor en el certamen deportivo más importante del mundo.

Adidas se puede jactar nuevamente de ser la marca con mayor presencia en el fútbol. En Rusia, la empresa alemana estará vistiendo a una docena de equipos, incluyendo candidatos de peso, como Alemania y España, y a la Argentina de Leo Messi.

Las cifras de los contratos que desembolsa Adidas igualmente muestran grandes diferencias entre los equipos europeos y el resto. Alemania es la selección mejor paga del mundo, con un valor de 50 millones de euros anuales, mientras que España recibe un poco más de 40 millones de euros.

La Argentina, por su parte, después de una renegociación culminada hace un par de semanas, logró mejorar su contrato que vence con el Mundial de Qatar en 2022, y de los 18 millones de euros que estaba pagando Adidas se pasó a 23 millones anuales.

Apenas un escalón más abajo en cantidad de selecciones clasificadas se encuentra Nike, que logró el pasaporte de diez equipos incluyendo candidatos (y grandes vendedores de camisetas) como Brasil y Francia, y la marketinera Portugal de Cristiano Ronaldo. Francia es el contrato top para la marca norteamericana, con un valor de 42,6 millones de euros, superando a Inglaterra (34,5 millones) y Brasil (30,7 millones).

Para Nike, la ausencia más notoria será la de la selección de Estados Unidos, que más allá de sus últimos avances deportivos al menos en materia de venta de camisetas ya es una verdadera potencia mundial.

Pelea fraternal

Puma, el histórico tercero en discordia en esta guerra de las tres tiras y la pipa, esta vez tendrá una participación muy reducida. La marca fundada por Rudolf Dassler -el hermano de Adolf Dassler, el creador de Adidas- sufrió como los millones de italianos la eliminación de la escuadra azzurra frente a la selección sueca (patrocinada por Adidas).

Italia era la carta más fuerte (y también la más cara con un contrato de 18 millones de euros anuales) de Puma, que también se vio golpeada por la eliminación de algunas de sus apuestas africanas (una plaza históricamente muy fuerte para la marca alemana). De esta manera, su presencia en la próximo Copa del Mundo quedó limitada a tres equipos: Suiza, Uruguay y Senegal, y ninguno es cabeza de grupo.

"La verdad es que no hay grandes cambios con respecto a los últimos mundiales. Lo único es que esta vez Puma tuvo una suerte espantosa. Se le cayeron la nave insignia, que era Italia, y varios equipos africanos que eran su segunda opción, como Camerún, Costa de Marfil o Ghana. Por ese lado, hubo muchos imprevisto, pero después es más o menos lo de siempre, con una concentración del negocio", explica Eugenio Palópoli, director del blog especializado Arteysport.com y autor del libro La historia de las marcas deportivas.

El otro torneo

Detrás de Adidas, Nike y Puma se ubican media docena de marcas que visten a selecciones cuya máxima aspiración, a priori, es tener un papel decoroso y que en la mayoría de los casos se darán por satisfechas con sortear la primera rueda.

La lista incluye a la norteamericana New Balance, que desembarcó en el fútbol hace menos de tres años con el patrocinio del Liverpool de Inglaterra y en Rusia estará presente por partida doble con representantes de América Central: Costa Rica y Panamá.

Por su parte, Hummel -una marca nacida en Alemania, pero que hoy tiene su base de operaciones en territorio danés- vestirá a Dinamarca, y Uhlsport -otra marca germana que es muy fuerte en indumentaria y accesorios para arqueros- con Túnez, mientras que la italiana Erra debutará en un Mundial de la mano de Islandia.

A las puertas de la clasificación, además, quedó la española Joma, que llegó a disputar un repechaje de la mano de la selección de Honduras (finalmente eliminada por el mucho más poderoso tándem Australia/Nike).

En el caso de Umbro, a último momento la marca inglesa logró sumar su segundo clasificado. El primero había sido Serbia, que ingresó en forma directa sin necesidad de pasar por el repechaje. Más peleada fue la clasificación de Perú, que se convirtió en la última selección en conseguir el pasaporte para Rusia tras eliminar a Nueva Zelanda.

El contrato que unía a Perú con Umbro vencía junto con el final de la participación de su seleccionado en las eliminatorias y hace tres meses los dirigentes de la Federación Peruana de Fútbol habían anunciado la firma de un nuevo acuerdo con la compañía ecuatoriana Marathon Sports para vestir a su selección después del Mundial de Rusia.

Cuando se anunció el nuevo contrato -en agosto pasado-, eran pocos los que confiaban en una clasificación peruana a la Copa del Mundo, aunque finalmente el milagro se dio, con lo cual se activó una cláusula que extiende el vínculo con Umbro hasta el último partido que dispute el equipo dirigido por Ricardo Gareca en tierras rusas.

Mercado polarizado

Adidas

Argentina, Alemania, Colombia, México, Rusia, Suecia, España, Bélgica, Japón, Irán, Marruecos, Egipto

Nike

Brasil, Francia, Inglaterra, Polonia, Australia, Corea del Sur, Arabia Saudita, Portugal, Croacia, Nigeria

Otras marcas.

Uruguay, Suiza y Senegal (Puma); Costa Rica y Panamá (New Balance); Dinamarca (Hummel), Islandia (Erra), Túnez (Uhlsport), Serbia y Perú (Umbro).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas