Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuando el grupo de WhatsApp "de mamis y papis" despierta lo peor de las personas

Consuelo

SEGUIR

Martes 21 de noviembre de 2017 • 19:46
0
Foto: Shutterstock

Estimada Consuelo,

Leí hoy una nota sobre el bullying entre madres por un grupo de WhatsApp y sentí la necesidad de consultar por mi caso.

Somos de Buenos Aires y nos vinimos a vivir a un pueblito en Mendoza. Como en todos los colegios en nuestro caso también se creó un grupo de padres y madres, del curso de nuestra hija en la escuela pública. En el grupo realmente se hablan pocas cosas importantes, la venta de ropa por alguna madre, algún meme o video viral y sobre todo para avisar si se suspendían las clases por el viento Zonda o si la maestra faltaba. Este último tema fue cada vez más común y más seguido.

Casi todas las semanas la maestra faltaba un día, si no era por trámites, era por problemas de salud de su hijo, hasta incluso la maestra realizó un viaje de vacaciones a Brasil de 15 días en pleno ciclo lectivo. Porque estaba en su derecho de hacerlo, se trajo a una maestra suplente que también falto otros días.

El gran problema de esto no solo el atraso en el aprendizaje de los chicos; a nosotros que trabajamos los dos nos trajo un gran problema, ya que la falta de abuelos, tíos o alguien de confianza para dejar a nuestra hija (vivimos a 1200 km de nuestras familias) nos obliga a que alguno falte al trabajo. Por tal motivo nosotros y varios padres más realizamos nuestro descargo en el grupo privado de WhatsApp integrado solamente por madres o padres, proponiendo exigir que la escuela tenga una suplente para estos casos.

En él dimos nuestra opinión y descargamos nuestra frustración por todos los días de clases que pierden durante el año.

El lunes pasado se nos citó a todos los padres para la entrega de las libretas y para gran sorpresa con un proyector expusieron sobre el pizarrón los comentarios de cada padre en el grupo privado de WhatsApp. Resulta que algún padre o madre del grupo, realizó capturas de pantallas y se los envió a la directora. Esta desagradable situación vino acompañada por amenazas de la directora y de la maestra a los padres que nos quejamos, diciendo que nos podían denunciar, que podían controlar más rigurosamente cuantas veces faltaban nuestros hijos, etc.

¿Ahora bien mi consulta es, qué tengo que hacer? ¿Dejar pasar la situación hasta tanto se disuelva en el tiempo y esperar que esto no afecte a mi hija en los 12 años que tiene por delante en el colegio, es decir que no cumplan con sus amenazas de usar a los chicos para castigar a los padres? ¿Caer en el clásico "no te metas"? Pero no dejo de pensar que mi preocupación es por el futuro de mi hija y que es justa.

Sumo un detalle: la opción de llevar a mi hija a otra escuela, consiste en manejar 150 kilómetros diarios por ruta de montaña. Lo cual es peligroso, ya que bajaríamos de madrugada y en invierno la nieve o hielo en la calzada es normal.

¿Se aplica a este caso la ley 26.388 que resguarda la privacidad en todo tipo de comunicaciones por Internet? ¿Debo realizar una denuncia? Siento mucha bronca por la horrible situación vivida pero no sé si seguir adelante con nuestro reclamo o no.

Agradezco cualquier asesoramiento o recomendación que me pueda brindar, como el anonimato en caso de que considere la publicación del caso.

La saludo atte.-

El papá preocupado (36)

Querido papá:

Sé que no es ningún alivio, pero te comento que desde que publicamos esa consulta que vos leíste sobre las "mamis bullies" recibí varios mails relatando situaciones similares; la tuya se destaca, igual, ante todo por la participación de la escuela en el asunto. La decisión de proyectar las capturas de los padres, humillarlos y amenazarlos es inaudita. No soy abogada así que no estoy segura de qué puede hacer por vos la ley, pero no me extrañaría que pudieras armar un caso, como mínimo, de daños y perjuicios, especialmente siendo varios padres. Por lo que me contás, igual, no sé si es lo mejor: si realmente no tenés la opción de cambiar a tu hija de colegio no sé cómo va a ser la experiencia de sostener un juicio de varios años contra la escuela con tu hija ahí, especialmente porque, de acuerdo a tu relato, son gente sin ningún escrúpulo de humillar a nadie e incluso de castigar a los chicos porque sí.

Honestamente es una situación un poco sin salida: parece una comunidad educativa horrible por todas partes, por la actitud de la directora y los docentes y también la de los padres que tomaron la captura y la difundieron para armar gresca, porque obviamente esa difusión no podía tener ninguna otra finalidad. Ustedes tenían perfecto derecho a quejarse en privado y a demandar la presencia de una suplente, incluso si después la directora les explicaba que, por X razón, no corresponde (aunque en principio suena como una reclamo muy razonable). No hay nada nuevo bajo el sol: el mundo estuvo lleno siempre de gente tóxica con demasiada energía y tiempo y la tecnología solo le da nuevas herramientas.

Los únicos consejos que tengo para vos son estos: en primer lugar, hacé causa común con todos los padres que fueron humillados como vos. Armen un grupo de whatsapp separado, ayúdense entre ustedes y traten de sostener una comunidad sin el resto de los tóxicos. Mantené con los otros el mínimo contacto necesario. ¿Viste como en el trabajo, que una identifica rápido a los bichos y a la gente con la que se puede hablar? Pensalo de esa misma manera: tu comunidad no tienen por qué ser "todos": armala con la gente en la que podés confiar. En segundo lugar, no sé cuál es el tamaño y la situación en el pueblo, pero quizás sería bueno también que tu hija haga otra actividad, inglés, patín, ajedrez, lo que le guste, y que se arme un grupo de amigos paralelo (y ustedes una comunidad de padres paralela). Va a ser un alivio para todos, para ella (porque quién te dice que los bichos estos no les prohíben a sus chicos invitar a tu hija a los cumpleaños o alguna otra cosa así de venenosa) y también para vos y tu mujer, que van a poder compartir experiencias y ayudarse mutuamente con gente diferente. No sé si son "soluciones" pero se me ocurre que estas dos vías de acción pueden mejorar a la larga la situación de ustedes como padres en un lugar tan solitario y distante de sus familias y también la de tu hija.

Mucha suerte con eso. Fuerza y cariños,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar, como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas