Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empezó el juicio contra Los Monos y la fiscal solicitó penas de hasta 41 años

El pedido de mayor sentencia fue para Ramón "Monchi" Machuca, acusado como organizador de cuatro asesinatos; Guille Cantero podría recibir 21 años de prisión

Miércoles 22 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Con anteojos, Guille Cantero, junto a los otros jefes de Los Monos
Con anteojos, Guille Cantero, junto a los otros jefes de Los Monos. Foto: LA NACION / Marcelo Manera

ROSARIO.- En la primera jornada del juicio contra la banda de Los Monos, la fiscalía pidió elevadas penas para los líderes de la organización narcocriminal, que empezó a ser juzgada ayer por asociación ilícita y cinco homicidios.

En la audiencia, que se realizó bajo severas medidas de seguridad en el Centro Penal de Justicia, 25 miembros de la banda empezaron a ser juzgados. Trece de los acusados son efectivos de la Policía de Santa Fe. Es la segunda vez que los líderes de esta organización quedaron frente a un tribunal en el fuero provincial. En febrero de 2011 fueron sobreseídos por el crimen de Walter Cáceres, un chico de 14 años que murió en una emboscada que planeó la familia Cantero a la barra de Newell's.

El equipo de 19 abogados que tiene la organización, que cuenta con una extensa trayectoria y habilidad para encontrar las grietas del sistema judicial, buscará poner en el centro de la escena las controversias generadas por la conducta del juez de instrucción Juan Carlos Vienna, quien habría realizado viajes al extranjero con Luis Paz, padre del asesinado "el Fantasma".

Las sillas vacías donde se deben sentar los acusados de la banda de narcotraficantes Los Monos
Las sillas vacías donde se deben sentar los acusados de la banda de narcotraficantes Los Monos. Foto: LA NACION / Marcelo Manera

Durante la tarde, y tras dos interrupciones, la fiscal de Cámara María Laura Iribarren solicitó al tribunal la pena de 41 años de prisión para Ramón Machuca, alias "Monchi", uno de los máximos responsables de la banda, quien estuvo prófugo durante tres años.

A "Monchi" lo acusan de ser uno de los líderes de una asociación ilícita e instigador de cuatro crímenes, entre ellos, el asesinato de Lourdes Cantero, una chica de 14 años que murió de un disparo en el pecho cuando por orden de Machuca un sicario de la banda disparó contra una casa.

La funcionaria del Ministerio Público solicitó contra Máximo Ariel Cantero, alias "Guille", el hermanastro de "Monchi", una pena de 24 años de prisión, al acusarlo por cohecho y por el crimen de Diego Demarre, el dueño de un boliche donde fue asesinado el líder de Los Monos, Claudio Cantero, alias "Pájaro", el 26 de mayo de 2013. Miembros de la banda siguieron al otro día a Demarre por los pasillos de los tribunales de Rosario y lo asesinaron en la esquina de su casa, en la zona sur de Rosario, cuando circulaba en un vehículo.

cerrar

La funcionaria del Ministerio Público requirió también penas de 12 años para Leandro Vilches y 10 años para Emanuel Chamorro, quienes eran lugartenientes de los líderes de Los Monos. Y 10 años de prisión efectiva para Ariel Cantero, conocido como "el Viejo", quien fue detenido en un carro de cartonero el 22 de mayo 2015.

Iribarren pidió esas penas al considerar que los líderes de la banda conformaron una asociación ilícita para cometer delitos vinculados con el narcotráfico y homicidios. Además, se solicitó seis años de prisión para Lorena Verdún, la ex esposa de "Pájaro" Cantero -está imputada pero en libertad-, y se pidió una pena similar para Silvina Gorosito, pareja de "Monchi".

Este paso clave en el juicio que comenzó ayer se produjo tras una serie de complicaciones y demoras. Durante la mañana, los siete integrantes de la conducción de la banda se desnudaron en protesta por las condiciones de detención.

Vista del tribunal donde se lleva a cabo el juicio a la banda de Los Monos
Vista del tribunal donde se lleva a cabo el juicio a la banda de Los Monos. Foto: LA NACION / Marcelo Manera

Ganaron la pulseada y durante la tarde fueron trasladados a la cárcel de Piñero, que está a unos 25 kilómetros de Rosario. Está previsto que hoy se trate el habeas corpus que presentaron los acusados y se defina dónde quedarán finalmente detenidos.

Traslados riesgosos

Los funcionarios judiciales y del Ministerio de Seguridad planearon que los líderes de la banda permanezcan de lunes a jueves, mientras dure el juicio, en los calabozos del subsuelo del Centro Penal de Justicia. Pero los abogados de Los Monos plantearon objeciones y consideraron que se agravaban las condiciones de detención.

Según la evaluación que hicieron en la Justicia, los traslados representan un riesgo severo de seguridad, porque podría haber intentos de fuga o atentados, como el que ocurrió en marzo pasado en la autopista Rosario-Santa Fe cuando fueron emboscadas dos camionetas del Servicio Penitenciario que trasladaban a tres imputados por el crimen de Claudio Cantero.

Después del mediodía, cuando había empezado la primera audiencia, hubo otra interrupción por pedido del abogado Carlos Edwards, que recusó a dos integrantes del tribunal, Ismael Manfrín y María Isabel Más Varela. Fueron descartados los argumentos de Edwards, quien cuestionó a los jueces porque estos habían tenido acceso a la prueba presentada en la investigación del crimen de Claudio Cantero.

La banda de Los Monos en el Juicio
La banda de Los Monos en el Juicio. Foto: LA NACION / Marcelo Manera

Está previsto que 280 testigos darán sus testimonios en el Centro de Justicia Penal (CJP), un edificio nuevo que se utiliza en forma exclusiva para este juicio en medio de un despliegue de seguridad planificado desde hace varios meses entre la Justicia y el gobierno provincial. El operativo incluirá más de 100 efectivos dentro del edificio y otro centenar en las inmediaciones.

En esta primera etapa se realizarán 35 audiencias hasta el 28 de diciembre. En febrero próximo los magistrados empezarán a tratar los cinco homicidios.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas