Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se desnudaron para pedir que los cambien de cárcel y atrasar las audiencias

Miércoles 22 de noviembre de 2017
0
La banda de Los Monos en el Juicio
La banda de Los Monos en el Juicio. Foto: LA NACION / Marcelo Manera

ROSARIO.- La demora fue extensa y el murmullo en la sala de audiencias comenzó a hacerse cada vez más notable. Los líderes de la banda de Los Monos decidieron protestar por los cambios de las condiciones de detención y lo hicieron de manera extravagante: se desnudaron para evitar que comenzara el juicio contra 25 integrantes de la organización narcocriminal.

Encabezados por Ramón Machuca y Máximo Ariel Cantero, alias "Guille", el reclamo de Los Monos surtió efecto. Los integrantes del tribunales decidieron que los siete líderes de la banda no dormirán en los calabozos del subsuelo del Centro Penal de Justicia, sino que serán trasladados cada día a la cárcel de Piñero, su lugar de detención.

La protesta se originó porque la Justicia y el Ministerio de Seguridad provincial habían definido que los siete líderes de la banda, considerados presos de alto riesgo, durmiesen de lunes a jueves en los calabozos que están en el subsuelo del edificio. Y que los viernes fuesen trasladados al penal de Pérez.

Según la evaluación que hicieron desde la Justicia, los traslados son riesgosos, porque podría haber intentos de fuga o atentados, como el que ocurrió en marzo pasado en la autopista Rosario-Santa Fe cuando fueron emboscadas dos camionetas del Servicio Penitenciario que trasladaban a tres imputados por el homicidio de Claudio Cantero, alias "Pájaro".

cerrar

La medida de protesta la encabezaron Ariel Máximo Cantero, alias "Guille"; Ramón Machuca, alias "Monchi"; Máximo Ariel Cantero, alias "el Viejo", Mariano Salomón, Emanuel Chamorro y Leandro Vilches, entre otros.

Los cuestionamientos de los abogados defensores continuaron: recusaron a dos de los jueces porque ya integraron el tribunal del crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, con hechos y pruebas vinculadas. La fiscal María Eugenia Iribarren consideró parte de la "estrategia de defensa" de los abogados de los integrantes de Los Monos "los múltiples planteos para dilatar el inicio del juicio".

"Como primer planteo la defensa recusó al tribunal, es una situación que podíamos prever o anticipar", dijo Iribarren, quien consideró que "la recusación era maliciosa". El tribunal descartó el planteo.

Uno de los blancos elegidos por la defensa en el juicio será el juez de instrucción Juan Carlos Vienna, quien llevó adelante el inicio de la investigación. Argumentarán que el magistrado fue parcial, que persiguió al clan Cantero siguiendo intereses personales y que violentó las reglas básicas de una investigación judicial.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas