Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Matanza: lo mataron de un tiro en la cabeza cuando volvía a su casa después de correr

El crimen ocurrió anoche en Ramos Mejía, en La Matanza; la víctima tenía 55 años y era dueño de una joyería; la principal hipótesis es que se trató de un homicidio en ocasión de robo

Miércoles 22 de noviembre de 2017 • 11:13
0

Ya había terminado con su rutina de running y decidió volver a su casa, en Ramos Mejía, en La Matanza. Pero Rubén Dufour nunca llegó a su hogar para cenar en familia. Eran cerca de las 22 cuando fue asesinado de un balazo en la cabeza.

En un principio, detectives de la policía bonaerense sospecharon que el móvil del crimen había sido un ajuste de cuentas, pero la Justicia de La Matanza investiga el hecho como un homicidio en ocasión de robo.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. El asesinato es investigado por el fiscal Jorge Yametti, integrante de la Unidad Fiscal Tématica de Homicidios Dolosos de La Matanza.

La víctima tenía 55 años y era dueño de una joyería en Ramos Mejía, en La Matanza. Fue interceptada por al menos tres delincuentes cuando estacionaba su camioneta Jeep a pocos metros de su casa, situado en Maipú al 900. Había hecho running en la plaza de Haedo

"Investigamos un homicidio en ocasión de robo. Quizá se resistió a que los ladrones entre en su casa", afirmó un detective judicial mientras esperaba el análisis de las cámaras de seguridad de la zona. El disparo mortal fue hecho con un arma de grueso calibre.

El Yametti espera el resultado de la autopsia para tener más detalles sobre el homicidio.

La primera hipótesis que se evaluó fue que el homicidio había ocurrido después de una discusión o ajuste de cuentas y se pensó que la víctima conocía a sus agresores. "Un vecino fue testigo de los momentos previos al disparo y contó que pasó por donde hablaba Dufour con un hombre, que estaba acompañado por otros dos y en ningún momento observó que los estuviesen amenazando con un arma", sostuvo una fuente policial.

El mismo informante sostuvo que otro vecino observó la secuencia de cómo escaparon los tres sospechosos en un Peugeot 307 gris. "El vehículo utilizado para huir de la escena del crimen estaba estacionado a pocos metros de la camioneta de la víctima y cerrado con alarma. Generalmente cuando los delincuentes se bajan para robar, un cómplice se queda en el volante con el auto en marcha para escapar sin perder tiempo", agregó la fuente policial consultada.

Poco después se supo que el Peugeot 307 gris fue robado pocos minutos antes a 15 cuadras de la escena del homicidio, en General Alvarado al 200. La víctima del asalto se presentó en la comisaría de Ramos Mejía para hacer la denuncia y relató que los autores del hecho eran tres delincuentes que circulaban en un VW Gol gris.

Informe Gabriel Di Nicola

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas