Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Knauf

Contaminación sonora: qué es el confort acústico

A medida que los espacios urbanos crecen, también aumenta el nivel de ruido del medio ambiente y con esto, las exigencias acústicas para la construcción de los espacios interiores

Viernes 24 de noviembre de 2017 • 18:15

Mientras que cada vez es más difícil lograr momentos de tranquilidad y ser libres de los ruidos molestos, estos parecen perseguirnos tanto dentro como fuera de nuestros hogares. Ya sea por vivir sobre una calle de mucho tránsito y gran movimiento peatonal como por las clásicas situaciones que conllevan la convivencia con nuestros vecinos.

Lo cierto es que son todos estos los factores que no solo influyen a la hora de pensar nuestra calidad de vida sino también los que determinan qué tipo de aislamiento acústico necesitamos. Desafío que se suma a las nuevas tendencias diseño interior que proponen amplias vidriadas, mobiliario minimalista, materiales duros y pisos de madera con cámara de aire, materiales que también afectan nuestro confort acústico.

Cuáles son las claves para lograr confort acústico

Siguiendo la recomendación de la Organización Mundial de la Salud una vivienda no debería superar los 65 decibeles ya que, cerca de los 80 o más, el ruido se convierte en una verdadera amenaza nuestra salud.

Es por esto que, para lograr el confort acústico y evitar este tipo de problemas, la planificación es fundamental. Y, como explica Alfredo Lugrín, Gerente Técnico en Argentina de la empresa alemana de construcción en seco Knauf , revistiendo los muros exteriores perimetrales desde su interior con los sistemas de placa de yeso y material aislante, se pueden lograr grandes mejoras en el rendimiento acústico.

Mientras que el objetivo de la absorción acústica es bajar los tiempos de reverberación y eliminar el bullicio, es fundamental conocer:

Uso del espacio: si bien existen distintas soluciones de acondicionamiento acústico, es fundamental conocer si el espacio va a ser utilizado como auditorio, sala de máquinas, oficinas de planta abierta o restaurant. Cada uno de estos ambientes tiene características especiales que requieren absorber algunos sonidos, potenciar otros o rebotar otros más.

Quiénes serán sus habitantes: siguiendo el mismo tipo de lógica que en el punto anterior, además de la utilidad del espacio es importante saber quiénes serán las personas que hagan uso del mismo: un grupo de niños o de adultos, una familia numerosa o una pareja; cada uno de estos grupos significarán volúmenes diferentes y también distintas necesidades.

Es decir que, lograr un buen confort acústico es el resultado de un proceso en el que se determina el propósito acústico del espacio, se integra el diseño acústico a la arquitectura general y se seleccionan materiales y elementos diseñados específicamente para lograr un mejor resultado.

Materiales innovadores

Los sistemas de construcción en seco ofrecen una gran variedad de posibilidades para controlar esa reverberación y configurar un espacio acorde a las necesidades acústicas de cada ambiente.

Por ejemplo, las placas Knauf acústicas perforadas que se encargan de absorber las reverberaciones del sonido de una manera muy efectiva. Estas placas Cleaneo Akustik son fruto de años de investigación y se diferencian de otros materiales por ofrecer amplias opciones de diseño, con soluciones funcionales y estéticas y aplicaciones variadas: en restaurantes, por ejemplo, además de lograr un gran rendimiento acústico absorbiendo el ruido ambiente, alcanzan notables resultados estéticos acompañando los diseños más innovadores. Pero también resultan de gran utilidad a la hora de pensar un cuarto dedicado al esparcimiento y con tecnología como el home theater, en donde van a existir mayores exigencias acústicas, tanto hacia adentro (optimizando la reverberación para que pueda experimentarse el sonido en toda su dimensión) y hacia afuera (para que los vecinos puedan disfrutar de su propia película sin que la nuestra interfiera).

Las aplicaciones estéticas de los sistemas Knauf, sumadas a su gran capacidad funcional en el tratamiento acústico, significan un salto en la arquitectura moderna, y pueden encontrar aplicación en pequeños proyectos de vivienda o en grandes obras comerciales, por lo que resultan muy recomendables para un tratamiento acústico completo de los ambientes interiores.

Te puede interesar