Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Apareció ejecutado en Santa Fe un miembro del PCC brasileño

Maciel Wagner integraba el peligroso Primer Comando Capital y buscaba hacer inversiones inmobiliarias en Rosario

Jueves 23 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

ROSARIO.- El cuerpo apareció flotando en el río Paraná, a la altura de Granadero Baigorria, ciudad vecina a Rosario , envuelto en una sábana, como si fuera una mortaja, y en el cráneo tenía rastros de haber muerto de un disparo. Su nombre era Maciel Amantino Wagner, un brasileño de 45 años que estaba prófugo desde 2014 en Ciudad del Este, Paraguay, y que había sido un miembro importante de la organización brasileña Primer Comando Capital (PCC).

Durante las últimas horas, según informaron a LA NACION desde la fiscalía de Rosario, familiares de Wagner arribaron a esta ciudad desde Paraguay para reconocer el cuerpo. Llamó la atención a los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación cómo se enteraron de que era Wagner quien había aparecido el 7 de noviembre pasado muerto, con un disparo en la cabeza, flotando en el río Paraná.

Se estima que el crimen se produjo entre la 1 y las 3 del 7 de noviembre, en las inmediaciones de una guardería náutica en Granadero Baigorria.

Los parientes del hombre asesinado dijeron que Wagner había arribado hacía pocos días a Rosario para realizar inversiones inmobiliarias. No hay pistas certeras sobre quién asesinó al miembro del Primer Comando Capital. Pero su muerte despertó alertas. ¿Qué hacía en Rosario un prófugo vinculado a una de las organizaciones narcocriminales más importantes de América del Sur?

En agosto de 2014, la policía paraguaya difundió fotos y un listado de diez nombres de miembros del PCC que habían financiado y planeado un robo espectacular a la bóveda de la empresa Prosegur en Ciudad del Este.

Wagner, conocido como Juninho, junto a otros integrantes de la organización que nació en San Pablo en 1993 en la prisión de Piranhao, en San Pablo, planificó el robo a través de un túnel de más de 350 metros, desde la casa de un abogado, que terminaba en la bóveda de Prosegur, donde estaban guardados en ese momento US$ 100.000.000.

El líder de este grupo era José Francisco da Silva, quien alquiló la casa donde se inició el túnel el 12 de noviembre del 2013. Los diez miembros del grupo nunca fueron atrapados, aunque la policía paraguaya descubrió el plan para ingresar en la empresa a través del túnel que construyeron durante más de ocho meses.

El golpe a Prosegur en 2014 terminó en un fracaso. Pero en abril pasado un comando del PCC logró concretarlo en un asalto fulminante a la sede de la empresa en Ciudad del Este, donde tras un espectacular ataque con explosivos y armas largas los ladrones lograron llevarse unos US$ 8.000.000.

Un financista detenido

En junio pasado, efectivos de Gendarmería Nacional detuvieron en Ituzaingó, Corrientes, a Néstor Palma, de 43 años, acusado de ser uno de los financistas del PCC, organización narcocriminal que en abril pasado se atribuyó el ataque a la empresa de caudales Prosegur de Ciudad del Este.

El operativo en el que apresaron a Palma fue concretado por efectivos de los escuadrones 47 y 50 de la Gendarmería Nacional, tras un trabajo de inteligencia de las unidades que operan en Misiones y Corrientes.

Palma está imputado en una causa por la justicia nacional de Paraguay, acusado de haber asesinado a un efectivo de la Policía Nacional de ese país, y también es señalado como responsable de la planificación del asalto en el que unos 30 hombres atacaron con explosivos la entidad financiera internacional de la ciudad fronteriza del norte paraguayo.

El financista estaba alojado en una hostería de Ituzaingó. Llegó a la Argentina desde mediados de abril pasado cuando ingresó en forma clandestina para viajar a la provincia de Buenos Aires.

Durante las primeras semanas de mayo, Palma habría estado en Buenos Aires, donde los grupos de inteligencia de la Gendarmería lo detectaron, pero aguardaron a que se presentaran las condiciones propicias para atraparlo.

Durante los últimos días de mayo circuló la información de que había salido de territorio bonaerense con destino a Corrientes, con la clara intención de permanecer en una zona poco poblada, para planificar su vuelta a tierra paraguaya. En esos días todas las fuerzas de seguridad desplegadas en ese lugar fueron alertadas de la presencia del sospechoso financista del PCC, por lo que se intensificaron los controles en las vías de tránsito terrestre.

En Corrientes y Misiones, provincias fronterizas con Paraguay y Brasil, aparecen desde hace un tiempo lo que los investigadores llaman "lobos solitarios" ligados al PCC y a otra organización brasileña de peso como es el Comando Vermelho.

Las rutas por las que se mueven son la 12, que va desde Corrientes hasta Puerto Iguazú, y la 11, que llega hasta el límite con Paraguay, y la 86, que llega bordeando el límite con Paraguay hasta el norte argentino. Por allí, según las fuentes, se traslada cocaína que tiene como destino Brasil.

En esta nota:
Te puede interesar