Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mejorar la competitividad en gas y en petróleo e invertir en renovables, claves para el sector energético

Referentes de la industria en general y del petróleo hablaron de la perspectiva que tienen de sus sectores y del impacto que tendrán las reformas planteadas por el Gobierno

Jueves 23 de noviembre de 2017 • 13:23
SEGUIR
LA NACION
0
En el summit de Competitividad organizado por LA NACION se analizó la situación del sector energético.
En el summit de Competitividad organizado por LA NACION se analizó la situación del sector energético.. Foto: Fabián Malavolta

Vaca Muerta es un recurso de hidrocarburos no convencionales a nivel internacional, aunque el país aún debe trabajar en factores vinculados con la competitividad para lograr su pleno desarrollo. Así lo plantearon el presidente de Shell, Teófilo Lacroze, y el presidente de Tecpetrol, Carlos Ormachea, durante su exposición en el summit de Competitividad organizado por LA NACION, en un panel compartido por Hugo Eurnekian, presidente de CGC, y Javier Madanes Quintanilla, presidente del grupo Fate-Aluar.

"Para nosotros, la Argentina y el segmento de no convencionales es uno de los tres focos de inversión en el mundo. Vaca Muerta es importante para cualquiera que quiera estar en no convencional. No tiene nada que envidiarle a Canadá y Estados Unidos y podemos ser tan competitivos como ellos", afirmó Lacroze, aunque advirtió: "Nos queda un largo camino para hacer una reducción de costos y eso es la curva de aprendizaje".

En cuanto a la competitividad del precio del gas, el presidente de Shell dijo que hay que mirarlo a nivel regional: "El gas es un commodity regional. No es como el petróleo que se puede transportar fácilmente. Es más caro transportar. El precio del gas no va a ser el mismo al de Estados Unidos. Ahí hay que mirar la dinámica regional".

Foto: Archivo

Ormachea, en cambio, dijo que hay que apostar a ser competitivo a nivel global. "Coincido con Teófilo en que la primera región es América Latina, pero si miro más allá no sé por qué no podríamos ser un competidor internacional y ahí la dimensión del proyecto puede ser otra y el impacto para la Argentina otro. Ese debiera ser el norte como estrategia y objetivo. Todos los consumidores se van a beneficiar si aumenta la competitividad de Vaca Muerta", explicó el líder de Tecpetrol.

Consultado por la situación en la provincia de Santa Cruz, Hugo Eurnekian dijo que la actividad allí está asociada a la inversión. "Venía cayendo y eso causaba conflictos. Ahora levantó la inversión y la actividad y eso mejora el diálogo con los sindicatos y estamos hablando de bajar costos. Sin inversión no hay norte. Desde que somos operadores en 2015, cuando le compramos a Petrobras la operación, no tenemos cortes de producción. E incluso este año hicimos un acuerdo laboral en gas no convencional parecido al de Vaca Muerta", detalló.

Por su parte, Madanes Quintanilla, de Fate-Aluar, analizó la dinámica en el segmento de los recursos renovables y su apuesta por la energía eólica. "Hemos invertido US$ 300 millones. El mundo está cambiando y en dos décadas vamos a ver un mundo diferente al que nos ha tocado vivir. Vamos a la cuasi desaparición del motor de combustión interna y algo que empieza a darse en muchos sectores de la actividad económica es el labeling. Los consumidores van a leer las etiquetas de las heladeras para saber el nivel de calificación de amigabilidad con el entorno de lo que consumen".

Por último, consultados por la reforma tributaria que impulsa el Gobierno, Lacroze y Ormachea hablaron de incluir el tema de la "amortización acelerada" ya que ellos invierten miles de millones en el corto y mediano plazo y los retornos tardan 35 años. En tanto, Madanes Quintanilla se mostró más crítico y consideró que en el inicio va a haber "sobre costos" que, con el tiempo, se revertirían.

La oportunidad de Vaca Muerta

Diego García, de la consultora Bain & Company, indicó que el desarrollo de recursos no convencionales en Estados Unidos no sólo logró bajar el precio del gas, sino que le permitió al país norteamericano pasar de importar el 20% de gas a ser un exportador.

"A todos nos gustaría que la Argentina sea parecida. Hay que bajar los costos en función de la experiencia, que los pozos sean cada vez más productivos. Vaca Muerta tiene recursos de gas y petróleo comparables con las mejores cuencas de Estados Unidos", dijo.

Y luego señaló los desafíos que tiene la industria: "Hay un marco regulatorio social que necesita probar esa confiabilidad y previsibilidad en los inversores. Además, como en todos los sectores, hay que mejorar la productividad de la mano de obra".

Luego siguió: "Necesitamos sacar las reservas a un menor costo y mejorar la infraestructura para que lleguen mucho mejor los productos al mercado. En la cadena de abastecimiento, los equipos de perforación son entre un 60 y 70% más caros que en Estados Unidos, y los equipos de fractura cuestan el doble de lo que se paga en suelo estadounidense".

"El costo del pozo en la Argentina es entre US$ 8 y 12 millones, mientras que en Estados Unidos está entre US$ 4,5 y 5 millones", concluyó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas