Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Celulitis más allá de las piernas: cómo tratarla

De las piernas a la panza, ahí solemos encontrar celulitis; pero muchas personas también la tienen en brazos y rodillas, areas que se pueden tratar con buenos resultados

Jueves 23 de noviembre de 2017 • 12:55
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Estamos a tiempo antes del verano para tratar los pozos incómodos en el cuerpo
Estamos a tiempo antes del verano para tratar los pozos incómodos en el cuerpo. Foto: Shutterstock

Cuando hablamos de vernos bien, la celulitis es quizás el tema de conversación y de queja más recurrente entre las mujeres de todo el mundo. Es prácticamente imposible que no suceda porque no discrimina peso, raza, condiciones sociales ni credos religiosos o políticos. La celulitis, esa retención hídrica que nos acosa a todas las mujeres (y a algunos hombres también), es sinónimo de malestar. De todas maneras, hoy ya resulta un mal menor porque hay múltiples formas de tratarla y mejorarla y hasta de hacerla desaparecer. Entonces, todo depende de uno y de elegir la alimentación, el ejercicio y el tratamiento adecuado para estar mejor.

Ahora, prácticamente nadie habla de esos pocitos que aparecen en los brazos o sobre las rodillas. Entonces, y para ayudar a resolver estas zonas también, hablamos con el Dr. Ricardo Lingua, de Clínica Estética Dr. Lingua y la Dra. Daniela Sánchez, de Bioesthetics Health & Beauty Club. Ellos nos explicaron de qué se trata y cómo se trata este tipo particular de celulitis.

Este tipo de celulitis es más habitual de lo que creemos.

Ambos profesionales nos confirmaron que es más frecuente de lo que se cree y que además, son zonas difíciles de tratar, ya que exigen también abordar problemáticas como la de la flacidez.

Por su parte el Dr. Lingua nos aclaró que en los brazos generalmente aparece a partir de la perimenopausia, al igual que en la parte superior y cara interna de las rodillas. Esto es así porque tiene directamente que ver con los estrógenos que son las hormonas sexuales femeninas. Este es el motivo por el cual las mujeres tienen muchas más posibilidades de tener celulitis que los hombres. Con lo cual, siempre que haya cambios hormonales importantes en la mujer, la celulitis se agrava.

Cómo tratarla

La Dra. Sánchez sostiene que en todos los casos se obtienen importantes mejoras y en algunos pacientes se llega a eliminar por completo la problemática. Siempre es importante tomar en cuenta el punto de partida y la evaluación final, registrando en fotografías para tener una visión objetiva de los resultados obtenidos, así también como para plantear un mantenimiento a futuro.

En Bioesthetics Health & Beauty Club proponen un tratamiento integral que comprende tecnologías como Velashape III ($ 7500 la sesión) y Venus Legacy ($ 2900 la sesión), potenciando los resultados con Mesoterapia premium Filorga ($ 5200 la sesión).

Por su parte, el Dr. Lingua nos explica que la celulitis es una enfermedad crónica del tejido conectivo, que se produce por una disfunción del drenaje linfático. Hoy se puede tratar y se mejorar mucho tanto la adiposidad localizada como el aspecto de la piel. No se combate definitivamente, pero se puede eliminar incluso, por años.

Él recomienda un plan boutique que se adecúe a cada paciente y que comprenda bajar el consumo de hidratos, actividad física aeróbica con continuidad de cuatro veces por semana, drenaje linfático manual y mesoterapia (entre $ 700 y $ 900 la sesión) con elementos que mejoren el drenaje linfático y el tejido conectivo. El Dr. aclara que está comprobado que las botas rompen vasos linfáticos y sanguíneos pequeños, con lo cual se vuelven contraproducentes en el largo plazo (atención a este dato).

¿Estamos a tiempo de hacer un tratamiento antes del verano?

La respuesta es sí. Porque en general, los tratamientos duran aproximadamente dos meses y los cambios son bastante notorios desde el comienzo. Si el grado de celulitis es bajo, mejor aún. La Dra. Sánchez sostiene que el protocolo mínimo es de ocho sesiones de cada tecnología y cinco de mesoterapia, esto comprende un lapso de dos meses. Confirma además, que la piel continúa mejorando incluso meses después de haber finalizado el tratamiento, pero aun así recomiendan un plan de mantenimiento con sesiones mucho más espaciadas.

En este sentido el Dr. Lingua nos dice que solo en casos de celulitis muy acentuada, l tratamiento dura cuatro meses. Sino, siempre es más corto y depende de cada paciente. Propone un tratamiento de mesoterapia, drenaje linfático y radiofrecuencia, con sesiones semanales. Cumplido el tratamiento indicado, llega un período de descanso y luego una etapa de mantenimiento mensual. Si se lleva una vida activa y una alimentación saludable, los resultados pueden durar incluso años. Aquí vuelve a poner énfasis en la realidad de cada persona y en cómo esa persona se cuide.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas