Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un símbolo de paz: la intimidad de un encuentro muy especial

En un gesto que invita a la reflexión y combate la violencia, los capitanes y técnicos de Racing e Independiente brindaron un mensaje de respeto y tolerancia; mañana jugarán en el Cilindro

Viernes 24 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
López y Tagliafico compartieron un rato con un mensaje: "Somos rivales, no enemigos"
López y Tagliafico compartieron un rato con un mensaje: "Somos rivales, no enemigos". Foto: Prensa Racing

Es un gesto. Un símbolo noble, que invita a la tolerancia, el respeto y la amistad. El fútbol es un juego. Sin embargo, en una sociedad tapizada con retazos de violencia, el campo de juego y sus derivados se convirtieron en una tierra fértil para la sinrazón. Un mensaje, un símbolo de paz: todo es imprescindible cuando el contexto negativo supera los límites. La organización de la Superliga y las autoridades de Racing e Independiente , entonces, se pusieron de acuerdo. Había que decir algo. Así, surgió el encuentro entre Lisandro López y Nicolás Tagliafico , capitanes de cada cuadra de Avellaneda, vestidos con sus colores, divertidos, en una producción fotográfica en el Cilindro, el escenario del clásico previsto para mañana, a las 21.30, por el torneo. Al mismo tiempo, una charla con los medios de los entrenadores, Diego Cocca y Ariel Holan , en un hotel céntrico, con la premisa del acuerdo, lejos del odio.

"Somos rivales, no enemigos", fue una frase que se intensificó en las redes sociales. Son otros tiempos: exclusivos para hinchas locales, pero siempre hay pequeñas historias que suelen hacerse notar del peor modo. "Por la violencia no se puede jugar el partido con ambas hinchadas y es raro", comentó Tagliafico. "Con el tiempo lo naturalizamos, pero es difícil aceptarlo. Sería linda la vuelta del público visitante", aclaró López. "Esperamos que estos encuentros sirvan para aportar a la calma. Dentro de la cancha tratamos de llevar paz hacia afuera, la idea siempre es esa. Tiene que ser un deporte y no una guerra", agregó el defensor. "La idea es contribuir para que el fútbol sea una fiesta. Estuvo bueno que Nico viniera, ojalá que lo podamos disfrutar todos", completó el delantero.

¿Cómo lo vivieron en la intimidad de la Academia y en el búnker de los Rojos? ¿Qué se supo del detrás de escena? Los técnicos también fueron parte, apenas a unos kilómetros de distancia. Luego del entrenamiento Holan almorzó con el cuerpo técnico y se subió a su auto para ir al hotel Continental, ubicado en el microcentro porteño. Estaba entusiasmado con la idea de compartir una conferencia junto con Cocca. Fue Juan José Morales, su jefe de medios, quien en su momento le acercó la propuesta: el DT de Independiente no dudó ni un segundo. "Arreglá el horario y vamos, creo que puede ser una buena experiencia", le había dicho.

El primero de los entrenadores en llegar al hotel fue Holan. De hecho la conferencia se retrasó algunos minutos porque Cocca, que se había reunido con Víctor Blanco, llegó un poco más tarde. Antes de salir a la sala, Holan y Cocca charlaron durante casi cinco minutos, alejados de los micrófonos. La conversación fluyó sobre cuestiones amistosas.

Licha López hace un tiempo largo que no brinda entrevistas, pero se comprometió desde el primer momento con esta idea. De hecho, fue uno de los organizadores, una suerte de anfitrión. La producción se inició en el vestuario de Racing, en donde se cambió Tagliafico, lo que también fue un símbolo para copiar.

Hubo bromas, simpatía. Salieron por la puerta 12 del estadio, pero López no lo dejó ir solo: lo acompañó hasta el automóvil. Los encargados de prensa fueron fundamentales en la acción, pero es evidente que la sintonía entre Víctor Blanco, el presidente de Racing, y Hugo Moyano, el mandatario de Independiente, resultó otra de las razones del éxito. La literatura, además, escribió su propio prólogo. En las últimas horas, se presentaron dos libros, con una tónica similar: la pasión del club y los tormentos de una etapa histórica. Lo positivo es que reunió a simpatizantes de las dos veredas: el punto en común fueron Los Desaparecidos de Racing, un trabajo de Julián Scher y El Partido Rojo, de Claudio Gómez. El sentimiento, a veces, no tiene barreras.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas