Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo fue el primer trasplante de piel a un paciente con quemaduras en el 95% de su cuerpo

Franck no tenía casi posibilidades de sobrevivir después de un accidente en el trabajo que lo dejó quemado integral. Pero una casualidad le salvó la vida: tener un hermano gemelo.

Viernes 24 de noviembre de 2017 • 11:09
0
Maurice Mimounel, a cargo de la operación; Franck, el paciente y su hermano gemelo Eric, el donante). (Foto: Hospital Saint-Loius AP-HP )
Maurice Mimounel, a cargo de la operación; Franck, el paciente y su hermano gemelo Eric, el donante). (Foto: Hospital Saint-Loius AP-HP ). Foto: LA NACION

Franck solo tenía un 1% de posibilidades de sobrevivir cuando hace poco más de un año tuvo un accidente en la planta química en la que trabajaba.

"Me transformé en una antorcha humana de los pies a la cabeza", declaró este francés de 33 años al diario Le Parisien.

Algo más de un año después lleva una vida normal. Los médicos que lo trataron esperaron hasta este jueves para contar la historia de este pequeño milagro para asegurarse de que la recuperación del paciente era plenamente satisfactoria.

Franck sufrió quemaduras integrales en todo el cuerpo y entró en coma artificial.

Cuatro meses después pudo salir del hospital Saint-Louis de París (Francia) donde se llevó a cabo la operación para hacerle un trasplante de piel en el 95% de su cuerpo quemado.

El salvavidas

Maurice Mimoun, el médico al frente de la operación y experto en cirugía plástica y reconstructiva asegura que es la primera vez en el mundo que se consigue un trasplante prácticamente integral.

El milagro de Franck se llama Eric, su hermano gemelo. Eric dijo desde un primer momento que quería hacer todo lo posible para salvar a su hermano y no mostró reparos en donar su piel.

"Un quemado integral muere porque su piel se convierte en veneno. Pero cuando supe que Franck tenía un gemelo monocigótico, el cielo se aclaró: su genética es idéntica, es como si fuera su propia piel", dijo el doctor a France Info.

Los quemados integrales tienen muy pocas posibilidades de vivir porque su piel se envenena con toxinas. (Foto: Maurice Mimoun Hospital Saint-Loius AP-HP).
Los quemados integrales tienen muy pocas posibilidades de vivir porque su piel se envenena con toxinas. (Foto: Maurice Mimoun Hospital Saint-Loius AP-HP).. Foto: LA NACION

La operación

Efectivamente, tener un hermano gemelo fue el salvavidas de Franck. Al compartir el mismo ADN, se reducen mucho las posibilidades de rechazo, uno de los principales riesgos en un trasplante.

Pese a todo, la operación no fue fácil. Fueron tres cirugías en la que los hermanos se operaron al mismo tiempo con dos equipos de cirujanos y anestesistas. De esta forma podían lograr un trasplante casi inmediato.

El 45% de la piel obtenida se estiró en una máquina para conseguir "como una media de red" que luego se colocó en el cuerpo del quemado, explicó el cirujano Maurice Mimoun. "Las pequeñas heridas entre cada malla se curan en diez días y la cicatrización es mucho más rápida", dijo el doctor.

A Eric le extrajeron piel de sus pantorrillas, del cuero cabelludo y de la espalda. Todo hasta poder cubrir el 50% de las quemaduras del cuerpo de su hermano. Tendrá cicatrices para toda la vida.

Durante la operación extrayeron finas capas de piel con las que después formaban una especie de media de red para cicatrizar mejor. (Foto: Hospital Saint-Loius AP-HP)
Durante la operación extrayeron finas capas de piel con las que después formaban una especie de media de red para cicatrizar mejor. (Foto: Hospital Saint-Loius AP-HP). Foto: LA NACION

Franck se sometió a más operaciones, una docena en total para poder ponerle los injertos y extirparle la piel quemada, tóxica para el cuerpo.

La rapidez fue también un factor importante. "La disposición del hermano gemelo a donar su piel permitió actuar rápido y eso facilitó una mejor recuperación", asegura el profesor Mathieu Legrand, a cargo del equipo de anestesistas.

Franck puede llevar una vida normal, informó el hospital parisino.

Aunque se trate de un caso excepcional, el equipo médico espera que allane el camino para terapias innovadoras y se fomente el desarrollo de una piel universal para las víctimas de quemaduras.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas