Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tips básicos para empezar a meditar

Nunca es tarde para empezar, y este fin de semana hay una oportunidad única; algunos consejos antes de lanzarse

Viernes 24 de noviembre de 2017 • 14:13
0

La reducción del estrés, el alivio de los síntomas de ansiedad y depresión son algunas de las ventajas de tomarse unos minutos al día para meditar. Cerrar los ojos y concentrarse en revisar nuestra mente parece fácil, pero durante los primeros segundos ya descubrimos que no es una actividad que se aprenda de una sola vez.

Este domingo en Vicente López (Urquiza y el río), a metros de la capital, miles de personas se van a reunir para meditar juntas a las 19:00. La jornada tendrá también charlas temáticas, clases de yoga y otras actividades, todas gratuitas. Algunos lo harán por primera vez, siguiendo consejos como los que aparecen a continuación.

cerrar

Consejos para meterse en el midnfulness

Si bien lo que dicen los expertos es que conviene aprender de alguien que sepa, la actividad se puede probar en casa una mañana, para ver cómo nos sentimos y qué nos aporta la experiencia.

"Es ideal hacerlo con el estómago vacío y si se puede, hacer algunos estiramientos antes de empezar", dice Claudia Arellano, instructura de El Arte de Vivir.

El lugar tiene que ser tranquilo, cómodo y lo más silencioso posible. "Está bueno que entre aire natural", agrega el instructor Nicolás Cuño.

La posición debe ser sentarse con la espalda derecha.

Una manera de empezar es cerrar los ojos y llevar la atención a las piernas, luego a los brazos, luego a las piernas, después a la cabeza y al cuello. Después se puede seguir con 2 minutos de respiraciones largas y profundas. Más 5 otros minutos prestando atención a la respiración.

Otra forma es inhalar contando hasta 4 mentalmente, reteniendo el mismo tiempo, exhalando contando a 6 y dejando los pulmones vacíos 2 tiempos. Eso 10 veces. Después de eso, proyectar en el entrecejo el sonido "om", haciendo vibrar la cabeza para detener de a poco los pensamientos.

Un consejo importante es que cuando aparecen los pensamientos, hay que tomarlos y dejarlos pasar, no juzgarlos ni sacar conclusiones de ellos. Cuando la práctica se amplía y se llega a 10 minutos, se nota como la mente se tranquiliza y los pensamientos aparecen cada vez menos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas