Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Masacre en Virrey del Pino: los asesinaron de treinta disparos

Debido a que no les robaron nada, sospechan que el móvil del doble homicidio fue un ajuste de cuentas por drogas

Sábado 25 de noviembre de 2017

La Justicia y la policía investigan los asesinatos de dos jóvenes, de entre 20 y 25 años, cuyos cuerpos fueron hallados en un descampado de la localidad de Virrey del Pino, en el partido de La Matanza. Al revisar la escena del doble homicidio, los técnicos de la Superintendencia de Policía Científica encontraron evidencias que indican que los mataron de, al menos, treinta balazos.

A partir de la reconstrucción de la masacre, los investigadores abonaron la hipótesis de que los asesinos llevaron a las víctimas hasta el descampado y les dispararon por la espalda. Aparentemente, ambos jóvenes habrían intentado huir. Esta presunción se fundó en que, en un trayecto de 15 metros fueron encontradas las 30 vainas servidas.

Debido a que a las víctimas no les robaron ni el dinero ni los objetos de valor que llevaban encima, los responsables de la pesquisa abonaron la hipótesis que indicaría que el móvil del doble homicidio estaría relacionado con una venganza narco.

Los cadáveres fueron descubiertos alrededor de las 21 de anteanoche, luego de un rastrillaje en la zona que se inició a partir de un llamado a la línea de emergencias 911 que alertaba sobre la presencia de los cuerpos, aunque se tardó un par de horas en encontrarlos.

Hasta anoche, las víctimas no habían sido identificadas y los detectives realizaban el cotejo de las huellas digitales con las bases de datos de las personas con averiguación de paradero para tratar de establecer las identidades y así determinar con quienes se relacionaban.

Fuentes de la investigación, dirigida por el fiscal Jorge Yametti, de la Unidad Funcional de Instrucción de Homicidios de La Matanza, revelaron que los cadáveres fueron encontrados debajo de un árbol en un descampado ubicado en la calle 13, sin número, del barrio denominado 16 de Septiembre, un asentamiento que se instaló hace pocos meses.

"Es una zona donde se suele vender droga y no descartamos que una cuestión de territorio entre bandas narco sea el móvil de este doble asesinato", indicó uno de los investigadores del caso, según consignó Télam.

Los peritos de la Policía Científica que procesaron la escena del doble homicidio recolectaron casi 30 vainas servidas, la mayoría 9 milímetros, pero también hallaron cápsulas calibre 357 Magnum.

También se encontraron tres cartuchos completos calibre 12/70 compatible con los escopetazos que ambas víctimas presentaban en sus cráneos y a uno de los hombres le hallaron $ 900 en un bolsillo.

La hipótesis de los peritos es que los disparos se iniciaron a unos 15 metros de donde luego fueron hallados los cuerpos, que las víctimas cayeron heridas y luego los asesinos se acercaron para rematarlos de un escopetazo en la cabeza a cada uno.

Si bien la mecánica y la causa de las muertes será determinada en la morgue policial donde fueron trasladados los cadáveres, en Puente 12, las fuentes indicaron que a simple vista los cuerpos también tenían heridas compatibles con machetazos.

Los investigadores policiales tampoco descartaban que el móvil estuviera vinculado a alguna cuestión personal y seguían la pista de que al menos una de las víctimas podría provenir de la villa 31 de Retiro.

Antecedentes

Un hecho similar se produjo el 1° de septiembre último en la misma localidad, cuando tres jóvenes fueron hallados asesinados a balazos, uno de ellos de siete disparos, en una casa prefabricada y sin muebles en inmediaciones de las calles Góngora y Fidias. Los tres jóvenes fueron sorprendidos en el lugar para luego ser ejecutados con la misma impronta, ya que tenían al menos dos disparos en lugares similares, uno en la zona dorsal y otro en la zona alta de la espalda.

Dos de los cuerpos fueron hallados boca abajo a escasos metros de distancia, mientras el tercero estaba en una zona más alejada, por lo que se presumía que habría intentado escapar herido luego de recibir los primeros balazos en la espalda.

Pese a las pistas seguidas, los policías no habían anoche concretado la detención de sospechosos por el nuevo doble homicidio.

Te puede interesar