0

Cada vez más becas y oportunidades para estudiar en el exterior

Australia, Francia y los Estados Unidos, entre los destinos más elegidos para cursar carreras de grado y posgrados; admisiones flexibles, metas de diversidad y la posibilidad de trabajar abren la puerta a más interesados
Agustina Lanusse
0
26 de noviembre de 2017  

Crédito: Max Aguirre

Sumergidos en una sociedad posmoderna donde la constante es el cambio, también este tocó y revolucionó el mercado de las maestrías que los argentinos realizan en el exterior.

Las nuevas tendencias indican que aumenta cada año el número de estudiantes que opta por capacitarse afuera. En EE.UU. por ejemplo, creció a un ritmo de 8% desde 2012 (800.000 en grado y posgrado en 2015 contra 1.000.000 en 2016), y además de elegir Norteamérica (cuna de las maestrías de negocio), se observa un creciente interés por Europa e incluso destinos nuevos y exóticos como Australia, que atrae por sus costos más bajos y su buena calidad de vida.

Si bien el MBA sigue siendo el programa estrella aparecen especializaciones nuevas, como gerenciamiento en productos de lujo, en arte, en alimento y bebidas, en urbanismo y transporte, en agronegocios y uno que resuena últimamente: el máster en Consultoría y Coaching para el Cambio. Insead (Institut Européen d'Administration des Affaires, Francia), por ejemplo, hoy no está sólo enfocado en sus clásicos programas hard (finanzas, estrategia, ingeniería), sino también en lo soft, vinculado a comprender la parte humana de las organizaciones y mejorar el ambiente de trabajo. Para ello, en el último tiempo, creó el Centro para el Liderazgo Global, que investiga temas vinculados al Team Coaching y la Consultoría en Recursos Humanos. "Un lema escuchado últimamente en esta prestigiosa universidad es Treat well your people and they will treat well your customers (tratá bien a tus empleados y ellos harán lo mismo con tus clientes)", asegura Betina Rama, presidenta de la Asociación de Alumni en la Argentina.

Diversidad

Inglés, francés, español, italiano, mandarín o árabe. En las aulas, sobre todo las europeas, los debates hoy se desarrollan cada vez más en una multiplicidad de lenguas. En la Universidad Bocconi (Milán), de 100 alumnos, 70 provienen de 30 países diferentes. Y cada año aparecen nuevas nacionalidades, explica su representante en Argentina Marcelo Girosi.

En Insead el 90% es extranjero. En 2010, además, surgió la posibilidad de cursar los posgrados no sólo en Fontainebleau (Francia) o Singapur (Asia), sino también en Abu Dhabi (Medio Oriente). Las casas de estudio europeas migraron de programas de un año y medio de duración a 10 meses.

"Los ejecutivos de 30 años necesitan regresar rápidamente al mercado de trabajo, que es cada vez más cambiante y dinámico", explica Santiago Remón, representante en nuestro país de ESMT (European School of Management and Technology de Berlín).

Mas becas

Un factor crucial por el cual existen más dirigentes que se lanzan a los MBA es que creció significativamente el número de becas y ayuda financiera que ofrece el mercado. "Actualmente la gente no lo piensa como algo imposible", explica Curt McNeal, del Centro de Asesoría Estudiantil EducationUSA, que desde Icana (Instituto Cultural Argentino Norteamericano) ofrece consultoría en el proceso de aplicación. "Hace 15 años sólo podías acceder a una beca Fulbright (con promedio universitario de 9) o de la OEA. Hoy no sólo Fulbright ha flexibilizado sus requisitos (basta un 8), sino que los centros académicos ofrecen subvención de hasta el 50% del arancel total y facilidades de pago a cambio de horas semanales de trabajo", agrega Mariana Ardizzone, representante de la Universidad de Michigan en la Argentina. De hecho hace unos años surgió Prodigy Finance, una organización que otorga préstamos para el pago de aranceles.

McNeal arroja una hipótesis relacionada al incremento de las becas: "Cada vez más asiáticos llegan a EE.UU. (el 30% del alumnado) y las universidades necesitan asegurar la diversidad en sus aulas. Por eso miran con buenos ojos a Latinoamérica y ofrecen cada vez más facilidades de pago".

Admisiones

Así como las becas se han vuelto más accesibles, lo mismo está ocurriendo con las famosas solicitudes de vacante o aplicaciones (applications), que requieren los centros universitarios para admitir a los candidatos. "Los clásicos y rigurosos ensayos con la descripción de objetivos, metas y motivaciones ya no se realizan exclusivamente por escrito, sino que aparece la posibilidad de presentar PowerPoints y videos", explica María Rosa Braile, consejera y directora de Educational Consultant. El proceso se volvió más dúctil. Lo mismo que los criterios de selección de las comisiones de admisión que ya no sólo tienen en cuenta el puntaje de los exámenes obligatorios como GMAT o GRE, sino que prestan mayor atención al elemento humano de los candidatos.

Según McNeal hoy tiene una importancia creciente lo extracurricular. Cuentan enormemente las habilidades en liderazgo y la experiencia en actividades de voluntariado, deportes o música. Se busca un perfil integral, no sólo la excelencia académica.

"El éxito del programa A hundred thousand (100.000) strong in the Americas (La Fuerza de 100.000 en las Américas), creado en 2011 por el ex presidente Barack Obama con el fin de financiar y promover el intercambio de estudiantes de Latinoamérica a EE.UU. y viceversa, influyó positivamente a incrementar el número de argentinos que se capacitaron en el hemisferio norte", afirma Curt Mc Neal. Quien esté soñando con capacitarse afuera que no descuide sus intereses, hobbies o capacidad para conducir equipos. Puede que sus pasiones se terminen convirtiendo en la puerta de entrada para cumplir su sueño.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.