Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Abierto de Palermo. La Dolfina 2017, un destructor de rivales: aplastó a La Aguada-Las Monjitas y es finalista del torneo

Con una gran actuación de Stirling, triunfó por 14-1 y llegó a su 17a definición en 18 años; sólo se quedó fuera del partido decisivo en 2004; en lo que va del torneo, ganó sus 4 partidos, con 81 goles a favor y sólo 17 en contra; el sábado próximo se medirá con el ganador del duelo de hoy entre Ellerstina y Alegría

Sábado 25 de noviembre de 2017 • 18:26
SEGUIR
LA NACION
0
La Dolfina - La Aguada-Las Monjitas
La Dolfina - La Aguada-Las Monjitas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno

Si ya era contundente y demoledor sin estar enojado, quedó claro que lo peor que les pudo pasar a los rivales de La Dolfina fue que perdiera en la semifinal del Abierto de Hurlingham con Alegría. La inacción de 21 días hasta su debut en el Abierto de Palermo fue un incentivo adicional para un equipo que no precisa de nada más a la hora de afrontar el torneo polístico más importante del mundo.

Y sometiendo a cada uno de sus rivales en los cuatro partidos de su zona, la A, llegó a su 17a final en 18 años. Una marca impactante para el equipo de Adolfo Cambiaso. Un conjunto y un jugador acostumbrados a romper marcas, a superar récords. Una semana atrás fue el partido N° 100 del crack en el certamen. Ahora, un andar apabullante. Si ya había llamado la atención el 27-4 sobre Cría Yatay en la semifinal de 2016, el 14-1 sobre La Aguada-Las Monjitas , una formación con historia, fogueada (más allá de la inclusión de Alfredo Bigatti por Eduardo Novillo Astrada toda la temporada), es una muestra de que su potencial supera hasta lo previsible. El 11-1 por ejemplo con el que se cerró el sexto chukker ya era impropio de una semifinal de Palermo, en especial si se considera lo que tenía enfrente.

Pero este es La Dolfina versión Palermo 2017. No podrá tener una cuarta Triple Corona para sumar a las de 2013, 2014 y 2015, pero sí va encaminado a convertirse en un destructor de adversarios. Con 8 o con 10 equipos, La Dolfina en el Campo Argentino es una máquina trituradora. Fue 24-6 sobre La Esquina-Los Machitos, 22-6 a La Albertina, 21-4 a La Irenita y 14-1 a La Aguada-Las Monjitas. Cuatro victorias, con 81 goles a favor y 17 en contra.¡Impresionante!

Un extraordinario arranque del uruguayo Stirling (la figura de la tarde), con tres goles en el primer chukker, fue el presagio de que La Dolfina afrontaría otra jornada sin contratiempos. Y así fue, al punto que La Aguada-Las Monjitas no sólo se quedó sin respuestas: su producción ofensiva fue irrisoria. Apenas un gol, y de penal, lo que constituye una marca singular en la historia del torneo para un partido de esta instancia, pero con el agregado de que tiró demasiado poco al arco rival: apenas cuatro veces, y dos de ellas fueron de penal. Como algo similar recordamos un La Espadaña 27 vs. Nueva Escocia 3, en el Abierto de 1985. Y en ese encuentro, los tres goles del perdedor fueron convertidos de penal, por Alejandro Garrahan.

Si La Aguada-Las Monjitas pagó el precio de 11 días de inactividad desde su partido anterior, lo saben sus propios jugadores. Y acaso sea un punto por considerar a nivel organizativo en esta estructura de 10 equipos: la inconveniencia de lapsos prolongados sin compromisos.

Aún pese a la facilidad con la que ganó, La Dolfina bajó su promedio de gol: por primera vez en el certamen no superó la barrera de los 20 goles. Es cierto que un dominio abrumador lo eximió de buscar una mayor contundencia, tal su estilo. Quizás en esta oportunidad haya prevalecido la intención de no exigir más de lo normal a los caballos. Aunque también es cierta otra perspectiva: la escasa resistencia de los oponentes probablemente le hayan sacado algo de ritmo. En todo caso, será algo que evaluarán puertas adentro junto con su coach, Milo Fernández Araujo.

De todas maneras, que le hayan llegado tan poco también es referencia de lo buena que resultaron la presión y la defensa del equipo de Cañuelas.

La Dolfina, formado en 2000, sólo se quedó fuera de la final de Palermo en 2004. Lleva 10 títulos (el primero en 2002) y va por el pentacampeonato consecutivo. Tremendas marcas para un equipo que sigue haciendo historia y que el sábado próximo chocará en la cancha 1 del Campo Argentino ante el ganador de la Zona B, que hoy, desde las 16.30, dirimirán Ellerstina y Alegría, en un partido que promete grandes emociones. Ambos ya jugaron la final de Hurlingham, donde prevaleció Ellerstina, en gran reacción, con una notable actuación de Pablo Pieres.

La Dolfina: Adolfo Cambiaso, 10; David Stirling, 10; Pablo Mac Donough, 10, y Juan Martín Nero, 10. Total: 40.

La Aguada-Las Monjitas: Alejandro Novillo Astrada, 8; Alfredo Bigatti, 7; Miguel Novillo Astrada, 8, e Ignacio Novillo Astrada, 8. Total: 31.

Progresión: La Dolfina, 3-1, 5-1, 7-1, 8-1, 10-1, 11-1, 14-1 y 14-1.

Los tantos: para La Dolfina, Cambiaso, 4 (2 penales); Stirling, 6, y Nero, 4 (un penal). Para La Aguada-Las Monjitas, Alejandro Novillo Astrada, 1 (de penal).

Jueces: Martín Aguerre y Gastón Dorignac (h.).

Árbitro: Martín Goti.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas