Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Saja en el banco y Milito como manager, el sueño para la refundación futbolística de Racing

Desgastado, Cocca renunció y se desató la carrera por la sucesión; en plena campaña electoral, Blanco sabe que no puede fallar

Martes 28 de noviembre de 2017
0
Saja y Milito es el sueño de la reconstrucción de Racing
Saja y Milito es el sueño de la reconstrucción de Racing.

La sensación de despedida que flotaba en el aire desde el sábado por la noche se hizo carne en la tarde de ayer: Diego Cocca , el último entrenador campeón, el técnico con mejor efectividad en la historia moderna de Racing , renunció a su cargo. El presidente Víctor Blanco y el vice Miguel Jiménez habían llegado al Cilindro minutos antes de que los jugadores salieran a hacer la entrada en calor en la cancha auxiliar. Los dirigentes llegaban con la idea de darle el apoyo a Cocca para que, al menos, continuara hasta diciembre. Pero la decisión ya estaba tomada. A los pocos minutos,el DT hizo volver a los jugadores al vestuario y les dio la noticia.

Cocca concluyó su segundo ciclo en Racing con una efectividad del 57 por ciento
Cocca concluyó su segundo ciclo en Racing con una efectividad del 57 por ciento. Foto: Télam

Los motivos que expuso ante los futbolistas y los dirigentes no fueron distintos de los que contó minutos después en la sala de conferencias de prensa, donde no aceptó preguntas. "He tomado la decisión de no seguir siendo el técnico de Racing pensando en el bien de todos, no solo en el mío. Tiene que ver con el aprecio que le tengo al club y porque lo último que quiero es hacerle un mal. En algunos momentos, lo único que resuelve una situación es cambiar el cuerpo técnico", dijo el entrenador que fue campeón en 2014 y que consiguió la clasificación para la Libertadores del 2015, 2016 y 2018, algo inédito en la historia de la Academia.

La derrota en el clásico ante un Independiente que jugó con suplentes y un hombre menos durante más de una hora marcó su suerte. Quedará como símbolo la última caminata de Cocca desde el banco de suplentes local hacia el túnel que lleva al vestuario: después de que Germán Deflino lo expulsara por primera vez en su carrera, una llamativa indiferencia acompañó el paso del DT. Claro, Racing a esa altura ya perdía. Y Lisandro López, el ídolo y el capitán, estaba sentado en el banco por decisión del técnico. En la última noche de Cocca en el Cilindro tampoco se escuchó el clásico "que de la mano de Diego Cocca todos la vuelta vamos a dar", como suele cantarse desde su regreso cada vez que la Academia es local. Algunos indicios que permitían imaginar este final.

La relación con Licha y sus cruces públicos desgastaron la imagen del técnico. Pero no era la única que despertaba tensión en el vestuario académico. Varios jugadores se sintieron usados por el entrenador, que les pidió que se quedaran en Racing porque serían tenidos en cuenta pero luego casi no tuvieron chances. Ricardo Noir volvió de Universidad Católica por pedido de Cocca pero sumó muy pocos minutos. Santiago Rosales pretendía ganar rodaje en Huracán, aunque el DT le pidió que se quedara. Nicolás Oroz se sentía importante en Chacarita, sin embargo el entrenador lo convenció que también sería útil en Avellaneda. Algo similar había pasado el semestre anterior con Ezequiel Videla y Francisco Cerro. También molestó que Gastón Díaz fuera excluido del plantel durante la pretemporada sin previo aviso. Son algunas de las situaciones que fueron erosionando la relación entre el cuerpo técnico y el plantel, que igual intentó convencer al entrenador de que siguiera en su cargo, al punto de que Lisandro López fue a la casa para hablar con él el domingo.

El técnico se va con 105 partidos dirigidos y una efectividad del 62,2% de los puntos: 58 victorias, 22 empates y 25 derrotas. En el último ciclo, la efectividad fue del 57%. Construyó una verdadera fortaleza de local (sólo perdió con Independiente), pero a lo largo del año nunca le encontró la vuelta al equipo, que cambiaba su identidad cada partido. Sólo sobre el final de la temporada pasada logró regularidad: ganó cuatro de los últimos cinco partidos y así logró meterse en la Libertadores del año próximo. "En este club no alcanza con tener una efectividad de puntos del 57% porque el objetivo es pelear cosas importantes. No estuvimos a la altura de eso", fue el análisis que hizo en la despedida.

La salida del DT deja un vacío enorme. No sólo porque es el tercer año consecutivo que Racing cierra el calendario con un entrenador que se va (Cocca en 2015; Zielinski en 2016, otra vez Cocca en 2017). También porque sucede a sólo dos semanas de que se produzcan las elecciones en el club. Por ese motivo, en los próximos dos partidos el entrenador interino será Juan Ramón Fleita y luego el presidente entrante decidirá cuál es el mejor técnico para este momento de la Academia. Sebastián Saja como entrenador y Diego Milito como mánager es una fórmula que aparece para los tres candidatos, aunque parece difícil que los ídolos quieren asumir en este contexto. Eduardo Coudet, despedido del Tijuana de México el último mes, es otra de las opciones.

Cuando Cocca tomó la audaz decisión de volver al lugar donde fue feliz, puso en juego el bronce que había conseguido en 2014 y 2015. No fue el primero: nombres como Alfio Basile, Reinaldo Merlo y hasta Juan José Pizzuti ya lo habían intentado. Pero la gloria pasada ya no alcanza como blindaje en el fútbol argentino.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas