Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Vía Medellín", el restaurante con el que Chapecó le agradece a Colombia, a un año de la tragedia

En la avenida principal de la ciudad del sur de Brasil se ubica este homenaje y agradecimiento gastronómico

Martes 28 de noviembre de 2017 • 15:02
0
Via Medellín, un lugar en el medio de Chapecó
Via Medellín, un lugar en el medio de Chapecó.

CHAPECÓ (dpa) - En la avenida Getúlio Vargas, la más importante de Chapecó, un restaurante llama la atención por su estética y, principalmente, por su nombre: "Vía Medellín". Es una suerte de homenaje y agradecimiento gastronómico que un empresario de la ciudad quiso brindarle a la ciudad colombiana por la solidaridad mostrada tras el accidente del que hoy se cumple un año.

Ademir Miller, de 41 años, es uno de los socios en el emprendimiento, que abrió en agosto de este año. Y dice a la agencia dpa: "Cuando el avión del Chapecoense cayó, además de la tristeza que nos embargó, todos nos sorprendimos por el esfuerzo que realizó Colombia para ayudarnos, fue algo increíble".

"Chapecó es una ciudad pequeña y todos conocíamos a alguno de los fallecidos. Entonces, la inmensa solidaridad que mostró Colombia para colaborar, por ejemplo, con la repatriación los cuerpos fue muy importante para quienes vivimos aquí", continúa.

Miller ya tenía un restaurante en la ciudad y un día, mientras veía un informe de la TV sobre el accidente del "Chape", cuenta que se le acercó Vivianne, su esposa. "¿Por qué no abrir un bar que haga referencia a Chapecoense y agradezca a Nacional?", fue la pregunta que le hizo.

"La idea me gustó, y entonces pusimos manos a la obra. Compramos el terreno, que pertenecía a una pastelería y empezamos a construir. La idea me gustó, y entonces pusimos manos a la obra"

La estética del restaurante, así como su menú, repleto de patacones, arepas, hogao y demás platos colombianos, homenajean a Colombia, principalmente a Atlético Nacional, pero sin mostrar imágenes del accidente, ni de los jugadores fallecidos.

"Es un tema delicado, pero nunca quisimos usar 'golpes bajos'. La idea es agradecer. Al principio, recibimos algunas críticas: 'Se están aprovechando'. Sin embargo, cuando la gente vio cómo era la estética del restaurante, que el objetivo era que nadie se sintiera sobrecogido, ahí comprendieron", explica Miller.

"De hecho -continúa-, hasta tuvimos charlas con los departamentos de marketing de Chapecoense y Nacional, para que nos dijeran qué se podía y qué no". Y agrega: "Ya han venido a visitarnos Neto, Jackson Follmann y varios de los familiares de las víctimas, y ninguno se sintió mal".

Vinicius Stove, otro de los socios del lugar, narra incluso que en abril, cuando el bar no había sido inaugurado, vino a visitarlos Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, que se encontraba en la ciudad por una reunión con Luciano Buligon, su par en Chapecó.

Relatos de la tragedia de Chapecoense

cerrar

En todo momento, y mientras la gente degusta sus platos, se escucha de fondo el reggeatón de Maluma y J Balvin, íconos de la música colombiana. Las paredes de los baños están adornadas con fotos de Juanes y Shakira. Y las fotos de los éxitos de Nacional y Chapecoense aparecen por todo el lugar.

"Verónica, una de nuestras empleadas es colombiana, de Medellín, y vive en Chapecó hace dos años", relata Miller. "Ella fue la que más nos ayudó para explicarnos cómo se hacían las comidas, dónde conseguir los ingredientes, e incluso en la decoración del recinto".


Además de los platos típicos de Colombia, dos cócteles llaman la atención en la carta de "Vía Medellín": uno se llama "Para siempre Chape", y lleva vodka, limón, jugo de ananá, licor de menta y leche condensada; el otro, "Atlético Nacional" tiene catuaba (un vino dulce brasileño), citrus, licor de naranja y rodajas de limón.

"Antes del accidente, Medellín era, para nosotros, la ciudad de Pablo Escobar", admite el dueño del lugar. Pero agrega: "Ahora, todo cambió. La imagen que tenemos de la ciudad, y de Colombia, es una imagen muy potente de solidaridad, amistad y fraternidad, que incluso ya desplazó a lo que creíamos antes".

Según Miller, el plato colombiano que más seduce a los habitantes de Chapecó es la picada paisa, que lleva chorizo, chicharrón y arepa. "Y no lo voy a negar", acepta. "Cuando el 'Chape' gana, hay más ventas".

En el medio de Chapecó, una pequeña ciudad del Sur de Brasil, un restaurante homenajea a Colombia y a Atlético Nacional, y, según su dueño, tiene mucho éxito comercial. Nacido de un acontecimiento muy triste, "Vía Medellín" es un intento de mostrar que, por medio de la gastronomía, también se puede exaltar la hermandad.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas