Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Matan a un policía de la ciudad que intentó evitar que lo asaltaran

Se enfrentó con delincuentes frente a su casa; es el 15° agente abatido este año

Martes 28 de noviembre de 2017
Jorge Daniel Loto, víctima de homicidio
Jorge Daniel Loto, víctima de homicidio. Foto: Facebook

Un oficial inspector de la Policía de la Ciudad fue asesinado de un tiro en el abdomen al enfrentarse con al menos un delincuente que lo asaltó cuando llegaba en moto a su casa de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría. Jorge Daniel Loto, de 43 años, se convirtió así en el 15° efectivo de una fuerza de seguridad asesinado en lo que va del año en el Área Metropolitana; el séptimo de la policía porteña.

Según informaron a la agencia de noticias Télam fuentes policiales y judiciales, momentos antes de ser interceptado Loto había dejado a su hijo de 20 años en su casa, en una aparente medida de prevención para evitar una "entradera".

El hecho ocurrió anteanoche a las 21.10, en Teniente Bourquet y Robertson, a unas dos cuadras de la Rotonda de Llavallol. Según los investigadores, Loto, que vivía en Bourquet al 500, llegó hasta su domicilio en su moto Yamaha 1200 negra. Se quedó esperando a que su hijo ingresara en la mano de enfrente. "Al parecer, el policía y su hijo habían adoptado este tipo de maniobras como medida de prevención: primero el hijo entraba y su padre custodiaba el ingreso desde afuera y luego el hijo vigilaba desde adentro cuando ingresaba su padre", explicó a Télam una calificada fuente judicial.

El mismo vocero indicó que Loto, aparentemente, vio que un Volkswagen Suran lo pasó y a las dos cuadras se detuvo y retomó la marcha hacia donde estaba él.

La sospecha es que Loto advirtió la maniobra sospechosa y se alejó hasta la esquina de Robertson. Al girar en "U", el Suran se le cruzó por delante y lo embistió levemente, lo que hizo caer al policía de la moto, dijeron los informantes.

Esta secuencia fue grabada por una cámara de seguridad. En las imágenes se ve que, acto seguido, alguien abrió la puerta del lado del conductor del Suran. Loto se alejó corriendo hacia atrás, sacó su arma reglamentaria -una Glock calibre 9 mm- y se identificó como policía. Eso dio lugar a un tiroteo entre el atacante (en la filmación se pudo ver un fogonazo justo detrás de la puerta del conductor abierta) y la víctima, que recibió un impacto de bala en el abdomen que lo hizo caer de espaldas sobre la calle.

Tras el enfrentamiento, el Suran partió a toda velocidad. Loto fue auxiliado por un vecino, que llamó a una ambulancia. El oficial inspector baleado fue trasladado de urgencia al Hospital Santamarina, de Luis Guillón, donde murió con una herida que le había afectado el hígado.

Peritos de la Policía Científica secuestraron de la escena del crimen la moto de Loto y su pistola reglamentaria, además de varias vainas servidas calibre 9 milímetros. Los detectives se llevaron las filmaciones de las cámaras de seguridad municipales para tratar de identificar a los ocupantes del Suran y la chapa patente del auto.

Si bien todo indica que se trató de un intento de "entradera" y que el policía se dio cuenta de lo que estaba por pasar y decidió resistirse, los investigadores no descartan otras hipótesis, entre ellas, un eventual ajuste de cuentas.

El homicidio es investigado por el fiscal de Lomas de Zamora Andrés Devoto, que espera recibir en las próximas horas los resultados de la autopsia al cuerpo de Loto y, también, poder tomarle declaración al hijo de la víctima, testigo presencial de lo ocurrido.

Los últimos policías asesinados por delincuentes también eran porteños. El sargento 1° Christian Manuel Lescano y el cabo 1° Julio Alejandro Gómez fueron asesinados a balazos el 31 de octubre pasado por un delincuente en Liniers.

Te puede interesar