Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las elevadas expectativas de los vendedores prolongaron la calma en el mercado argentino de soja

Durante buena parte de la rueda las fábricas ofrecieron 4450 pesos por tonelada para el Gran Rosario, $ 50 menos que ayer; sobre el cierre subieron la propuesta hasta los 4500 pesos; leve caída de las cotizaciones en la Bolsa de Chicago

Martes 28 de noviembre de 2017 • 21:24
SEGUIR
LA NACION

La segunda jornada de negocios de la semana en el mercado argentino de soja transcurrió con pocos acuerdos y con un bajo volumen de ventas, que mantiene a las fábricas procesadoras con existencias muy reducidas.

En vista de las bajas externas y de la apreciación del peso frente al dólar, los compradores ofertaron durante buena parte de la rueda $ 4450 por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, un valor que implicaba una baja de 50 pesos.

Sin embargo, dada la resistencia de los vendedores, que una semana atrás reclamaban $ 4600 por tonelada para acordar nuevas operaciones, algunas fábricas necesitadas de mercadería elevaron su propuesta hasta los $ 4500 y lograron hacerse de algo de mercadería. "Los negocios efectivos por mercadería a remitir no superaron las 20.000 toneladas, muy poco para las necesidades de la industria, que puede moler unas 150.000 toneladas por día", contó a LA NACION una fuente del sector comercial.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las ofertas de los compradores se mantuvieron estables en 4400 y en 4300 pesos por tonelada, respectivamente.

La soja de la próxima cosecha, con entrega en mayo sobre el Gran Rosario, se negoció en baja, al pasar de 262 a 260 dólares por tonelada. De igual modo, en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones enero y mayo de la oleaginosa retrocedieron US$ 1 y 0,80, mientras que sus ajustes fueron de 264 y de 266,40 dólares por tonelada.

En la Bolsa de Chicago las pizarras mostraron quitas de US$ 1,10 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 364,87 y de 369,19 dólares por tonelada. La previsión de lluvias para zonas agrícolas de Brasil y de la Argentina les restaron sostén a las cotizaciones de la oleaginosa.

En un trabajo de proyecciones agrícolas hacia la campaña 2027/2028, el USDA estimó la intención de siembra 2018/2019 de soja estadounidense en 36,83 millones de hectáreas, levemente por encima de los 36,50 millones del actual ciclo. En ese reporte, el organismo no prevé grandes oscilaciones de la superficie destinada a la oleaginosa, tan es así que prevé cierta estabilidad en un rango de 36,83 a 37,29 millones para las próximas diez temporadas agrícolas.

El crecimiento, según el USDA, vendrá vía los rindes, que entre el ciclo actual y el 2027/2028 pasarían de 33,29 a 35,71 quintales por hectárea y que impulsarían el volumen de la cosecha de soja de los Estados Unidos de 120,44 a 130,91 millones de toneladas.

Repunte muy parcial para el trigo

Tras las importantes bajas acumuladas por el trigo estadounidense en las últimas dos ruedas, hoy el cereal registró un muy parcial repunte. En efecto, la posición diciembre en las Bolsas de Chicago y de Kansas sumó US$ 0,46 y 0,73, en tanto que su ajuste resultó de 150,93 y de 150,37 dólares por tonelada, respectivamente. La mejora fue sólo un reacomodamiento técnico de la posición de los especuladores.

No hubo "noticias alcistas" capaces de impulsar el esperado repunte de las cotizaciones del trigo de los Estados Unidos. Tan es así que el comprador estatal de granos de Egipto confirmó una nueva adquisición de trigo ruso, por 120.000 toneladas.

En su trabajo de proyecciones agrícolas estadounidenses hacia 2027/2028, el USDA estimó en 18,21 millones de hectáreas la superficie que será destinada al trigo en el ciclo 2018/2019, por debajo de los 18,62 millones de la campaña precedente. Sin embargo, el organismo elevó de 15,22 a 15,50 millones la superficie que llegará a la cosecha.

A lo largo de las próximas 10 campañas, el organismo prevé el área destinada al trigo en un rango de 18,62 a 19,43 millones de hectáreas, por debajo de los 20,27 millones implantados en el ciclo 2016/2017.

En el mercado local, el trigo disponible se negoció a $ 2650 por tonelada para el Gran Rosario, con una baja de 50 pesos. Sin cambios se mantuvo el cereal en Bahía Blanca y en Necochea, donde los exportadores volvieron a proponer 2850 pesos por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los molinos pagaron entre 2700 y 3050 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo para las entregas en enero se mantuvo estable, en 160 dólares por tonelada para todas las terminales. En el Matba, la posición enero subió US$ 1 y cerró con un ajuste de 162 dólares por tonelada.

Tres bajas seguidas para el maíz

El maíz completó hoy la tercera rueda bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago, producto de la presión de una cosecha que está próxima a concluir y que dejará un volumen cercano a los 370 millones de toneladas, bastante superior a los 357 millones previstos en el inicio de la campaña. Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras mostraron quitas de 0,99 y de 0,79 sobre los contratos diciembre y marzo, cuyos ajustes resultaron de 132,37 y de 137,69 dólares por tonelada.

Hoy el USDA proyectó la intención de siembra estadounidense de maíz 2018/2019 en 36,83 millones de hectáreas, levemente por encima de los 36,58 millones del ciclo 2017/2018. Para el mediano/largo plazo, el organismo prevé una reducción de la superficie destinada al cereal, que tras oscilar entre 36,22 y 36,42 millones de hectáreas bajaría hasta los 35,41 millones hacia las campañas 2026/2027 y 2027/2028.

Al igual que en el caso de la soja, lo relevante se prevé en materia de rindes, dado que de los 110,10 quintales por hectárea actuales se pasaría a los 120,20 quintales de promedio nacional en 2027/2028. Y en volumen de cosecha, el USDA prevé un paso de los 370,30 a 390,16 millones.

En el mercado doméstico del maíz, las ofertas de los exportadores pasaron de 2450 a 2500 pesos por tonelada para Bahía Blanca y de 2400 a 2450 para el Gran Rosario, mientras que para Necochea se mantuvieron en 2450 pesos. La BCBA relevó las ofertas de los consumos por maíz seco entre 2370 y 2450 pesos por tonelada.

El maíz para las entregas entre marzo y junio se mantuvo estable para el Gran Rosario, en 143 dólares por tonelada. En el Matba, la posición diciembre del maíz sumó US$ 1,20 y cerró con un ajuste de 142,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato abril perdió US$ 0,70 y terminó la jornada con un valor de 147,60 dólares.

En esta nota:
Te puede interesar