Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Utilizaban un departamento en Belgrano para acopiar drogas sintéticas

En el edificio allanado se secuestraron 41.500 pastillas hechas a base de efedrina; uno de los seis detenidos había estado preso en 2013 por montar un laboratorio ilegal

Miércoles 29 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
En un departamento de Belgrano se secuestraron 41.500 dosis de drogas sintéticas
En un departamento de Belgrano se secuestraron 41.500 dosis de drogas sintéticas. Foto: Ministerio de Seguridad

En el departamento 1 de Arribeños 2731, en Belgrano, comenzaron a notarse movimientos hace 45 días, después de la firma del contrato de alquiler. Pero nadie se mudó. En la única habitación ni siquiera había una cama. Sí, durante el día, entraban y salían personas. A los ocupantes de las otras dos unidades del pequeño edificio nada les llamó la atención... hasta ayer en la madrugada, cuando detectives de la Policía Federal Argentina (PFA) descubrieron que la vivienda era usada como centro de acopio y distribución de efedrina y drogas sintéticas.

En el operativo, personal de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA secuestró 41.500 pastillas de una sustancia sintetizada a base de efedrina, que eran comercializadas a entre 200 y 300 pesos por unidad.

"El gran problema, hoy por hoy, del narcotráfico son las drogas sintéticas", sostuvo el jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, en una conferencia de prensa. Hubo otros 11 allanamientos, ordenados por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, a cargo de la investigación, y se detuvo a seis sospechosos.

Entre los detenidos, según explicó Roncaglia, se encuentra un ciudadano español que ya había estado imputado en una causa de narcotráfico cuando la PFA descubrió un laboratorio de drogas sintéticas en un departamento de Viamonte al 800, en pleno centro porteño.

Se trata, según informó Roncaglia, de Francisco Ribas Rocher, de 48 años, que había sido sobreseído por el entonces juez federal Norberto Oyarbide porque las pastillas secuestradas (18.000 unidades) el 26 de septiembre de 2013 no fueron consideradas como una sustancia ilícita. En principio se había pensado que eran dosis de éxtasis, pero en realidad eran de metilona, que en esa época no figuraba en la lista de sustancias prohibidas. Hoy está considerada un estupefaciente.

En uno de los allanamientos se decomisaron plantas de marihuana
En uno de los allanamientos se decomisaron plantas de marihuana. Foto: Ministerio de Seguridad

En su momento, el fiscal federal Gerardo Pollicita y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), a cargo de Diego Iglesias, apelaron la resolución de Oyarbide. En octubre del año pasado, la Cámara Federal de Casación Penal, con la firmas de los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani, anuló el sobreseimiento y ordenó un nuevo pronunciamiento.

En marzo de este año, Ribas Rocher volvió a estar en la órbita de la Procunar después de que llegó a dicha dependencia un correo electrónico donde se denunciaba que "un hombre [sin mayores datos] que tiene un gimnasio en Viamonte 865 dos tres o dos veces por semana vende sustancias estupefacientes en el hall central de la estación Retiro del ferrocarril Mitre". El propietario del comercio no era otro que el ciudadano español investigado hace cuatro años.

Por la misma época, en la División Mitre de la Superintendencia Federal de Transporte de la PFA se recibió una llamada anónima en la que se denunciaba la comercialización de "pastillas" en la estación Retiro.

Denuncias anónimas

Entonces, la Procunar comenzó una investigación preliminar para avanzar sobre las denuncias anónimas con la colaboración de detectives de la División Precursores Químicos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas y de personal de la División Mitre Superintendencia Federal de Transporte.

Según pudo saber LA NACION de fuentes judiciales, detectives policiales hicieron tareas encubiertas y simularon ser clientes del gimnasio Glowfit, que funciona en el primero y el segundo subsuelo de Viamonte 865.

"Al lugar se aproximan durante el día varios jóvenes de entre 20 y 30 años, quienes ingresan y luego de escasos minutos abandonan el gimnasio, apreciándose que no poseen ropa deportiva, por lo que se deduce que no concurren a realizar actividades físicas", según se desprende del expediente judicial.

Además del operativo en el gimnasio de Viamonte 865 y en el departamento de Belgrano, hubo otros diez allanamientos, entre ellos uno en un local comercial de la ciudad pueblo de Nordelta, en Tigre.

"Desarticulamos y detuvimos a los miembros de una organización narcocriminal dedicada a la venta de drogas de síntesis como la efedrina, la metanfetamina, la metacualona y el metinol", explicó Roncaglia.

El jefe policial estuvo acompañado en la conferencia de prensa por el subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico del Ministerio de Seguridad, Martín Verrier, y el jefe de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA, comisario general José Luis Valdivia.

"Muchas de las sustancias que incautamos en el día de hoy, especialmente la efedrina, sirven de precursor para la metanfetamina", sostuvo Verrier.

Roncaglia explicó que la efedrina, en principio, llegaba desde Paraguay por medio de encomiendas a distintos puntos del conurbano.

"El departamento allanado en Belgrano no era un lugar de venta al menudeo. Sólo lo usaban como centro de acopio y distribución", dijeron fuentes del caso.

En otro de los 12 allanamientos, los investigadores secuestraron plantas y cogollos de marihuana. También, 12 frascos de feniletilamina e isopropilbencilamina, consideradas "sustancias psicoactivas.

Un "especialista" en nuevas sustancias

El 26 de septiembre de 2013, cuando se allanó un departamento en Viamonte al 800, en pleno centro porteño, el por entonces secretario de Seguridad, Sergio Berni, había afirmado: "Es la primera vez que aquí en Capital nos encontramos con un laboratorio de drogas sintéticas". El principal acusado había sido el ciudadano español Francisco Ribas Rocher. En ese departamento, la Policía Federal Argentina había secuestrado 18.000 pastillas que se presumía que eran de éxtasis, pero los peritajes determinaron que, en realidad, era metilona, que en esa época no figuraba en la lista de sustancias prohibidas de la ley de drogas. El sospechoso quedó en libertad. Ayer fue nuevamente detenido.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas