Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condenan a tres años de cárcel a la banda de "usurpadores VIP"

La pena más dura fue para un operador inmobiliario

Miércoles 29 de noviembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Un operador inmobiliario de la zona de Lomas de Zamora, un comerciante y una abogada fueron condenados a penas de entre tres años y 18 meses de prisión como integrantes de la denominada Banda de Usurpadores VIP, que se dedicaba a apropiarse de viviendas que no tenían herederos mediante la supuesta falsificación de testamentos, boletos de compraventa o pagarés con deudas que los dueños nunca contrajeron.

La sentencia fue dictada por la justicia de Lomas de Zamora contra el operador inmobiliario Eduardo Salvadores, el comerciante Ricardo Manester y la abogada Rosana Capotosti. Ninguno de los tres condenados irá a prisión debido a que las penas no son de cumplimiento efectivo. El caso se conoció como la Banda de los Usurpadores VIP debido a que uno de los acusados vivía en una mansión en Temperley.

Salvadores fue condenado a tres años de prisión en suspenso, ya que la Justicia lo consideró responsable de tres delitos: la usurpación de la casa de Margaret Henderson, la falsificación del testamento de la artista plástica Nelia Licenziato y la tenencia ilegal de un arma de fuego.

En la resolución, dictada por el juez Ignacio del Castillo, se decretó la prescripción de la acusación contra Salvadores por otra usurpación, en la zona de Adrogué. También se dictó una medida similar con respecto al robo de las obras de arte de la artista plástica que fueron halladas en la mansión del reconocido operador inmobiliario.

Con respecto a Manester, el magistrado lo consideró responsable de la usurpación de la casa de Henderson, que, por un testamento, había sido cedida por la propietaria a la Asociación de Beneficencia Británica Norteamericana. Mientras que la letrada fue condenada a un año y medio de cárcel como presunta coautora de la usurpación de la vivienda de Henderson y la por la falsificación del testamento de Licenziato.

La acusación estuvo a cargo del fiscal Pablo Rossi, mientras que el letrado Pedro Cruz Henestrosa representó a los particulares damnificados, Henderson y Licenziato.

Ingresos clandestinos

Luego de revisar las pruebas incorporadas durante el debate, el juez consideró que de la usurpación de la casa de Henderson, además de los tres condenados, participaron otros dos sospechosos, una mujer y un hombre que se encargaron de meterse en casa antes que los legítimos herederos.

"A fin de lograr sus objetivos, cinco personas sindicadas se dividieron sus roles de acuerdo con el plan previo trazado, para lo cual Salvadores se ocupó de la organización general del hecho; Capotosti se encargó de encontrar información jurídica indispensable para realizar el hecho y aportar sus conocimientos de la materia, en tanto que Manestar consiguió las personas que hicieron el despojo clandestino en sí y los relacionó con los otros dos. Las otras dos personas, que no fueron traídas al juicio, tuvieron a su cargo la tarea de ingresar a la finca de manera clandestina", expresó el magistrado.

La maniobra por la que fueron condenados Salvadores y sus dos cómplices consistía en mandar gente de su confianza a ocupar las viviendas. Una vez adentro, buscaban escrituras y manuscritos de los propietarios fallecidos para simular un testamento o las firmas en pagarés. Luego de tomar la posesión del inmueble comenzaba el proceso para "empapelar" la casa en favor de un imputado para su posterior venta.

"Yo te peleo hasta con el hermano reclamándomelo, así que imaginate lo que puedo hacer sin nadie. Yo no tengo límite", agregaba el interlocutor identificado como Eduardo en la conversación telefónica con su suegra mantenida a mediados de agosto de 2011.

"Por qué querés el boleto, si igual mañana no vas a tener la firma de la vieja para un perito... yo el boleto lo hago y quién lo firma: Montoto; yo tengo los datos de la mujer y listo", expresó uno de los acusados en una conversación telefónica incorporada durante el juicio oral. Esas escuchas telefónicas fueron reproducidas en la audiencia y sirvieron para probar la participación de los tres imputados Salvadores, Capotosti y Manestar en este hecho.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas