Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA ICBC

La dupla de chefs que creó "un viaje sensorial" en Buenos Aires

Dos referentes mundiales de la cocina, el local Germán Martitegui y el vasco Josean Alija, compusieron juntos un menú que se propuso como un puente hacia otros mundos; la experiencia fue diseñada por ellos en exclusiva para clientes de ICBC

Sábado 02 de diciembre de 2017 • 16:51

cerrar

"Un viaje", así describió el chef vasco Josean Alija, lo que estaba por venir, minutos antes de comenzar la vorágine de sacar sus platos para los cuarenta clientes de ICBC, desde la cocina de Tegui. La velada, que formó parte de la experiencia "ICBC Exclusive Gourmet", puso a este europeo nombrado Mejor Chef Internacional por Identitá Golose y ganador del premio a la Innovación Conceptual, en dupla con el chef del mejor restaurante de la Argentina, Germán Martitegui. Como una suerte de Lennon - McCartney de los sabores, ambos compusieron un menú de siete platos y cinco vinos, inspirados en las geografías que aman. Los mundos que se revelaron fueron sorprendentes.

Sin dudas, el Museo Guggenhein Bilbao, su arte, su capacidad de sorpresa y la particular geografía que lo rodea, se filtró en los platos diseñados por Alija, quien supo ser el creador de Nerua, el prestigioso restaurante allí emplazado. Mientras Martitegui expresó su genialidad a través de especialidades de autor como el nandú acompañado por quinoa, y chilto (un superfruto de la zona noroeste del país), y las morillas rellenas de mollejas sobre salsa de manzana, Alija hizo lo suyo a través de peculiaridades como la kokotxa de bacalao y pilpil de berberechos, y una insólita degustación de diferentes especiales de tomates cherry cuyo sutil relleno todos jugaron a descifrar.

La concatenación de sabores tuvo otras propuestas como langostinos sumergidos en una suntuosa salsa de coco y curry y liebre patagónica con corintio y mandioca. Todo fue maridado con vinos especialmente elegidos y curiosidades como una sidra artesanal de pera de producción local, que coronó los postres: ricota, begonias y yatei (una miel producida en Corrientes, por una especie particular de abejas) y aguacate, semilla de alholva, aceituna negra y café.

Estos paisajes sensoriales se presentaron como verdaderas oportunidades de arrimarse a culturas y costumbres lejanas (y no tanto). Los comensales tuvieron la posibilidad de oír en sus propias mesas a los mismos chef relatando las aventuras detrás de la preparación de cada plato, del descubrimiento de las técnicas de preparación, de los viajes antropológicos para dar con los ingredientes utilizados e, incluso, del descubrimiento de las propiedades de cada alimento. Los asistentes tuvieron la posibilidad de conectar con los cocineros, como si de puentes hacia otros mundos, regiones del país y experiencias de vida se tratara.

El privilegio de esta cena estuvo disponible a un precio referencial por tiempo limitado para los clientes de ICBC que quisieran conocer Tegui y experimentar su menú. Esta acción fue lanzada en abril y son en total cinco ocasiones anuales en que se hace accesible. Eso sí, los clientes del banco tienen que estar atentos: en menos de media hora suelen agotarse los lugares disponibles.

En esta nota:
Te puede interesar