Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fotolibros: ese inclasificable objeto de deseo en el mundo de las artes visuales

En FoLa se exhiben, hasta el domingo, 130 photobooks entre clásicos y novedades; la muestra seguirá de gira a Houston

Jueves 30 de noviembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

La experiencia estética de tener en las manos un fotolibro es íntima: se quiebra la distancia entre el objeto de arte y el espectador. Antes de que la exquisita colección de 130 fotolibros de autores latinoamericanos de Contemporary Latin American Photobook (CLAP) llegue al Museo de Bellas Artes de Houston, se exhibirá en FoLa (Fototeca Latinoamericana), en el megaencuentro internacional de fotolibros CLAP-FoLa. Se trata de fotolibros seleccionados por un grupo de expertos del proyecto 10 x 10 Photobooks, junto a destacados curadores y gestores latinoamericanos. La colección CLAP incluye grandes nombres, como Rodrigo Abd, Claudia Andujar, Alejandro Cartagena, Jorge Macchi, Gian Paolo Minelli, Pablo Ortiz Monasterio y Andrés Marroquín Winkelmann, entre otros.

Sleeping by the Mississippi, el cásico de Alec Soth
Sleeping by the Mississippi, el cásico de Alec Soth. Foto: Gentileza Fola

Desde hoy y hasta el 3 de diciembre, el espacio de FoLa se convertirá en una gran sala de lectura con mesas y sillas donde los espectadores, con guantes de algodón blanco, podrán conocer más de medio millar de fotolibros de autores de culto y ediciones limitadas que conjugan arte y creatividad.

"El fotolibro es un lenguaje en sí mismo. Si bien existe desde los años cuarenta, hoy se destaca: puede incluir textos, dibujos, un original, trabajos de archivos y collages. Es un objeto conceptual de colección, cuyo lenguaje está en constante revolución", dice Pablo Cabado, coordinador general del encuentro.

Recorrer un fotolibro es una experiencia singular. Entre los libros claves del género está Paris 11-15th November, 2015, del inglés Paul Graham, que reúne una serie de fotos tomadas después de los ataques terroristas en París en 2015. Con apenas imágenes del interior del departamento donde permaneció con su familia, sus fotografías evidencian angustia e incertidumbre: la historia de un refugio familiar y asfixiante.

La variedad de formatos y diseños incluye desde fotolibros que no siguen la correlación tradicional de paginado, sino que son como dos libros unidos que invitan al espectador a crear distintas historias e imágenes, hasta otros que incluyen calcos, transparencias, textos, impresos en papel fax o están enrollados en un tubo.

En el monumental encuentro internacional de fotolibros CLAP-FoLa, habrá talleres y revisión de portfolios, y se exhibirán publicaciones de grandes editoriales independientes, como Silas Finch, Akina Books, KWY y Meier Ramirez, entre otras. Por la noche, en el Anfiteatro Distrito Arcos, en el marco de Slideluck Editorials (mañana), se proyectarán en pantalla gigante ensayos fotográficos de jóvenes talentos de todo el mundo. Además, se presentará una selección de 30 fotolibros publicados este año, seleccionadas entre los postulados para FoLa Award, que otorgará dos mil dólares a la publicación ganadora. Ya se postularon artistas de América, Europa y Asia.

Son objetos conceptuales, de colección
Son objetos conceptuales, de colección.

Habrá una mesa con publicaciones internacionales de la colección FoLa, donde podrán verse fotolibros imperdibles como Sleeping by the Mississippi (edición limitada, con copia original de 150 ejemplares, Editorial Mack Books), el primer libro de Alec Soth, uno de los más importantes fotógrafos norteamericanos de la actualidad. Soth trabajó para The New York Times, la revista Fortune y Newsweek, y es miembro de la agencia Magnum. Soth tiene la capacidad de capturar personajes que condensan historias personales y al tiempo son frescos sociales. Se exhibe también Afronautas, de Cristina De Middel, que recrea con tono fotoperiodístico un extravagante proyecto de Zambia para enviar a la Luna, en 1964, doce astronautas y diez gatos. Los promotores del programa espacial de Zambia solicitaron una subvención a la Unesco por unos 10 millones de euros. Revolucionario, este fotolibro autoeditado se agotó en la primera edición.

Felifa, feria pionera en América latina

Desde 2002, Felifa (Feria de Libros de Fotos de Autor) reúne anualmente a fotógrafos, artistas, editores y diseñadores gráficos de América latina. Desde 2016, también de Estados Unidos y Europa. Es un espacio de formación, circulación y exhibición donde se debate sobre la producción editorial en la fotografía contemporánea. La feria, pionera en su área en Latinoamérica, exhibe fotolibros autopublicados y publicados por sellos independientes o por grandes editoriales. "El fotolibro es parecido a una novela o a una película: cada imagen es como un fotograma de un filme. El formato del fotolibro está revolucionando la fotografía contemporánea", dice Julieta Escardó, directora de Felifa. Y agrega: "Este es un momento de mucha vitalidad para el fotolibro: las técnicas digitales les permiten a los autores autopublicar libros, muchos famosos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas