Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Quién es Guido Vadalá? el rosarino que se entrenó en La Masía, fue a Juventus por Tevez y el domingo puede debutar como titular en Boca

A los 20 años ya probó suerte dos veces en Europa y también defendió los colores de Unión de Santa Fe; frente a Arsenal puede cumplir uno de sus sueños

Jueves 30 de noviembre de 2017 • 16:18
SEGUIR
LA NACION
0
Vadalá marcó, de penal, el gol con el que la reserva de Boca le ganó a Racing hace dos fechas
Vadalá marcó, de penal, el gol con el que la reserva de Boca le ganó a Racing hace dos fechas. Foto: Javier García Martino / Prensa Boca

"Conocé a Guido Vadalá, la joya de Boca que ya comparan con Lionel Messi". El título de la entrevista publicada por LA NACION en enero de 2014 presentaba en sociedad a una de las mayores promesas de las inferiores del club de la Ribera. Sin embargo, recién casi cuatro años después está cerca de cumplir uno de sus grandes sueños: ser el centrodelantero titular en la Bombonera. ¿El otro? Jugar un Mundial con la selección argentina.

Las lesiones de Darío Benedetto y de Walter Bou , sumados al bajo rendimiento de Junior Benítez ante Rosario Central, a la venta de Andrés Chávez (al Panathinaikos) y a los préstamos de Ramón Wanchope Ábila (Huracán) y Marcelo Torres (Talleres de Córdoba) dejaron un espacio vacío en el medio del ataque xeneize. Por cualidades, pero también por falta de alternativas, Vadalá se convirtió esta semana en el gran candidato a ocupar esa zona clave en el equipo.

Pero, ¿qué ocurrió con este rosarino que cumplirá 21 años el próximo 8 de febrero, que en 2009 se entrenó a prueba en La Masía, en 2010, probó suerte en Atalanta.y que a sus 16 encandilaba a los formadores de La Candela, donde en 2013 marcó 32 goles en los 29 partidos que jugó su equipo en el torneo de Séptima División?

Luego de aquel gran año, Carlos Bianchi, por entonces DT de Boca tomó la decisión de promocionarlo a la tercera división, bien cerquita de la Primera. Sin embargo, apenas pudo mostrarse 45 minutos en un 0-1 frente a Estudiantes, por los torneos de Verano. Lo bueno: pudo intercambiar paredes y palabras con uno de sus ídolos, Juan Román Riquelme. ¿El otro? Un tal Lionel Messi.

"Mi fuerte es precisamente la definición, y me gusta mucho gambetear. Pero todavía hay muchas cosas por aprender y mejorar"
Guido Vadalá (a LA NACION, en enero de 2014)

Recién volvió a jugar en enero de 2015, también en amistosos y siempre ingresando desde el banco: 20 minutos frente a Vélez (2-2) y en los dos superclásicos ante River (1-0 y el histórico 5 a 0 en Mendoza).

Sus primeros minutos oficiales (14, para ser más exactos, fueron recién el 18 de febrero de ese año, ya con Rodolfo Arruabarrena como DT, y ante Palestino, en Chile, por la Copa Libertadores. También estuvo en la Bombonera, sólo 19 minutos, cuando el conjunto trasandino visitó Buenos Aires. Con los 3m que pisó la cancha el último domingo en Arroyito suma sólo 36 minutos de juego como profesional.

Sin acción en la primera, su nombre cobró trascendencia cuando se activó el operativo retorno de Carlos Tevez. Guido formó parte de las tratativas y emigró a la Juventus. Llegó a Turín con grandes ilusiones en las valijas. Disputó un amistoso de verano con el plantel profesional y luego disputó 33partidos y señaló 6 goles con el equipo de reserva de la Vecchia Signora.

Una vez finalizado el préstamo, Vadalá regresó a la Argentina, pero los Barros Schelotto prefirieron que siguiera sumando rodaje en otro club y volvieron a cederlo, esta vez a Unión de Santa Fe. En el torneo 2016/2017, la Joya jugó 19 partidos y marcó sólo un gol.

En el último receso invernal, los Mellizos decidieron retener al delantero, y lo aconsejan en cada entrenamiento, donde él intenta ganarse un lugar. Una posibilidad para mostrarse.

Quizás no sea de la manera soñada, pero las lesiones y los préstamos de centrodelanteros lo pusieron frente a esta gran oportunidad. No fue casual que Guillermo haya hablado tanto con él en las prácticas de esta semana en el predio Pedro Pompilio. De ratificarse lo que viene probando, el tridente ofensivo del domingo, frente a Arsenal, estará conformado por Cristian Pavón, Vadalá y Edwin Cardona.

"Mi fuerte es precisamente la definición, y me gusta mucho gambetear. Pero todavía hay muchas cosas por aprender y mejorar", le decía Guido a LA NACIÓN en 2014. Precisamente eso es lo que necesita Guillermo, para intentar disimular de la mejor manera posible el vacío que dejó Benedetto en el medio del área.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas