Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Cushman

Panamericana y General Paz: el cruce perfecto para el desarrollo inmobiliario

Ubicado en una zona estratégica, el nodo fue creciendo en los últimos años con la continua edificación de espacios comerciales y corporativos. Los proyectos en marcha y los planes activos de nuevos emprendimientos generan cada vez un mayor atractivo para invertir

Viernes 01 de diciembre de 2017 • 15:15

cerrar

Un solo dato basta para comprender por qué este territorio que, hace apenas dos décadas combinaba fábricas y casa bajas, cambió por completo su paisaje: el 50% de los vehículos que ingresan a diario a la Ciudad de Buenos Aires pasan por el cruce de Panamericana y General Paz. Tras la remodelación del Acceso Norte, a mediados de los años 90, esta intersección comenzó a cambiar su fisonomía y dejó de ser un lugar de paso para convertirse en un polo de edificios de oficinas que se consolida como uno de los submercados inmobiliarios más pujantes de la ciudad.

El edificio que marcó el comienzo de esta etapa de crecimiento fue la torre Panamericana Plaza, inaugurada en 1997. En 2005 se inauguró el Dot Baires Shopping, con su edificio de oficinas aledaño, y por la misma época abrió sus puertas la Torre Intecons y la primera torre del complejo Nodus. "El Nodo Panamericana-General Paz es hoy el submercado con mayor potencial de crecimiento del mercado: en el corto plazo se incorporarán más de 50.000 m2 de oficinas premium y se proyectan otros 100.000 m2 más", destaca el Director General de Cushman & Wakefield Cono Sur, Herman Faigenbaum. "El Shopping Dot funciona como ancla, ya que genera sinergia con los edificios de la zona, cuyos ocupantes aprovechan desde el patio de comidas hasta el gimnasio", continúa Faigenbaum.

Actualmente se encuentran en construcción y en proyecto varios edificios, como el complejo Florida Office Center II (en construcción) y el Nodus Building II y III (en proyecto), que incrementarán la importancia del área como centro estratégico para el desarrollo inmobiliario corporativo. "Las empresas que ocupan esta zona son en general multinacionales, medianas y grandes. Una de las pioneras fue la empresa nacional Mercado Libre, que empezó en Panamericana Plaza, también en Intecons y va a consolidar su operación en el Polo DOT, actualmente en construcción, donde estaba la ex fábrica de lamparitas Philips", ejemplifica el Broker Senior de Cushman & Wakefield, Hernán Castro. "La inauguración de este edificio va a ser bisagra: consolidará el mercado de oficinas y va a cambiar la fisonomía de la zona, más allá de lo que ya hay hoy", explica Castro.

"Los desarrollos se caracterizan por contar con plantas grandes, especiales para empresas de primera línea que buscan muchos metros. Un ejemplo es el reacondicionamiento de la ex planta de Philips que, con su carácter industrial, con techos de gran altura, contará con la última tecnología y la calidad de una oficina premium", detalla Castro. "Este es un caso atípico en cuanto a reacondicionamiento, ya que la mayoría de las oficinas Clase A son edificios construidos desde cero", agrega Faigenbaum.

Claves del éxito

La accesibilidad como factor distintivo: la gran cantidad de opciones de transporte y la facilidad para ingresar al nodo conforman un aspecto clave de su potencialidad. El gran caudal vehicular de esas dos arterias se complementa con importantes avenidas como Donado, Mitre y Balbín. Quienes utilizan el transporte público cuentan con dos líneas de ferrocarriles interurbanos (Mitre y Belgrano Norte) y 18 líneas de colectivos, más las que forman parte del Metrobús Cabildo-Maipú. "Estas condiciones convierten al nodo en un punto ideal para establecer un centro de arribo donde las empresas y el comercio puedan desarrollar su actividad sin la necesidad de ingresar al centro tradicional de la Ciudad. Así se favorecen los tiempos de movilidad que impactan en la calidad de vida, se disminuye la huella de carbono y se obtienen mejoras en la calidad ambiental", detalla Faigenbaum.

Servicios y espacios verdes: junto con los emprendimientos inmobiliarios fueron surgiendo o afianzándose, según el caso, los distintos componentes de la oferta de equipamientos y servicios. Entre los beneficios con los que ya contaba la zona, son muy valorados los espacios verdes aptos para el esparcimiento y la práctica de actividades al aire libre, tales como los parques Sarmiento y Saavedra y el club Platense.

Salud y educación: en las cercanías existen prestigiosos centros de salud que cubren un espectro importante de especialidades médicas. La oferta educativa pública y privada es también satisfactoria. El centro comercial, en tanto, completa un panorama donde las necesidades principales están atendidas.

La configuración de esta zona cumple con uno de los requerimientos más fuertes de las empresas: una mejor calidad de vida para sus empleados, generando sinergias con los residentes de la zona. Se intenta trabajar alrededor del concepto de "campus de oficinas" que combina espacios de trabajo cerrados con espacios al aire libre a la altura del suelo o con terrazas verdes semicubiertas, con acceso a conexión WiFi. Un ejemplo de cómo se busca lograr este objetivo es que parte de la fábrica aledaña a la construcción de las nuevas oficinas de Mercado Libre fue demolida para destinarla a espacios verdes.

Existe otro tipo de desarrollo que sería muy positivo de cara a su crecimiento futuro: la instalación de un hotel, con orientación corporativa: "Al ser el nodo sede de importantes empresas, consideramos que la instalación de un hotel de estas características sería importante para abastecer a la zona y sus alrededores, ya que hoy no hay en todo el corredor uno que cubra necesidades empresariales," concluye Castro.

Oportunidades de mejora

El nodo que se conformó alrededor de la intersección entre Panamericana y General Paz presenta factores que lo convierten en una zona rica y de gran potencial para abastecer a un mercado con necesidades múltiples. Sin embargo, aún existen oportunidades de mejora viables: la puesta en valor de los principales corredores viales y peatonales, la relocalización de paradas de colectivos y la creación de circuitos guiados consolidarían un proceso, ya avanzado, de integración entre el espacio público y el privado.

Te puede interesar