Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sin su estrella, pero con más intrigas, regresa Vikings

Esta noche se estrena la quinta temporada de "el otro Game of Thrones"

Viernes 01 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La ficción de Michael Hirst no tendrá ya a Ragnar; la historia seguirá con sus hijos
La ficción de Michael Hirst no tendrá ya a Ragnar; la historia seguirá con sus hijos.

Ragnar Lothbrok ha muerto. Ese granjero guerrero, de mirada lunática y decisiones tan piadosas como sangrientas, sació su sed de conquista y se transformó en rey al final de un largo camino en Vikings. Sobre esa figura hechicera, interpretada por Travis Fimmel, descansaba la trama de una serie con muchos seguidores en el mundo y que compite en presupuesto, buenos guiones, intrigas palaciegas y grandes batallas épicas a la exitosa Game of Thrones. Si bien se inspira en hechos y relatos históricos, su creador Michael Hirst le echó mano a la fórmula de la serie de HBO: luchas de poder, traiciones, sangre, sexo, leyendas y deidades varias. Y claro, la suma ahora incluye un factor de riesgo que ya funcionó a las maravillas en la ficción de George R. R. Martin: matar a su estrella.

Es por eso que una de las incógnitas es cómo se sostendrá ese atractivo en esta quinta temporada, ya sin Ragnar. El misterio empezará a develarse esta noche, a las 22, con un capítulo doble en Fox Premium Series. Se sabe que serán los hijos de Ragnar los que se volverán el centro de la historia junto a personajes ya establecidos como Lagherta (Katheryn Winnick), Björn (Alexander Ludwig) y Floki (Gustaf Skarsgard). A ellos se les sumará el obispo Heahmund, interpretado por Jonathan Rhys Meyers (quien ya trabajó con Hirst en Los Tudor).

"Sabía que matar a Ragnar era riesgoso, pero no me preocupé -afirmó Hirst en una entrevista con Variety, a sabiendas de que cierto rigor histórico demandaba esa decisión-. Cada uno de sus hijos tiene alguna característica suya, para bien y para mal. Es un poco como los Beatles: eran cuatro que en cierto modo eran uno. Ahora intercambiarán lealtades, el Gran Ejército se está desmoronando y todos luchan contra todos", detalló.

Rhys Meyers es el elegido de Hirst para suplir el espíritu explosivo e inquietante de Ragnar. "Johnny era la única persona en la que pensamos para el papel porque lo conocemos bien (...) Es un actor peligroso, incluso hasta como persona. Es un jugador impredecible y eso es lo que necesitábamos", explicó.

Así, el obispo Heahmund abraza de manera cuestionable la religión, es un gran guerrero y tiene su asidero en la historia pues se lo considera un precursor de los Templarios. Con esas características, este religioso junto al rey Aethelwulf (Moe Dunford), tratará de repeler a los invasores nórdicos.

En la quinta temporada de la ficción, que retrata el comienzo de la crisis de lo que se llamó la era vikinga, Ivar el deshuesado (Alex Hogh Andersen) toma preponderancia. Es un personaje sanguinario, que a pesar de su discapacidad (no tiene huesos en sus piernas) tratará de demostrar que puede ser el líder del Gran Ejército pagano.

Lagertha seguirá ilustrando la preponderancia de la mujer en la cultura vikinga, en la que su lugar estaba en las antípodas del mundo cristiano. Ya como reina de Kattegat, tratará de mantener su poder y enfrentará la profecía que indicaba que un hijo de Ragnar será su verdugo. No obstante, hay indicios de que su personaje será el que hilvane la saga completa, algo así como la madre de dragones de Emilia Clarke en Game of Thrones.

"Quiero saber cómo va a lidiar con el próximo problema. No quiero matarla arbitrariamente -dijo Hirst-. La necesito cerca. Desde Elizabeth [su anterior producción] en adelante me interesan los personajes femeninos. Hice mi doctorado sobre Henry James y a él le encantaba escribir sobre mujeres". Winnick debutará como directora en un episodio de la sexta temporada.

Por su parte, Björn irá a explorar el Mediterráneo. Para ello, la producción se alejó de Irlanda y eligió como nueva locación Marruecos, que sirve para representar los desiertos de la vecina Túnez. Floki, el creador de los barcos vikingos, luego de sufrir la pérdida de su familia y ya cansado de la batalla entre cristianos y paganos, opta por el ostracismo en Islandia. Rollo, hermano de Ragnar, casado con la princesa de Francia, comenzará a debatirse entre su nueva vida y sus raíces vikingas.

La contraposición de creencias -la fe católica, la hechicería y la mitología nórdica- seguirá en juego trazando curiosas alegorías. Si bien la serie se basa en hechos históricos, Hirst utiliza esas diferentes creencias para sumarle al relato una justa porción de fantasía. Desde hoy, se verá si la fórmula de Vikings logra alcanzar la suerte de la de los dragones.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas