Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El misterioso regreso de los trenes de lujo, desde Cuzco hasta Siberia

Al estilo del viejo Orient Express, de Agatha Christie, los trenes de diseño centenario y programa all inclusive vuelven a marchar sobre rieles

Domingo 03 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Hay algo acerca de un grupo de extraños reunidos por días sin nada más en común que la necesidad de trasladarse de un sitio a otro y jamás volver a verse..., le dice Monsieur Bouc, director del ferrocarril de lujo en el que viajan, a su amigo, el detective Hercule Poirot, en una de las primeras escenas de Asesinato en el Orient Express.

Algo más que la escena del crimen: los trenes vintage están de moda
Algo más que la escena del crimen: los trenes vintage están de moda. Foto: Sebastián Pani/LUGARES

La reflexión, claro, es de Agatha Christie, autora del clásico de misterio adaptado al cine (por estos días con nueva versión) y aficionada a los viajes en general y a los trenes en particular. Pero podría funcionar también como texto publicitario para promocionar una forma de viajar y hacer turismo que recuperó vigencia. Y, hay que reconocerlo, con un bajísimo índice de asesinatos a bordo.

La novela está ambientada en 1934. Pero, misterio, casi un siglo después existe una amplia oferta de trenes similares al de esa trama, de lujo, con diseño de época y servicio cinco estrellas, con todo incluido. Productos extraordinarios que no tienen tanto que ver con los ferrocarriles de línea habituales. Varios de ellos son relativamente nuevos, con la idea de recuperar el romanticismo y esplendor de aquellas excursiones sobre rieles.

Como el flamante Belmond Andean Explorer, que cruza el Altiplano, en Perú. Y el también nuevo Tren Crucero, de Quito a Guayaquil (cuatro días, cuatro noches). O el elegante Rovos Rail, que rueda por Sudáfrica con sus coches restaurados, de colección, en distintos itinerarios y programas temáticos con foco en los safaris o el golf.

Experiencias únicas

Los argentinos comienzan a embarcarse en este tipo de viajes, que por supuesto no está destinado a la masividad sino a pasajeros en busca de experiencias diferentes y normalmente con bastantes kilómetros ya en su haber. Como Agatha Christie. No por nada, en los españoles Al Andalus, Transcantábrico y Expreso La Robla, todos ferrocarriles de esa categoría, los argentinos son hoy los terceros pasajeros internacionales más habituales. Y en la previa del próximo Mundial de Rusia, los operadores locales que más comercializan el producto ferroviario aseguran que se incrementaron notoriamente las consultas y reservas del Transiberiano, el ya mítico cruce de Moscú hacia el Pacífico (o viceversa), que también puede hacerse en camarotes mucho más confortables que los regulares, con excursiones organizadas, pianista en el vagón comedor y fiestas inolvidables junto al lago Baikal.

Fantasía con precio real

Las tarifas no son económicas, pero tampoco inalcanzables o propias de la fantasía en una pantalla. Por ejemplo, el Venice Simplon Orient Express, que recrea precisamente el espíritu del tren de Agatha Christie (de hecho algunas escenas de la nueva película de Kenneth Branagh se filmaron a bordo), es muy popular en el tramo corto París-Venecia. Es un viaje de dos días, una noche, y cuesta desde 1700 euros por persona, aproximadamente.

"Mucha gente que vio la película del Orient Express se sorprende al enterarse que hoy todavía puede embarcarse en un viaje así", explica Sebastián Schiaffino, gerente de Essential Travel, operador experto en trenes de lujo. "También les llama la atención descubrir que si bien no es barato tampoco resulta imposible. Recientemente, por ejemplo, tuvimos un grupo de docentes de historia y geografía que tomaron el Transiberiano. Era su sueño, así que se juntaron, lo planearon y lo hicieron. Probablemente haya sido el viaje de su vida."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas