Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por la recuperación del sector privado, la construcción tuvo su mayor alza en 21 meses

Creció un 25,3% interanual en octubre por la obra pública y la demanda generada por el boom de créditos; en el mismo período, la industria avanzó un 4,4% y cerraría el año con un 2%

Viernes 01 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La obra pública prendió la mecha de la construcción hace unos meses. Con el boom del crédito hipotecario, esa tracción se extendió hoy al sector privado, y en medio de las restricciones fiscales y la baja de impuestos prevista, el Gobierno espera que los proyectos público-privados en infraestructura sostengan los números durante 2018. Es la síntesis que vive el sector.

Las ventas de insumos vinculados con la obra privada (el 75% del sector de la construcción, con rubros como pintura, ladrillos, placas de yeso, artículos para sanitarios y cemento en bolsa) reforzaron la incipiente vitalidad de los últimos meses y acompañaron el fuerte impulso de la obra pública para que el sector de la construcción mostrara en octubre el mejor de los últimos 21 meses.

Foto: LA NACION

Así lo reflejó el indicador sintético de la construcción (ISAC), publicado ayer por el Indec, que mostró una suba interanual del 25,5%, el valor más alto desde enero de 2016, y acumula en el año un alza del 11,6%. En el Gobierno creen que las subas en los próximos meses comenzarán a ser levemente menores, porque se medirá contra períodos buenos.

Entre los analistas privados creen que la actividad terminará el año con una suba de cerca del 11%. No fue la única buena noticia: la industria, revitalizada por la construcción, el agro, la energía y las automotrices, creció también en octubre 4,4%, un dato superior al esperado.

Todos coinciden. La reactivación del crédito -hipotecarios, pero también prendarios y personales- generó la demanda como para impulsar a los creadores de oferta, los constructores privados. Los números son elocuentes: el crédito hipotecario, por caso, aumentó un 45% interanual en términos reales en octubre, según señaló la consultora Labour, Capital & Growth (LCG).

Otros datos explican los números agregados: en la provincia de Buenos Aires, las escrituras de compraventa de inmuebles crecieron 35% internual en octubre y acumulan 25% en diez meses. En territorio porteño, hasta septiembre, se incrementaron 23% interanual y suman 44% en nueve meses. Según el ISAC, los permisos de construcciones privadas siguen creciendo. En diez meses muestran un alza del 10% con relación al mismo período del año pasado. "Aun con predominio de los insumos destinados a la obra pública, como asfalto y cemento, la venta de todos los insumos destinados a la construcción tiene subas interanuales superiores al 10%", recalcaron en LCG.

"Se observa más construcción privada", indicó Juan Luis Bour, director de FIEL. "En los permisos, que acumulan 10% de crecimiento; en los despachos de bolsas de cemento, que crecen en octubre al 18% anual; en cerámicos y otros, que es demanda de privados", estimó. Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, también puso el foco en la suba de los insumos y en los permisos para la construcción privada. "Además, el índice Construya, de las firmas líderes, que refleja mejor la construcción privada, crece fuerte en octubre", agregó.

"Los hipotecarios crearon una burbuja. Se acabó el stock de departamentos y ahora los desarrolladores aceleraron los proyectos", afirmó el constructor Juan Chediack. "Se reactiva lo privado", dijo.

"Fue un largo proceso de reordenamiento con la mesa del sector, donde hay empresarios, sindicatos y bancos", dijo a LA NACION el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que también destacó el aporte privado. Recalcó que Interior está al 100% de ejecución de su presupuesto en obra pública. "Somos conscientes de que no podemos hacerlo todo. Para el año próximo apostamos a los proyectos público-privados", adelantó. Están previstas inversiones en infraestructura por $ 67.104 millones dentro de esta modalidad en 2018.

En tanto, la industria mostró en octubre un alza internual del 4,4%, con cierta heterogeneidad por sectores. Acumula en diez meses un alza del 1,8% y el Gobierno apunta a que el año termine con un alza del 2%. La producción automotriz traccionó con un alza del 25%, lo mismo que los sectores ligados a la construcción.

Por otro lado, cayó alimentos y bebidas, sobre todo por un impacto climático que golpeó al azúcar y a la lechería, también afectada por los problemas de SanCor. "Es un buen dato. Vamos a terminar arriba del 2%", dijo Martín Etchegoyen, secretario de Industria. Los textiles, en tanto, crecieron 6,8%. "Se explica por el mínimo nivel de actividad registrado en octubre de 2016, y rebotó sólo 6% respecto de uno de los peores meses de la serie", aclaró Ariel Schale, economista de ProTejer. "Lo bueno es que ya no está cayendo", destacó Etchegoyen. Todo podría mejorar si, como creen consultoras privadas de Brasil, ese país se expande un 2,8% en 2018.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas