Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las deudas del Grupo Indalo profundizan la crisis de ShowMatch

La empresa les prohibió la entrada a los empleados que reclamaron por los sueldos adeudados

Jueves 30 de noviembre de 2017 • 23:26
0
Lolo Rossi y Hugo Ávila, jefes de coaches del Bailando por un Sueño
Lolo Rossi y Hugo Ávila, jefes de coaches del Bailando por un Sueño.

Hasta hace un tiempo, parecía imposible, pero sucedió. ShowMatch , el programa más visto de la televisión argentina peligra debido a la crisis económica que atraviesa su productora. Hoy, de hecho, trascendió que la situación se agrava a cada instante: Ideas del Sur habría prohibido la entrada al estudio La Corte, desde donde sale en vivo el programa, a los jefes de coches, Lolo Rossi y Hugo Ávila.

La decisión del Grupo Indalo, la empresa de Cristóbal López, fue tomada luego de que ambos empleados presentaran una carta documento pidiendo que se les paguen los sueldos adeudados.

La información se dio a conocer en El diario de Mariana, y fue allí donde explicaron que en la misma situación se encuentra Cinthia Vargas, otra de las responsables de los coaches y la jefa de prensa de Ideas del Sur, María Calatayud.

Según informaron también en aquel programa, las dos últimas "recibieron su sueldo del mes pasado, pero comprobaron por Anses que la empresa había incumplido con las retenciones previsionales".

Fabián Doman también dio a conocer la situación a través de Twitter, y Vargas retuiteó el mensaje del periodista que daba cuenta de lo que ocurrido: "Volvió el cabaret a ShowMatch. Además de Lolo y Hugo también tienen la entrada prohibida al programa Cinthia Vargas - también responsable de coaches- y María Calatayud. Todos reclaman pagos y enviaron cartas documento".

Pero la crisis de la empresa de López no se agota en el pago de sueldos. También trascendió que en el estudio ya no habría ni internet ni televisión por cable y, además, ya le habrían informado a la producción que deberán abandonar el estudio en enero, también por falta de pago, y por eso se deberá buscar una nueva locación para el año próximo.

Como si fuera poco, choferes de una agencia de taxis con la que trabajaba la empresa volvieron a manifestarse en la puerta de La Corte para reclamar, también, el pago de una abultada deuda en concepto de los traslados de participantes, jurados y productores que se realizaron durante todo el año.

Finalmente, los cuatro involucrados pudieron entrar al estudio antes de que el programa del jueves saliera al aire, pero según le contó a LA NACIÓN uno de los involucrados la permanencia en La Corte de los cuatro durante el envío no estaba asegurada y se iba definiendo minuto a minuto.

Si bien Marcelo Tinelli decidió no hablar abiertamente sobre el conflicto, en un momento bromeó sobre la presencia de dos bailarines que se acercaban a él preparándose para una de las coreografías. "Me asusté. Pensé que eran los taxistas de afuera", dijo, en relación a la manifestación que en ese momento se estaba produciendo.

Además, el conductor hizo especial hincapié en la presencia de los jefes de coaches en el estudio. "Estamos todos", afirmó.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas