Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Devastados por el desenlace, los familiares piden que siga el rastreo

El último parte destrozó sus esperanzas; exigen que encuentren los cuerpos

Viernes 01 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

MAR DEL PLATA.- A paso acelerado, esquivando micrófonos y abrazada a dos adolescentes que lagrimeaban, una de las familiares salía enojada de la Base Naval Mar del Plata tras escuchar de parte de las autoridades que ya no buscarán sobrevivientes del ARA San Juan . "Los quieren dejar a los pibes tirados en el medio del mar", dice a LA NACION. Yolanda Mendiola, madre del suboficial jujeño Leandro Cisneros, más serena, pide un esfuerzo: "Que encuentren los cuerpos, los necesitamos para iniciar nuestro duelo".

Los íntimos de la tripulación fueron los primeros en conocer el giro que ayer tuvo el plan de la Armada, que después de 15 días de amplio despliegue se limitará ahora exclusivamente a la búsqueda del buque y no de sobrevivientes.

Familiares de los tripulantes comparten en Mar del Plata su desazón frente a la tragedia
Familiares de los tripulantes comparten en Mar del Plata su desazón frente a la tragedia. Foto: Mara Sosti

Cuando el vocero Enrique Balbi aparecía en pantalla para hacer públicas esas novedades, en la Casa de Oficiales ya había varios familiares descompuestos. Corrieron los médicos para atender a los que no pudieron sobrellevar en pie la peor de las noticias.

Más de 70 personas coincidieron en la sede militar para este nuevo parte oficial, particular y de gran expectativa porque se había programado para el mediodía, luego se anunció para las 16 y recién se les comunicó a las 18.30.

El jefe de la Base Naval Mar del Plata, contraalmirante Gabriel González, les leyó la gacetilla que Balbi difundiría a los medios poco después. "¿Cómo que no los buscan más?", le preguntaron repetidamente y con tono alto, sorprendidos y dolidos. Hubo algunas reacciones duras, con insultos y bronca. Lloraron todos, incluso los uniformados que los acompañaban. "Los propios oficiales estaban quebrados, nos decían que los que están en el submarino son sus amigos, sus compañeros", contó uno de las familiares a LA NACION.

cerrar

"Lo que les pido a todos es que sigan insistiendo, que no suspendan el rescate, por el amor de Dios", dijo Susana Álvarez, amiga de la familia del suboficial César Vallejos, uno de los sonaristas del submarino. "Ellos tienen mucha fe, sienten que están con vida, y están con vida", aseguró. Anticipó que todos seguirán aquí, adentro o viniendo a la unidad militar.

Lo cierto es que hace días que, de a poco, con la falta de resultados, se empezó percibir que la "familia naval" -como los familiares se presentan- asumía la posibilidad cierta de un cierre trágico. Así se lo habían planteado también referentes religiosos y profesionales con los que aquí dialogan a diario.

Ayer, con plena angustia, la mayoría de los familiares se retiró en silencio. Unos muy pronto, apenas González completó la lectura del parte, envueltos en lágrimas.

Los familiares de los tripulantes exhibieron su dolor en Mar del Plata al conocerse la novedad
Los familiares de los tripulantes exhibieron su dolor en Mar del Plata al conocerse la novedad. Foto: Mara Sosti

Los médicos y enfermeros atendieron a algunas mujeres en el patio lindero a la Casa de Jefes. Presión baja y desvanecimientos, según confiaron a LA NACION fuentes del equipo interdisciplinario que acompaña a los familiares.

Inés, hermana del suboficial Cisneros, se desmayó y la tuvieron que sacar del recinto. "No sé lo que pasó, porque apenas escuché lo que decía el jefe me descompuse", contó. "Algunos colapsaron adentro", reconoció Mendiola, que fue la única familiar directa que se detuvo para contar lo ocurrido y pedir la continuidad del operativo.

Si bien reconoció que siente que su hijo puede estar con vida, entiende que el tiempo transcurrido complica mucho esa posibilidad. No obstante, su convicción es que hay que buscar el submarino ARA San Juan y a sus 44 tripulantes. "Yo me quedo acá hasta que encuentren y me entreguen a mi hijo", afirmó Mendiola.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas