Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La premonición de Guillermo Barros Schelotto que finalmente se cumplió

En varias conferencias de prensa, Guillermo había remarcado que la realidad del fútbol argentino era la paridad, y que la ventaja que tenía su equipo terminaría por diluirse

Viernes 01 de diciembre de 2017 • 13:14
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Guillermo Barros Schelotto, en el entrenamiento
Guillermo Barros Schelotto, en el entrenamiento. Foto: FotoBAIRES

Cuando finalizó la octava fecha de la Superliga, Boca había conseguido su octavo triunfo consecutivo, nada menos que ante River en el Monumental. Con puntaje ideal y una ventaja de siete puntos sobre su escolta, que entonces era Unión, el andar del equipo de los Barros Schelotto despertaba una sola duda en las proyecciones inmediatas, la referida a cuál sería la distancia con el resto al llegar el receso de verano. Sin embargo, antes del encuentro frente a Racing, Guillermo volvió a lanzar una advertencia que ya había presentado con anterioridad: "El torneo es largo y seguramente en algún momento se va a acortar la diferencia".

La ventaja que tenía Boca no se achicó, sino que desapareció y la punta ahora es un sitio compartido con San Lorenzo. La cima de la tabla de posiciones dejó de ser un lugar exclusivo a partir de las derrotas consecutivas del conjunto de la Ribera frente a Racing y Rosario Central y el triunfo que consiguió el Ciclón el jueves por la noche al adelantar su compromiso de la duodécima fecha frente a Atlético Tucumán.

Antes de golear a Belgrano, el Mellizo también había anticipado que la producción de su equipo encontraría competencia antes o después. "Hace un año Estudiantes nos había sacado una gran ventaja y después nosotros los fuimos alcanzando y superando por muchos puntos. Hoy nos toca a nosotros despegarnos, pero se va a emparejar en cualquier momento; no hay dudas de eso porque estamos en un fútbol de paridad".

Lo que el entrenador analizaba una vez iniciada la Superliga era una continuidad del pensamiento que había expresado en la víspera del debut en la competencia. Antes del estreno frente a Olimpo, al ser consultado sobre la diferencia con el resto que podían marcar su equipo y River desestimó esa posibilidad: "Creo que el fútbol argentino sigue siendo muy parejo; o, al menos, no tiene la misma distancia entre un equipo grande y uno chico que la que hay en Italia y España. En Argentina cuando a los equipos grandes les toca jugar de visitante, juegan de visitante de verdad; y en otras ligas no es tan así".

Seguramente Guillermo hubiese preferido no tener razón, pero el cierre del año futbolístico encuentra a su equipo en una disputa de rienda corta. Su análisis no falló y ahora el desafío de Boca es volver a blindar el liderazgo que conserva desde el 11 de diciembre del año pasado.

Benedetto fue operado y espera el alta

Después de haber estado el jueves por la noche en la Cena Anual Solidaria de la Fundación Boca Social junto con el resto del plantel, Darío Bendetto fue operado el viernes por la mañana. En un sanatorio privado porteño, el doctor Jorge Batista realizó una intervención por la ruptura del ligamento cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla derecha.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas