Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

10 techos verdes y jardines verticales para inspirarse

Oxigenan el medio ambiente, apaciguan el ruido, contrarrestan el gris del cemento y aportan un poco de sosiego al ritmo citadino

Los techos verdes tienen muchos beneficios
Los techos verdes tienen muchos beneficios. Foto: Shutterstock
Viernes 01 de diciembre de 2017 • 14:57
SEGUIR
PARA LA NACION

Caminar por la ciudad y descubrir grandes muros cubiertos por distintas especies de plantas sucede cada vez más seguido. Es que uno puede encontrarlos en un intervalo de pocas cuadras, en edificios institucionales, en importantes marcas comerciales y hasta en edificios antiguos. Los jardines verticales se apoderan de la ciudad, ya no sólo por vanguardia o por ser un gesto decorativo; el hecho es que suman beneficios a todos nosotros.

Todo empezó cuando el botánico francés Patrick Blanc, en un viaje por el sudeste asiático, observó que muchas plantas crecían en lugares con poco sustrato, y sólo recibían suficiente luz y agua. Esa fue su fuente de inspiración y comenzó a estudiar plantas como filodendros, monsteras, anthurium y aglaonemas, entre otras, y creó el primer jardín vertical en su casa. Con el tiempo patentó la idea y sus obras pueden verse en París, Qatar, Kuala Lumpur y otras ciudades del mundo.

Los jardines verticales se realizan con una estructura metálica que se coloca separada del muro, así se evita la humedad y las plantas reciben oxígeno. Están conformados por gran diversidad de especies y dan la apariencia de un jardín, pero en sentido vertical. Este tipo de jardines reducen la temperatura en los meses de más calor y forman un pulmón verde que otorgan aire puro a sus alrededores.

Por otro lado, y siguiendo con la necesidad de crear espacios verdes en la ciudades, los techos verdes son una alternativa que suma cada vez más adeptos. La idea de reemplazar el cemento de las azoteas por superficies cubiertas de césped y vegetación ya es aplicada hace varios años en otras partes del mundo. Alemania comenzó a implementarlos en los años 60, y en los países escandinavos los techos con pasto se vienen usando desde hace más de 100 años. En Francia, en el año 2006, se inauguró un gran techo verde de 8.000 m² en el Museo Historial de Vendée; más recientemente en México, en el año 2011, se construyó la terraza verde más grande de Latinoamérica -con una superficie de 5.000 m²-, que cuenta con una pista para trotar y un lugar para hacer yoga.

En el año 2013, el Gobierno de la Ciudad de Buenos sancionó la Ley 4428 que reduce el impuesto de ABL a todos aquellos que cuenten con una terraza verde. Los techos verdes contribuyen a la conservación del medioambiente, ya que absorben gran cantidad de agua de lluvia, aíslan del ruido y funcionan como aislantes térmicos que permiten el ahorro de energía.

Espacios privados

Jardín vertical de 55 m²

Lugar: Caballito

Realizador: Greentec

La instalación está realizada con la técnica constructiva de Bio-fieltro, en el que las plantas se depositan en los bolsillos generados con este material y se desarrollan a través de la hidroponía. El sistema de riego que sustenta el desarrollo del jardín es denominado circuito cerrado (todos los lixiviados del jardín son recolectados y almacenados en un tanque). El sistema de riego cerrado optimiza la utilización de agua y de nutrientes, ya que se re circula una solución nutritiva que se obtiene mediante un equipo de hidroponía instalado que regula el pH y la conductividad eléctrica del agua.

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas
Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

El jardín está constituido por las siguientes especies de plantas: Columnea microphylla, Asplenium bulbiferum, Pteris cretica, Philodendron cordatum, Codiaeum variegatum, Adiantum raddianum, Alocasia odora, Pilea microphylla, Peperomia scandens, entre otras.

Jardín vertical de 15 m²

Lugar: Palermo

Realizador: Ramiro Fernández

La obra se realizó en la terraza de un 15º piso y demoró 3 días. El sistema que se utilizó es de mallas galvanizadas diseñadas por la empresa, rellenas con sustrato especial fertilizado y montadas sobre ménsulas que, a su vez, le dan separación de la pared, para generar una circulación de aire. El sistema también se puede colocar en interiores. Se comercializa en paneles de 60 x 90 cm, permitiendo un rápido montaje y desmonte.

La incorporación de ejemplares se realizó in situ, lo que permitió una mejor maniobrabilidad en el traslado y montaje. A los 10 días se realizó una visita para verificar el estado y progreso de especies, y control del sistema de riego.

El sistema al contener sustrato, no condiciona a estar constantemente regándolo y fertilizándolo.

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Especies utilizadas: Fagonia cretica, Tradescantia zebrina, Pelargonium hortum, Pelargonium grandiflorum, Jacobae maritima, Plectranthus ciliatus, Philodendron cordatum, Plectranthus madagascariensis, Asparagus densiflorus.

Jardín vertical de 5 m²

Lugar: La Lucila

Realizador: Lucila Bustos, Oda al Verde.

Dirección de obra: Graciana Horak

En el piso 16 de una torre se instalaron dos jardines verticales, de 5 m² cada uno, con la técnica constructiva de placas de material reciclado, estructuras metálicas, fieltro y un sistema de fertirrigación automatizado. El sistema de riego es por goteo. Es un sistema denominado circuito cerrado, con un equipo de hidroponía.

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Entre las especies utilizadas se encuentran: Plectranthus fruticosus, Mentha suaveolens, Erica carnea blanca, Oxalis vulcanicola 'Zinfandel', Lavandula dentata, Tradescantia pallida, Tradescantia zebrina.

Techo verde de 500 m²

Lugar: Palermo

Realizador: Newgreen

La terraza está construida a nivel del 4°piso del edificio, a la salida del SUM, y sobre el techo de un supermercado. La superficie está cubierta por césped de grama bahiana.

Sobre las carpetas impermeabilizadas se colocó, primero, una membrana drenante, luego otra membrana para conservación de humedad y luego sustrato de 15 cm de espesor. El sustrato está compuesto pot 60% de tierra negra, 20% de materia orgánica y 20% de perlita.

El riego automatizado es por aspersión con toberas.

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

La larga medianera se trabajó como una pared verde, realizada en caños de PVC. La plantación se destaca por el colorido de su follaje, con plantas como lazo de amor, tradescantia purpúrea, erigerón y durantas áureas, entre otras.

Techo verde de 210 m²

Lugar: Pilar

Uno de los temas de mayor impronta en esta vivienda fue el de las cubiertas verdes naturales y silvestres. No solamente por un tema estético, sino como una premisa de ahorro energético, con bajo o nulo mantenimiento de riego y corte. Entonces, se usaron especies de plantas nativas y gramíneas que se establecieron espontáneamente.

En los techos se realizó una impermeabilización con membranas de PVC soldadas por termo fusión que es el sistema que más garantiza la estanqueidad y duración a través de los años? y se sumó el sistema drenante y las capas de sustrato.

El proyecto, en general, tiene como premisa generar un espacio favorable para la biodiversidad y la recreación. Se eligieron los materiales según la orientación (mampostería con piedra y madera con vidrio), con el fin de aprovechar el recorrido del sol para su climatización y ahorro energético.

Realizador: Arq. Gerardo Grunauer, Tecno Libertador

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas
Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Se ha logrado, mediante los materiales utilizados en toda la obra y con estas cubiertas verdes, generar el menor impacto ambiental y de inserción de la obra en el predio.

Entre las especies utilizadas se encuentran: Paspalum haumanii, Sedum reflexum, Salvia guaranitica, además de grama bahiana y gramíneas que se establecieron naturalmente.

Techo verde de 84 m²

Lugar: San Isidro

Este techo del quincho y sala de estar, ubicados al fondo del jardín, puede verse desde el piso superior de la casa principal. Recibe sol durante todo el día.

Para su construcción se aplicó, primero, una membrana impermeabilizante, sobre ésta se agregó piedra partida pequeña que sirve como drenaje y, por último, tierra negra de aproximadamente unos 20 cm de espesor.

El diseño fue realizado con plantas de bajo mantenimiento, como Stipa tenuissima, Tulbaghia violacea y Verbena bonariensis var. rigida, que proporcionan colorido y poseen diferentes texturas. Las stipas doradas se mueven con el viento y aportan un atractivo más. La plantación de herbáceas fue muy abundante para no permitir que crezca la maleza y lograr que rápidamente se cubra la superficie. Los jazmines de leche se colocaron en los bordes del techo para que cuelguen y se vean desde adentro.

El riego es por goteo, para lo cual se instaló una canilla y, en el extremo, se colocó una rejilla para que el agua corra y desagote. Para facilitar el mantenimiento ?que consiste en carpir la tierra, dividir y sacar malezas? se colocaron baldosas de cemento que, además, forman un recorrido.

Realizador: Paisaj. Angélica Thays

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Techo verde de 6 m²

Lugar: Estilo Pilar 2015, Pilar

Se utilizó un sistema de techo verde extensivo en bandejas, que se adapta muy bien a la pendiente del techo. Esto permitió una rápida ejecución y un efecto visual instantáneo, clave para una exposición temporaria como la de Estilo Pilar. Se colocaron sobre una casita de juegos de madera para chicos, realizado por Juegos del Bosque. Se optó por el uso de especies vegetales de bajo mantenimiento, como Sedum sexangulare, Sedum mexicanum y Fagonia cretica.

Realizador: Veo Verde

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Espacio públicos

Jardín vertical de 189 m²

Lugar: A metros del obelisco

El jardín vertical fue montado sobre una estructura metálica portante, de placas de material reciclado y posee un sistema de riego automatizado (que se monitorea a distancia por medio de un exclusivo dispositivo remoto on-line). Este último permite garantizar el correcto funcionamiento del sistema y crecimiento de la vegetación: corrige el pH, controla la humedad y la temperatura, detecta fallas eléctricas y brinda un balance exacto de nutrientes y agua que las distintas especies necesitan.

Está compuesto por 6.300 plantas aproximadamente y 23 especies diferentes, entre las que se destacan: Plectranthus neochilus, Asparagus sprengeri, Plectranthus purpuratus, Ficus repens, Aptenia cordifolia, Mesembryanthemum floribundum, Hedera canariensis, Sedum spectabile, Tradescantia pallida y Tradescantia fluminensis, entre otras.

Realizador: G-Wall

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Jardín vertical de 10 m²

Lugar: Cañitas

El sistema que se utilizó par la construcción de este jardín vertical es de mallas, con sustrato especial fertilizado, montado sobre ménsulas. Este sistema también se puede colocar en interiores. El riego es automatizado y se controla por medio de un temporizador, programado según las necesidades de las plantas.

Realizador: Ramiro Fernández

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas

Entre las especies usadas encontramos: Adiantum capillus, Chlorophytum comosum variegatum, Plectranthus verticillatus, Cissus rhombifolia, Tradescantia pallida, Tradescantia zebrina, Nephrolepis cordifolia.

Jardín vertical de 1 m²

Existen en el mercado los llamados "cuadros vegetados", con un sistema hidropónico de bajo peso. La medida standard es de 120 x 80 cm y puede pedirse con o sin marco. Cuenta con un sistema de riego automatizado, lo cual hay que revisar regularmente que el recipiente donde se encuentra el agua y los nutrientes esté siempre completo. Puede usarse en interiores o exteriores y, si se decide colocar en la cocina, una buena idea es realizar una mini huerta con aromáticas.

Realizador: Murvivant

Revista Jardín
Revista Jardín. Foto: Inés Clusellas
En esta nota:
Te puede interesar