Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Alessandra Rampolla: "¿Qué nos erotiza del cuerpo masculino?"

Recorremos la geografía masculina para detectar qué es lo que más nos gusta y disfrutarlo cada parte del cuerpo con todos los sentidos.

Viernes 01 de diciembre de 2017 • 17:00
0

El sentido del humor, la inteligencia y la sensibilidad son algunos de los atributos que más valoramos en un hombre, ¿pero qué es lo que más nos erotiza de los varones? Por mucho que afirmemos que para nosotras no todo pasa ni por el sexo ni por lo físico, la realidad es que un hombre con un cuerpo bonito nos enciende de la misma manera que a ellos una mujer con buenas curvas. Así que las invito a dejar caer las caretas para recorrer la geografía masculina y detenernos en cada uno de sus hot spots.

Consciente o inconscientemente, las mujeres seguimos asociando al hombre con la protección y la seguridad. Por lo tanto, no es nada raro que nos sintamos profundamente atraídas -por no decir perdidas- por una espalda ancha o un torso y unos brazos fuertes. Esto no es nuevo, viene literalmente de la época de las cavernas, cuando el hombre salía a cazar y a buscar alimento para su familia. Un hombre fuerte tenía muchas más chances de enfrentarse a una bestia, sobrevivir y regresar a casa con su presa.

Sea como sea, ¿quién de ustedes puede resistirse ante unos hombros anchos y una espalda angulosa? Pueden regalarle a su chico unos masajitos bien sensuales. Usen un rico aceitepara recorrer con sus caricias toda la extensión de su espalda. No importa que no sean unas expertas masajistas, lo que cuenta es la actitud. El contacto con la piel es delicioso y mucho más si ustedes están desnudas. Sorpresivamente, apoyen y froten sus lolas sobre la espalda de él, ¡les encantará a ambos!

Igualmente de exquisito suena que nos rodeen con unos brazos fuertes o que nos carguen y nos lleven a la cama, ¿verdad? Cuando se encuentren sobre su pareja, toquen y acaricien sus tetillas. A muchos hombres eso les provoca eróticas sensaciones. Luego de hacer el amor, qué bendición quedarnos acurrucadas contra su pecho haciendo cucharita y sentir cómo esos bíceps tan sexies pasan por sobre nuestro cuerpo para abrazarnos.

Otra parte del cuerpo masculino que a las mujeres nos gusta mucho es la cola. ¡No digan que no! Unos glúteos y muslos firmes son erotizantes. ¡Anímense a acariciarlos! A ellos les fascina que los toquemos. ¿Nunca les sucedió que su chico les bajara las manos para que le toquen la cola? Deberíamos ser un poquito más generosas. ¡Ellos estarán muy agradecidos!

Ojo que cuando hablamos de caricias no solo nos referimos a tocar con las manos, también podemos rozarlos con nuestro cuerpo desnudo. ¡Eso aumentará la temperatura del encuentro! Además, pueden besar, lamer, dar pequeños chuponcitos y apretujones o hasta algún que otro pellizcón. Eso sí, ¡todo con mucho cuidado! No queremos que le duela, salvo que él así se los pida, pero ese es otro tema.

Se ha comprobado científicamente que escuchar palabras de alto voltaje erótico estimula la transmisión de dopamina, una hormona que juega un rol esencial en la excitación sexual. Esto significa que, usando las palabras indicadas, podemos aumentar la intensidad emocional y física de la experiencia. Sin embargo, ¿no me digan que nunca se les ocurrió que ese hombre que tanto les gustaba les preguntó "¿qué quieres que te haga?" y ustedes se quedaron mudas.Sucede que a ellos se les da mucho mejor esto de hablar en la cama. En cambio a nosotras. ¡Ánimo! Porque solo es cuestión de práctica.

Siempre les recomiendo a las mujeres que antes de lanzarse a decir cualquier palabrita hot, primero la practiquen, si es que no se sienten con la confianza suficiente. Entonces, cuando estén a solas conduciendo su coche o mirando su programa de televisión preferido díganla en voz alta hasta que ya no tengan esa sensación de estar masticando arena. Una vez que suene como a ustedes les gusta y la sientan natural, están preparadas para decírsela a su chico. Todo suena diferente entre jadeos y susurros. Pongan en práctica todos estos consejitos, ¡y luego me cuentan! ¡Mucho éxito!.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas