Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La desarrolladoras impulsan la organización de acciones solidarias

Se comprometen con espacios que necesitan ayuda e integran a sus clientes; buscan una relación que trascienda la venta de una unidad

Sábado 02 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

En muchos casos los desarrolladores ya no se conforman con vender productos inmobiliarios sino que buscan ir más allá. Es decir conectar de una forma diferente con los clientes generando una relación de empatía que trasciende a los ladrillos y buscan generar una comunidad entre los residentes y la marca. Un claro ejemplo de este fenómeno es Casa Campus, una marca de real estate relacionada con el concepto de coliving que busca estimular la interacción entre sus habitantes e incentivar el compromiso social. "Los servicios que ofrecemos no sólo están pensados para hacer más sencilla la vida de sus ocupantes, por medio de espacios comunes como por ejemplo, áreas específicas como zonas de trabajo y estudio, salas de juegos, sector de laundry, livings y lounges con cocinas comunitarias, sino también con actividades programas en donde se busca estimular la acción solidaria de sus residentes", cuenta Fahad Siddiqui, presidente de Casa Campus, el empresario impulsor del concepto de coliving en el mercado local y fundador de la compañía desarrolladora inglesa The Colletive.

La compañía, que proyecta una inversión inmobiliaria de US$ 400 millones en los próximos cinco años en la Argentina y que posee hasta el momento cuatro residencias universitarias en Buenos Aires ya realizó algunas campañas solidarias. "Una de las primeras actividades fue recolectar juguetes y ropa para la Biblioteca Merendero 'Palabras para el Alma', que se encuentra en Pilar. El resultado fue asombroso logramos más de 300 donaciones en muy poco tiempo. Una de las actividades más recientes vinculó a abuelos del Hogar Santa Rita, de la misma localidad, con jóvenes que viven en Casa Campus. Junto con los abuelos plantamos en nuestro predio algunos retoños, esa fue una actividad muy simbólica y emotiva, y que para muchos resultó hasta transformadora, entre los que me incluyo", explica desarrollador.

Un tiempo después hubo una segunda parte de la actividad donde los abuelos fueron los anfitriones. "Ellos nos recibieron en 'su casa' y compartimos una tarde donde plantamos un árbol y disfrutamos de un número artístico y una rica merienda. Una excusa ideal para escuchar inolvidables historias y anécdotas", comenta Siddiqui, que actualmente se encuentra desarrollando junto con M&M Propiedades, en San Telmo, Alto Grande Casa Campus, el proyecto de coliving más grande del mundo, que tendrá una superficie de 25.000 m2 y 422 suites, distribuidas en 26 pisos.

El próximo desafío solidario será más grande unir a los niños del asilo con los abuelos y residentes en alguna nueva acción. "Nuestro objetivo es construir una comunidad que agregue valor a la vida de todos nuestros miembros y de quienes estén cerca de ellos", concluye Siddiqui.

Otra forma es la que eligió Fraher Group, la desarrolladora que también se especializada en la gestión de activos, que lanzó su nuevo plan de RSE (Responsabilidad Social Empresarial), denominado "Metros es amor", a través del cual la Fundación María Cecilia podrá alcanzar el sueño de la propia casa, para que cientos de niños reciban tratamientos oncológicos. "Por esta iniciativa nos comprometemos que por cada venta o boleto que se firme, se dona un monto específico a la fundación destinado de manera directa y exclusiva a la construcción de la casa. El objetivo es recaudar el dinero equivalente a 7000 m2.", relata Marcelo Franco, socio de Fraher. Y agrega: "Estamos comprometidos con la generación de valor, por eso decidimos apoyar a la fundación con la obtención de fondos para la construcción de 'Una casa que se cura', un espacio que le permitirá a los niños enfermos y sus familias atravesar los tratamientos para vencer el cáncer con una mejor calidad de vida".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas