Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Atletas y corredores, dos ríos que corren juntos

En un año especial para el atletismo argentino, un recorrido por lo que fue, lo que es y lo que busca ser cada experiencia LNCorre para continuar tendiendo puentes

3000 corredores que se sumaron a la primera edición de los 8KLNCorre
3000 corredores que se sumaron a la primera edición de los 8KLNCorre. Foto: Fernando Mengoni, de Guía KMZero
Sábado 02 de diciembre de 2017 • 19:16
SEGUIR
LA NACION
0

Junto al río marrón corre un río azul. Uno es, objetivamente, el más ancho del mundo. El otro es, subjetivamente, el más feliz. En los 219 kilómetros de orilla a orilla de uno corre el agua, incalculable, y en los 8 kilómetros de largo del otro corre gente, 3000 que parecen muchos más. En medio de los dos hay un espacio verde, invadido por más gente y por mucha música, que los conecta y los une, para terminar de darle forma a un lugar donde se respira vida.

Son las seis de la tarde del sábado 25 de noviembre y no sólo el sol parece estar en el punto culminante: se está largando una carrera, de las tantas que cada tanto repiquetean las calles de ese Paseo Costero de Vicente López, un verdadero polo runner en el conurbano norte bonaerense, pero diferente por lo que sucedió antes, lo que sucederá durante y lo que sucederá después.

Naturalmente, como quien va consumiendo kilómetros y kilómetros a ritmo sostenido y buen paso, la Experiencia La Nación Corre (#experienciaLNCorre) fue transformándose justamente en eso, en una experiencia. Nacida en 2015, después de la revista dedicada al running y al atletismo y antes del sitio web www.lncorre.com, fue primero que nada la idea y la intención de hablar de correr. Charlas de corredores para corredores que, como todo comienzo, empezaron por el principio. Y al principio era el boom, el fenómeno. Por eso, aquella primera convocatoria, en el Museo Malba, fue para hablar de las Edades del Running. Y hablamos, entonces, del nacimiento, con una metáfora hecha placa que resumía también la realidad de la actividad bajo el título "El curioso ciclo del runner" se mostraba a un bebe (Nace / 1ra. Edad); un joven (Crece / 2da. Edad); un festejo de cumpleaños (Cumple 40 / 3ra. Edad); una persona corriendo (Y echa a correr / Mejor Edad). Imposible encontrar una mejor síntesis de lo que era una actividad física joven. practicada por gente grande. Los porcentajes de una encuesta presentada especialmente en aquel momento eran tan elocuentes como alarmantes: sólo un 1% de quienes corrían tenían 20 años o menos y un número igualmente mínimo conocía o estaba interesado en aquellos que eran parte de este deporte ya no como algo recreativo o saludable, sino como algo profesional y competitivo.

Tal vez por eso, y porque estaba en la idea original, en aquella primera experiencia se sembró entonces la semilla de lo que se quería cosechar: que de la unión del fenómeno masivo del running con el valor descuidado del atletismo surgiera un producto que fortificara a los dos, que corredores aficionados y atletas de elite se retroalimentaran, solidificando a los que ya estaban y procurando incorporar a más, en una pirámide de base cada vez más ancha y un vértice cada vez más alto.

3000 corredores que se sumaron a la primera edición de los 8KLNCorre
3000 corredores que se sumaron a la primera edición de los 8KLNCorre. Foto: Fernando Mengoni, de Guía KMZero

De "Las Edades." se pasó entonces a "Los desafíos del running", donde contaron sus historias quienes corriendo escaparon de una enfermedad o quienes corriendo se propusieron cruzar el país, para seguir con "La elite del running" donde grandes ex atletas y actuales grandes entrenadores -Luis Migueles, Antonio Silio, Indio Cortínez, Leo Malgor- explicaron de donde viene esto de correr y hasta dónde se puede llegar.

Así, resultó tan natural como correr que al escenario se subieran después esos nombres que ya empezaban a ser familiares para muchos, gracias a sus logros y también gracias a la difusión de sus logros, como Belén Casetta y Flor Borelli ("Correr para adelante", tanto que Belén llegó después a ser figura en un Mundial), como Marita Peralta y Mariela Ortiz (en "El ADN del Running", que eso estaba en ellas, cada una con su particular historia de vida y de. carrera). Ya se no se trataba sólo de correr ni se trataba de correr mucho; se trataba de correr mejor. Y de eso hablaron, sucesivamente, reconocidos coaches y también docentes como Daniel Díaz, el propio Migueles y finalmente Fernando Díaz Sánchez, ya en ese día (en este día) de una nueva #experienciaLNCorre, esta vez una completa y verdadera experiencia: porque empezó hablando de correr; porque siguió corriendo, explícitamente; y porque terminó bailando, en la celebración de la Fiesta del Running, que de eso se trataba, al fin y al cabo.

Compitieron y ganaron Joaquín Arbe, entre los hombres y seguido por Natalio Pensa y Ezequiel Brahim, y Belén Casetta, entre las mujeres y seguida por Carolina Donati y Silvina Cristófano. Acompañaron y ganaron, como liebres de lujo y por puro placer, Marita Peralta, Mariela Ortiz, Clarisa Ríos, Chiara Mainetti, Lucía Bagaloni, Rodrigo Rosales, Esteban Miranda, Demian Miranda, Nico Cena. Recibieron y ganaron, como le ganan al futuro, Evelyn Zambrana y Abril Vidal. Antes y después de esos 8 kilómetros en los que se mezclaron atletas de elite y corredores aficionados, unos -los profesionales, los que corren más rápido y sueñan con ser olímpicos o ya lo fueron- subieron al escenario para recibir el reconocimiento de los otros -los amateurs, los que corren más lento y sueñan con llegar o simplemente ganarse a sí mismos-. Porque sí, porque así se dio, terminaron aplaudiéndose mutuamente, como si corrieran todos para el mismo lado y en el mismo sentido, igual que el río marrón y el río azul.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas