Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mercado ilegal llega al 11% de los productos

Estiman que las mafias obtienen cada año $ 200.000.000

Domingo 03 de diciembre de 2017
0

El comercio de medicamentos ilegales genera una ganancia anual estimada en $ 200.000.000, según los cálculos del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb). Y pese a ser desmanteladas varias organizaciones criminales -entre ellas, las que tuvo como involucrados a las víctimas del triple crimen de General Rodríguez-, ese negocio parece mantenerse activo.

"Los remedios ilegítimos, que en la Argentina representan 11% del total, pueden ser falsificados, igual que jeans, zapatillas o perfumes de marca; adulterados, cuando se les agrega o quita componentes o se les cambian rótulos o fechas de vencimiento, o bien pueden ser defectuosos, cuando les falta calidad o son robados", aseguró Marcelo Peretta, secretario general de Safyb, en un comunicado difundido el jueves pasado.

Y agregó: "Las pruebas indican que los medicamentos ilegítimos alimentan el canal conformado por quioscos, supermercados, gimnasios, estaciones de servicio y restaurantes. También se ofrecen por Internet a través de unas 300 páginas y se envían por correo".

La Justicia y la Policía Federal desbarataron en los últimos días a una banda que utilizaba métodos narcos para ingresar desde Chile medicamentos en forma irregular (de lo que se informa por separado). Para Peretta, es visible la existencia de una red que elude los controles para comercializar medicamentos en forma ilegal.

"Delincuentes vestidos de empresarios, falsas droguerías, jóvenes ambiciosos muertos, dirigentes encarcelados y funcionarios procesados confirman que en la Argentina existen mafias de medicamentos", aseguró Peretta.

"Mucha gente compra medicamentos en lugares ilegítimos. Ponen en riesgo su salud y vida con productos de dudosa calidad, sin recibir a cambio ningún comprobante de compra, sin garantía de resultados, ni posibilidades de reclamar por algún problema de salud que pudiera ocurrir tras usar los productos. Creen que son una «ganga» al comprarlos baratos o sin necesidad de receta", explicó el dirigente sindical.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas