Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La misión imposible de no meterte en la vida amorosa de tus hijos

Cuando ya pasan la mayoría de edad, n

Consuelo

SEGUIR

Martes 05 de diciembre de 2017 • 00:12
0
Cómo hacer para opinar sin meterse demasiado
Cómo hacer para opinar sin meterse demasiado. Foto: Shutterstock

Consuelo, te cuento. Tengo una hija de 19 años que vive conmigo en mi casa. Sospecho que sale con chicos que conoce por internet, por Facebook o por Tinder, no sé. No puedo probarlo porque en su computadora no vi nada y el celular no lo suelta jamás, pero alguna vez la escuché conversar con amigas y me dio esa impresión. Tengo mucho miedo, siento que es peligroso con todo lo que está pasando pero no sé qué hacer. ¿Qué sé hace? Gracias,

La Madre Preocupada (45)

Querida Madre Preocupada: primero, ¡muy mal lo de andar espiándole la computadora! Si la chica desapareciera o algo así es atendible, pero espiarle las cosas sin razón más que la propia angustia es una invasión muy fea e injustificada. Por otra parte, como bien verificaste, es inútil: los chicos de hoy hacen todo en el celular. Algunos ni siquiera tienen mail, ni Facebook, ni nada que no sea 100% móvil como Instagram.

Lo segundo: me decís que tu hija tiene diecinueve, o sea que es mayor de edad. No sé nada de ella pero es altamente probable que esté en Tinder o en Happn o alguna otra red para conocer gente por una cuestión de edad. Los chicos que van al colegio todavía lo usan menos, usan internet para socializar (en general) con gente que conocen del colegio o amigos de amigos, pero una vez que desaparece ese ámbito (que los ambientes universitarios más grandes e impersonales no suelen alcanzar para reemplazar) es común que incursionen en este tipo de contactos.

Si la pregunta es qué podés hacer para impedirlo, la respuesta dura es: NADA. Tu hija siempre va a encontrar formas de esconderse de vos si se lo prohibís. Por otro lado, prohibir es muy peligroso: tu hija empieza a verte como un enemigo, y no como una persona con la que se puede hablar, de modo que está cada vez más aislada y ahí sí puede meterse en situaciones complicadas sin que nadie se entere.

En cambio, si la pregunta es "qué puedo hacer para estar más tranquila", sí tengo un consejo: ¡hablá con ella! No para prohibir ni para juzgar o para bajar línea, sino para conocer sus hábitos y ver si podés ayudarla a cuidarse y ser responsable. Hay algunas precauciones lógicas cuando uno conoce extraños en internet que estaría bueno que ella esté tomando: encontrarse siempre en lugares públicos las primeras veces y no en la casa de nadie, no darle su dirección, avisarle a sus amigas dónde y con quién está para que si de pronto no contesta el teléfono alguien sepa dónde encontrarla o a quién buscar. Quizás ella sabe estas cosas, quizás no: la única forma de saberlo es preguntarle, con mucho tacto y sin insistir sobre lo que no quiera contarte.

Éxitos y cariños,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar, como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas