0

¿Te animarías a dormir en una cabaña que cuelga sobre Los Alpes?

La construcción no es apta si sufrís de vértigo; eso sí, vas a tener el lujo de disfrutar de una de las vistas más espectaculares sobre las montañas
0
11 de diciembre de 2017  • 00:52

¿Sos de ese tipo de viajeras que sienten curiosidad por lo extremo y te atraen los planes intrépidos? Entonces agendate este destino para tus escapadas a futuro porque en Eslovenia, sobre el lago Bled, en los Alpes julianos, se encuentra este refugio de montaña no apto para los que tienen vértigo. ¿La propuesta? Dormir en una cabaña colgada sobre la frontera entre Italia y Eslovenia y disfrutando de una vista privilegiada.

La cabaña tiene poco más de 10 metros cuadrados y fue diseñada y construida por el estudio esloveno OFIS Architects. La estructura está hecha de paneles laminados de madera, cristal y aluminio. Además de servir como refugio a alpinistas, la intención es comprobar también la resistencia de estos materiales a las durísimas condiciones climáticas del lugar. Por eso, lograr colocarla en su lugar no fue sencillo: fueron necesarios tres intentos por parte del ejército esloveno para instalarla desde un helicóptero.

El interior puede acomodar un máximo de nueve personas en plataformas que se elevan en vertical. La pared frontal de cristal permite disfrutar de unas vistas espectaculares del monte Triglav (el más alto de Eslovenia) y su entorno. Un lugar así no deja mucho espacio para la decoración, por eso la ambientación es básica y tiene el único fin de que, quien se albergue en ella, pueda pasar una noche diferente y al resguardo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.