Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reyes del kitsch: llega el mejor cabaret del mundo con una impronta contracultural

Comienza hoy el segundo Festival Internacional de Cabaret, en el que un grupo de talentosos artistas, encabezado por Concha del Río, reivindica el género con humor, música y crítica social

Jueves 07 de diciembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Es lunes y a primera hora de la tarde, el bar del Teatro Picadero se ve algo enrarecido por la "fauna" que circula por allí. Al menos así llama Concha del Río, autoproclamada diva de los años 40, el desfile de personajes que de a poco irán llegando para la sesión de fotos en la recta final antes de la segunda edición del Festival Internacional de Cabaret en la Argentina, a desarrollarse desde hoy hasta el domingo, en El Picadero (Pje. Enrique S. Discépolo 1857).

Palavecino, Manzi, Karina K, Savignone, Concha del Río (Noralih Gago) y Moisés Delgado, en el pasaje E.S. Discépolo
Palavecino, Manzi, Karina K, Savignone, Concha del Río (Noralih Gago) y Moisés Delgado, en el pasaje E.S. Discépolo. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez

Reina del kitsch, de uñas larguísimas y pestañas postizas, Concha del Río, o simplemente Concha -el personaje que encarna la actriz Noralih Gago-, es, sin duda, la más alta y la más guapa, la más salerosa y emplumada, la más linda y, sobre todo, la gran anfitriona de este festival de las artes cabareteras. Luego de una extensa gira internacional, la Gran Concha llega una vez más a nuestro país para presentar a los artistas más destacados y entusiastas del género, que cumplirán su fantasía de compartir escenario con la siempre diva del cabaret.

Para muchos, "cabaret" es sinónimo de reducto sexual prohibido, pero en realidad es un género teatral que encuentra símiles y sinónimos en el music hall, el varieté, las variedades, el café concert, el café cantante, el vodevil y el burlesque, entre otras acepciones.

Por su naturaleza multidisciplinaria, el festival conjugará humor, música, sátira y crítica social a través de los distintos exponentes nacionales e internacionales del género. "Si bien el cabaret en la Argentina tiene su tradición de los años 70 hacia atrás, cuando subían al escenario bailarinas con poca ropa, magos, enanos o travestis -gente diferente de la que se veía en el cine-, de aquella época rescatamos justamente lo que sucedía en los shows: la crítica social, la sátira política, la picaresca, siempre a través del humor y el sentido de inclusión", señala Noralih Gago, artífice de esta idea, que en su primera versión tuvo una gran repercusión popular.

"Básicamente el cabaret es un espacio lúdico y distendido, ligado con el placer, donde tenés la posibilidad de tomarte un trago mientras ves el espectáculo. También tenemos otros referentes, como el Instituto Di Tella, el Parakultural o el Café Concert. Cambiaron los nombres, pero prácticamente hablamos de lo mismo: el humor por sobre todas las cosas, pero también la música, el erotismo, la magia, el burlesque, el ballet, distintas atracciones", dice Noralih Gago, la actriz que encarna a Concha del Río desde hace muchos años, maestra de ceremonias y encargada de la organización.

Acodada en la barra, Noralih cuenta que la idea de este festival surgió en uno de sus viajes a México para participar de distintas ediciones del Festival Internacional de Cabaret, que allí se realiza desde hace 15 años. Junto a algunas cabareteras de España, Las Reinas Chulas, por México; Andrea Fiorino y Noralih, de Rosario, y la chilena Natalia Cament luego crearon la Red Mundial de Cabareteras. Incluso escribieron un manifiesto y comenzaron a reunirse para abrir cada vez más el juego. Después del festival continuaron en contacto y cada una asumió el compromiso de fomentar el género en su región hasta "contaminar" el mundo de cabarets. Por lo pronto, en noviembre de 2016 se pudo concretar el Primer Festival en la Argentina y ahora van por la segunda edición.

"Más que nada el motor es juntarnos y convivir con otros artistas del género. También intentamos ganar un espacio que perdimos de a poco. No sé por qué, pero creo que los mismos artistas tenemos que hacernos cargo de habernos corrido un poco de ese lugar que ocupó el concert durante años. Muchos sitios se cerraron y, a su vez, el stand up avanzó un montón. No digo que esté mal, me parece bárbaro, pero creo que hay un espacio que nos falta recuperar, y ese también es uno de los objetivos de este festival", apunta Noralih. En cualquier caso, una vez traspasada la puerta, el cabaret invita al público a sacarse el traje de espectador para transformarse en cliente de la casa y mezclarse entre aquellos personajes, entre berretas y decadentes, o excéntricos, deslumbrantes, irónicos y, casi siempre, punzantes.

Festival Internacional de Cabaret en la Argentina

Desde el jueves 7 hasta el domingo 10 de diciembre en el Teatro El Picadero, Enrique Santos Discépolo 1857. La programación consta de dos espectáculos por noche: a las 20 y a las 22.30, y más propuestas en el bar del teatro. La programación puede consultarse en www.fica.com.ar. Las entradas cuestan 350 pesos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas