Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El desafuero de Cristina suma tensión en un Senado que ya está en ebullición

El pedido judicial para desplazar a la ex presidenta de su banca no será un debate sencillo y añade incertidumbre a la compleja agenda legislativa; cómo sería el proceso en la Cámara alta

Jueves 07 de diciembre de 2017 • 10:20
SEGUIR
LA NACION
0
Pichetto y Cristina, en tiempos de aliados
Pichetto y Cristina, en tiempos de aliados. Foto: Archivo

El pedido de desafuero de Cristina Kirchner abrirá en el Senado un proceso que sumará incertidumbre política en una cámara que tiene por delante una compleja agenda legislativa y que no hará más que sumar tensión a la ya de por sí candente interna peronista.

Según la ley 25.320, que reglamentó los fueros consagrados por la Constitución nacional, sancionada en el año 2000 al calor de las denuncias de sobornos por la reforma laboral, para proceder a la detención de un funcionario, magistrado o legislador, la Justicia debe pedir su desafuero.

Eso es lo que está solicitando el juez Claudio Bonadio al Senado. El pedido deberá ser tratado por la Comisión de Asuntos Constitucionales que, de acuerdo a la normativa vigente, tendrá un plazo de 60 días para expedirse sobre la procedencia o no del desafuero de la ex presidenta.

En el caso de que la comisión no se expida en ese plazo, el cuerpo podrá tratar el tema en el recinto en un plazo de 180 días. Llegado este caso, la Constitución establece que para quitarle la inmunidad de arresto a un legislador, se requiere el voto de los dos tercios de los presentes.

Esa fue la mayoría que reunió la Cámara de Diputados en octubre último, luego de que los jueces Luis Rodríguez y Bonadio solicitaran el desafuero de ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo, Julio De Vido. Este es el último y fresco antecedente sobre la materia que se registra en el Congreso.

Por el momento, Asuntos Constitucionales es presidida por el hiperkirchnerista Marcelo Fuentes (Neuquén). Sin embargo, con el recambio de un tercio de la cámara y con la exclusión del kirchnerismo del mayoritario bloque del PJ, decidida ayer por el jefe de la bancada, Miguel Pichetto, es muy difícil que el neuquino retenga ese cargo.

Por ahora, tampoco hay indicios de quién tendría la difícil tarea de sentarse en ese sitial, pero desde Cambiemos vienen anticipando su intención de reclamar la presidencia de esa comisión para un senador propio, en sintonía con el fortalecimiento del oficialismo en la Cámara alta que dejaron las elecciones legislativas de medio término de octubre.

Discusión política

Pero más allá de lo estrictamente legal, el proceso que se abre en el Senado es de tinte político, por lo que entrarán a tallar otro tipo de variables.

Así, en las paredes del Senado todavía rebotan las palabras de Pichetto, quien rechazó cualquier posibilidad de excluir del cuerpo a Carlos Menem hasta tanto no exista una confirmación de la Corte Suprema de la condena que, en dos instancias, recibió en la causa por el contrabando de armas. Con ese argumento, el jefe de la por entonces bancada mayoritaria rechazó, en agosto último, la impugnación que pretendió impedirle al ex presidente participar de las elecciones.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital), compartió hoy esa lectura, aunque dejó abierta la puerta para matices. "Es una doctrina correcta en general, pero hay que ver los casos en particular", afirmó el senador oficialista al ser consultado sobre la denominada "doctrina Pichetto" y el caso Menem.

Al respecto, Pinedo pidió prudencia ante el frenesí político generado en torno al pedido de desafuero de la ex presidenta. "Entiendo que haya mucha ansiedad, pero nosotros tenemos responsabilidad institucional y lo que tenemos que hacer es discutir esto con tranquilidad", aseguró.

En ese sentido, agregó: "Hay que ver cuáles son los fundamentos del juez para proceder a su pedido".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas