Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El kirchnerismo busca aliados y confía en que el Senado no aprobará el desafuero

El espacio cierra filas para defender a Cristina Kirchner y toma nota de los respaldos de otros sectores para evitar que prospere en el Senado el pedido del juez Bonadio

Jueves 07 de diciembre de 2017 • 15:17
SEGUIR
LA NACION
0
Agustín Rossi, el referente kirchnerista en el Congreso
Agustín Rossi, el referente kirchnerista en el Congreso. Foto: Archivo

Aunque sin llegar a verlo como un medio vaso lleno, el kirchnerismo recibió con agrado las muestras de solidaridad de otros sectores de la oposición, en especial del peronismo no kirchnerista. El pedido de desafuero de Cristina Kirchner y las detenciones de Carlos Zannini y otros ex funcionarios provocó una fuerte cohesión interna en el sector que comulga con la ex presidenta.

Todavía golpeados por la decisión del juez Claudio Bonadio , los dirigentes más cercanos a la ex presidenta coinciden en que se cruzó un límite que puede trastocar al menos durante algunos días la siempre rígida frontera de kirchnerismo y antikirchnerismo.

Por un lado, nadie cerca de la ex presidenta cree que el Senado vaya a aprobar el desafuero. Confían en que, pese a las diferencias, Miguel Pichetto mantenga el criterio que expuso en los últimos meses ante consultas periodísticas. Por otro, dirigentes de izquierda fueron invitados a la conferencia de prensa que Cristina dará a las 16.30 en Diputados. También se espera que vayan a la marcha en la Plaza de Mayo.

En simultáneo a las declaraciones públicas de esos sectores, un diputado con peso en la estructura del bloque del Frente para la Victoria (FPV) recibió gestos de respaldo de parte de las bancadas del peronismo no kirchnerista, según contó a LA NACION. En Twitter, Felipe Solá habló de "venganza" por parte de BonadIo.

Antes de la conferencia, los integrantes de la bancada que ahora conduce Agustín Rossi se reunieron en el tercer piso de la Cámara baja. Hubo catarsis y se consolidaron argumentos. Todos coincidieron en que el Gobierno está detrás del magistrado, cuentan los participantes. De acuerdo con esos análisis, la decisión responde a la necesidad del Gobierno de tapar una serie de noticias negativas, como la tragedia del submarino ARA San Juan y el debate por la reforma previsional.

"El cambio del índice de movilidad es un parte aguas para el electorado de Cambiemos. Cuando Susana Giménez salió a criticarlo, yo pensé: 'Ahora el Gobierno va a salir con algo'", dijo a LA NACION una diputada del FPV. Varios integrantes de la bancada sostiene que la "jugada" puede tener un efecto bumerang para el oficialismo y descartan que esto vaya a debilitar la postura de Cristina ante la discusión de las reformas que impulsa la Casa Roasada. "Entre la espada y la pared, Cristina siempre eligió la espada", advirtió un diputado.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas