Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

EE.UU.: 20 años de cárcel para el policía que mató a un ciudadano y disparó una ola de violencia racial

El ataque del hombre fue el puntapié para una oleada de protestas en todo el país por la violencia racial de la fuerza

Jueves 07 de diciembre de 2017 • 16:12

Charleston.- Un ex policía del sureste de Estados Unidos fue sentenciado a 20 años de prisión este jueves por matar por la espalda a un hombre negro desarmado, en un caso que desató una oleada de protestas nacionales.

El 4 de abril de 2015, el oficial Michael Slager disparó y mató a Walter Scott, un hombre de 50 años desarmado que huía de una detención por una infracción de tránsito en North Charleston, Carolina del Sur.

En un tribunal federal de la ciudad de Charleston, el juez de distrito David Norton dijo que Slager "actuó con malicia y premeditación" y luego dio falso testimonio sobre las circunstancias del tiroteo.

El episodio fue grabado por un transeúnte y el video se hizo viral. En él, se ve a Scott huyendo y a Slager disparándole ocho tiros, cinco de los cuales dieron en la víctima.

El de Scott fue uno más de una serie de casos recientes en que policías blancos fueron acusados de uso excesivo o injustificado de la fuerza que resulta en la muerte de afroestadounidenses.

El video del tiroteo de Scott alimentó el movimiento "Las vidas de los negros importan", en medio de una oleada de protestas.

Algunos familiares de Scott atestiguaron el jueves que habían perdonado a Slager, pese al duelo.

"El perdón le llega fácil a otros. Fue muy difícil para mí", dijo Anthony Scott, hermano mayor de la víctima. "Pero, al cabo de todo, hay otro juez al que él tendrá que enfrentar".

Otros familiares insistieron, en tanto, en que Slager pagara un alto precio por sus acciones.

"Nunca me verá jugar fútbol americano, nunca me verá graduarme", dijo el miércoles Miles, hijo de la víctima. "Mi corazón está destruido por la manera como se fue mi padre".

Slager, quien fue despedido después del tiroteo, fue objeto de un juicio estatal a fines de 2016, pero el proceso se anuló cuando el jurado fue incapaz de alcanzar un veredicto.

En aquel juicio, Slager afirmó que había tenido una refriega con Scott durante la persecución a pie y que éste le había quitado el Taser, por lo que el policía temió por su vida y actuó en defensa propia.

Esta declaración fue contradicha por el hombre que filmó la confrontación, quien atestiguó que Scott claramente huía.

Seis meses después, cuando se avecinaba el juicio federal, Slager modificó su declaración y se dijo culpable de haber violado los derechos civiles de Scott y de haber ejercido uso excesivo de la fuerza.

Antes de que el juez Norton dictaminara su sentencia este jueves, Slager habló al tribunal y dijo que agradecía el perdón de la familia.

"Deseo que esto no hubiera pasado nunca", dijo el ex oficial. "Ojalá pudiera viajar en el tiempo para cambiar lo que ocurrió. Pero no puedo".

Agencia AFP

Te puede interesar