Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los grandes del flamenco reunidos en una sola noche

La Farruca y El Carpeta, a puro homenaje

Viernes 08 de diciembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El Carpeta
El Carpeta. Foto: M. Alfieri

Si existe aquello que en el teatro llaman "duende", seguramente está en el flamenco, ese arte andaluz en el que se combinan, con amor y pasión, el baile y el canto. Larga es la historia de sus cultores y entre ellos se halla Manuel Fernández Montoya (El Carpeta), quien, junto a su madre, Rosario Montoya (La Farruca), encabeza el elenco de Mi herencia flamenca, espectáculo que se presentará por única vez mañana, a las 21.30, en Siranush, Armenia 1353 (entre 600 y 1.600 pesos). Este es el homenaje con el que La Farruca quiere recordar a grandes del flamenco como Carmen Amaya, Lola Flores, Manolo Caracol, Camarón de la Isla, Arturo Pavón, La Perla, entre otros; y, por supuesto, a su padre, El Farruco, con una explosiva soleá que cierra el espectáculo. Unidos a las voces gitanas del cantaor Baldomero Cádiz y su hermana Argentina Cádiz, las guitarras flamencas de Emilio Romero y Hernán Diéguez, la bailaora Marcela Rodríguez, en la percusión Juan Romero Cádiz y en el bajo Daniel López. En total serán veinte artistas en escena a puro flamenco.

Fernández Montoya acaba de llegar por primera vez a Buenos Aires, procedente de España, además de participar en Mi herencia flamenca, para dictar una serie de clases sobre el flamenco. "Estoy muy feliz de visitar esta ciudad -dice- ya que sé que aquí hay un público muy adicto a todo lo que sea música y canciones de España. Espero, por supuesto, que el año próximo pueda poner en escena uno de mis espectáculos".

Tu trayectoria es parte de una dinastía de cultores del flamenco. ¿Ello te impone una gran responsabilidad?

-Por supuesto. Pese a mi juventud ya he adquirido un enorme conocimiento y experiencia creciendo, a pasos agigantados, por dentro y por fuera como persona y como profesional. Me he criado entre numerosos artistas y vengo de una familia en la que el flamenco fue y es su necesidad de vivir.

-¿Cuál fue tu más reciente actuación?

-En la Bienal de Flamenco de Andalucía acabo de poner en escena el espectáculo A bailar, con el que pienso presentarme el año próximo en Buenos Aires. Yo siempre vivo al compás de palmas y zapateos, y tuve la suerte de presentarme en los principales escenarios de Europa y de América. Mi deuda pendiente es estar frente al público argentino y es una deuda que, sin duda, voy a pagar.

Este andaluz de 20 años rememora a sus ancestros y los venera "por haberme inculcado un arte gitano que, cada día más, lo llevo en la sangre y en el corazón. Los maestros a quienes homenajeamos son lo esencial del flamenco, un arte que hay que cuidar ya que por momentos va perdiendo el sitio que merece.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas