0

Tuvo un accidente de trabajo en la mano, pero eso no la detuvo y hoy es peluquera y maquilladora profesional

Zelma Aibar, junto a una clienta
Zelma Aibar, junto a una clienta Crédito: Facebook
Zelma Aibar es una de las más de 300 egresadas del programa de empleabilidad "Belleza por un Futuro", que enseña de forma gratuita las profesiones de peluquería y maquillaje a personas en situación de vulnerabilidad social
0
11 de diciembre de 2017  • 06:00

"Estoy muy feliz, nunca pensé llegar acá", repetía Zelma Aibar, entre exultante y emocionada. Acababa de recibir su diploma de maquilladora y peluquera profesional en el Paseo La Plaza gracias al programa de empleabilidad "Belleza por un futuro", de L'Oréal, junto a la Fundación Pescar, que ya les enseñó esos oficios a otras 300 personas en situación de vulnerabilidad social. En su caso ella sufrió un accidente de trabajo en la mano derecha y pensó que nunca más iba a conseguir empleo, pero capacitándose pudo vencer los obstáculos y ahora sueña con tener su propio emprendimiento.

"Tuve un accidente en una fábrica en la que trabajaba y me deprimí porque necesitaba usar la mano derecha para todo. Pensé que no iba a conseguir más trabajo, pero capacitarme de la manera en que me capacité y agarrar un pincel para maquillar, con dos dedos nada más, fue un logro inmenso para mí. A raíz de este año mi vida cambió 180 grados: en lo espiritual y en lo personal. En ningún lado tuve el acompañamiento este", afirmó Aibar, de 39 años, que también se mostró muy agradecida con sus tres hijos de 20, 15 y 7 años, que la apoyaron y contuvieron durante la cursada.

Aibar practicando el oficio con una colega
Aibar practicando el oficio con una colega Crédito: Facebook

Al principio, en octubre de 2016, se inscribió sólo para maquillaje, pero, una vez que se dio cuenta que su mano respondía bien y podía hacer lo que le enseñaban, se anotó también en peluquería. "Me dije «esto es para mí» y hubo muchos obstáculos en el camino y cosas que no podía hacer, pero luché para seguir", contó y adelantó que quiere conseguir trabajo en una peluquería este verano para juntar dinero y luego tener su propio emprendimiento. Pero la vocación social del programa también la motivó y, junto a un grupo de compañeras, van a ir a cortarle el pelo a personas mayores que se encuentren en geriátricos antes de Navidad.

Durante la ceremonia de graduación, Silvia Rueda de Uranga, directora de Pescar, destacó el compromiso de Aibar y sus compañeros. "El grupo superó nuestras expectativas. Han trabajado y se han esforzado tanto por aprender y conseguir empleo en estos oficios que es admirable. La mayoría ya está haciendo trabajos de peluquería o maquillaje. Hablando con ellos te das cuenta de que todos tienen muy en claro cuál es su proyecto laboral y eso es lo fundamental: la capacidad de planificar un futuro mejor. Quizás no lo alcancen hoy mismo, pero van de a poquito caminando hacia allá. En todos los proyectos de Pescar, trabajamos fuertemente en el desarrollo de un proyecto de vida superador, que es distinto para cada persona", comentó.

Egresadas del programa Belleza por un futuro
Egresadas del programa Belleza por un futuro Crédito: Prensa L´Oréal

Por su parte, Marcelo Zimet, CEO de L'Oréal Argentina, dijo que "enseñar y dar oportunidades es la mejor manera de hacer un aporte para crear empleo y cambiar vidas". "Este es uno de los momentos más emotivos desde que lanzamos el programa. Aprender, cambiar el rumbo, apostar a un futuro mejor implica un gran esfuerzo y compromiso de parte de nuestros alumnos y nos provoca una enorme admiración".

En el acto se egresaron 89 personas que se suman a las 213 que recibieron su diploma la semana pasada en Tucumán. Es la primera promoción de profesionales de peluquería y maquillaje de esta capacitación lanzada a fines de 2016. El objetivo es que para 2020, 1.500 personas en situación de vulnerabilidad social y económica accedan a un empleo.

Los cursos suman 500 horas de peluquería y 300 horas de maquillaje. Los egresados tienen un seguimiento personalizado, a cargo de la Fundación Pescar, de hasta dos años posteriores a su graduación y una bolsa de empleo para apoyar su inserción laboral. Además, la currícula contempla la realización de una práctica profesional al momento de finalizar los estudios.

El programa cuenta con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la Subsecretaría de Juventud, la Subsecretaría de Responsabilidad Social y la Subsecretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.