Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La prisión de Cristina Kirchner es la causa de la muerte de Nisman

Hernán Cappiello

SEGUIR
LA NACION
Viernes 08 de diciembre de 2017
0

Esta es la causa por la que murió Alberto Nisman: la razón que lo llevó a su muerte y el expediente iniciado por su denuncia, donde aseguró que Cristina Kirchner acordó con Irán exculparlo del ataque a la AMIA a cambio de hacer negocios.

Nisman denunció esta entente y murió a los cuatro días. El juez Daniel Rafecas, que no encontró evidencias para investigar la denuncia de Nisman (la misma denuncia por la que Bonadio dictó la prisión preventiva de Cristina Kirchner), tuvo que declarar ayer ante el Consejo de la Magistratura porque el Gobierno quiere escarmentarlo por no haber investigado esta causa. En 2015 estaban las pruebas que hoy desaparecieron, como mails ya borrados.

Ahora se sabe que Nisman fue asesinado por su trabajo como fiscal. Antes de fin de año, la Justicia va a procesar a Diego Lagomarsino, que le dio el arma, como partícipe de ese crimen, y a los custodios que no lo custodiaron. Hay pistas sobre los autores intelectuales del homicidio que se hunden en el mundo del espionaje.

Cristina Kirchner no iría presa por firmar el acuerdo con Irán. El Senado lo evitaría conservando sus fueros. Ya lo avisó Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque peronista, pero seguirá pendiendo sobre su cabeza todo su mandato. Servirá para que el peronismo la tenga a tiro.

cerrar

Los problemas judiciales de Cristina Kirchner no terminan acá. Este año se agravarán: el juez Julián Ercolini la procesará por el caso Hotesur, complementario de Los Sauces y del direccionamiento de las rutas patagónicas. Este trío de expedientes, más el denominado "la ruta del dinero K", son los que esperan a la ex presidenta para verla sentada en el banquillo de los acusados en 2018 o 2019. En forma paralela, el año próximo será juzgada por el caso del dólar futuro.

Como si no bastara, la maldición de la causa AMIA la arrastró como a Carlos Menem. Los dos están acusados del mismo delito: encubrir a los autores del atentado.

Menem está siendo juzgado por evitar que se investigara a un compadre suyo de origen sirio. Y será condenado por ello, junto con el juez Juan Galeano, por pagarle 400.000 dólares a Carlos Telleldín para que señalara a los culpables.

En el caso de Bonadio, Cristina Kirchner está acusada de procurarles la inocencia a los iraníes implicados en el ataque. Luis D'Elía y Fernando Esteche hablan de armar falsos culpables.

Esta causa contra Cristina Kirchner recién comienza y demorará años para llegar a juicio. Una condena en este caso le sumará desprestigió internacional ya no sólo como deshonesta, sino como protectora de un Estado terrorista.

Esta causa se trata, en última instancia, de saber quién puso la bomba que hace 23 años mató a 85 personas. Los culpables siguen libres, los acusados de encubrirlos están presos y el fiscal que los denunció fue asesinado. Aún falta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas