Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Balearon a una chica de 13 años para robarle el celular en una heladería

La menor estaba con su prima cuando un ladrón la asaltó; aunque no se resistió, el delincuente le disparó un balazo en la cabeza; está internada en grave estado

Viernes 08 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Martina Sofía estaba ansiosa por los preparativos para la fiesta de fin de curso del colegio de Hurlingham en el que terminaba su primer año en la secundaria. Pero un delincuente le disparó un balazo en la cabeza para robarle el celular. Anoche, la adolescente, de 13 años, seguía internada en la terapia intensiva del Hospital Posadas. Los médicos la sometieron a una delicada intervención quirúrgica para bajarle la inflamación en el cerebro. A pesar de la gravedad del caso, los médicos decidieron que, por el momento, no era conveniente sacarle el proyectil que ingresó por la sien derecha.

Hasta anoche, los policías de la comisaría 3a. de Ituzaingó no lograron apresar a ningún sospechoso por el ataque contra la menor y revisaban las cámaras de seguridad instaladas en las adyacencias de la calle El Rancho 3692 para tratar de encontrar al asaltante que le disparó en la cabeza a la adolescente.

Ni la joven, cuya identidad se mantiene en reserva por tratarse de una menor, ni su prima se resistieron cuando un ladrón apareció entre las mesas instaladas en la vereda cuando tomaban un helado. El ladrón les exigió que entregaran los celulares y pese a que ya tenía en su poder los teléfonos de ambas jóvenes, le disparó un balazo en la cabeza a la menor.

Luego de disparar contra la adolescente, el agresor corrió hasta la esquina, donde lo esperaba un cómplice, a bordo de una moto XR azul. Según fuentes policiales, el violento episodio ocurrió anteanoche, minutos después de las 21.30 en la heladería situada en el barrio Las Cabañas, de Ituzaingó.

Yanina, una amiga de la familia de la chica, aseguró que el delincuente le disparó a Martina "por nada". Según la joven, su amiga había entregado su celular y no se resistió. "Le robaron el teléfono y le dispararon un balazo sin ningún motivo", expresó Yanina al referirse al ataque.

Entre los gritos de la prima de la joven, que resultó ilesa, los empleados de la heladería alertaron al número de emergencias 911. Pocos minutos después, llegó al lugar una ambulancia que asistió a la menor y la trasladó al Hospital Posadas, de Haedo.

Allí, los médicos evaluaron la gravedad de la herida sufrida por la adolescente y decidieron operarla de urgencia para descomprimir la inflamación en la cabeza producida a raíz del balazo que ingresó por la sien izquierda de la menor y quedó alojado en el costado derecho del cráneo.

Debido al riesgo que implicaba una segunda operación, por el momento, los médicos decidieron no extraer el proyectil.

Mientras la menor era trasladada al Hospital Posadas, los policías de la comisaría de Ituzaingó comenzaron a interrogar a los testigos. Los investigadores pusieron especial atención en la declaración de la prima de la adolescente, quien la acompañaba en el momento del asalto y a quien también le robaron el celular.

La familia de la adolescente herida aportó una somera descripción del delincuente que baleó a su prima. Los policías esperan volver a tomarle declaración cuando pase el estado de conmoción que sufrió a raíz del hecho traumático presenciado.

Además, los policías les tomaron declaración testimonial a los empleados de la heladería con el objetivo de precisar la descripción del agresor, como el color de las prendas utilizadas y los rasgos fisonómicos del atacante.

Revisan cámaras

En tanto que otro grupo de policías se dedicó a la reconstrucción del posible trayecto realizado por el asaltante luego de que abordó la moto XR azul en la que lo esperaba un cómplice. Además de determinar el potencial recorrido realizado por los asaltantes, los policías también se encargarían de relevar las cámaras de seguridad instaladas en la zona para tratar de obtener las imágenes de los sospechosos.

Según fuentes de la investigación, los policías revisarán las grabaciones posteriores al ataque contra la menor y las imágenes que se registraron minutos antes del violento episodio. Los agentes abonaban la sospecha de que los delincuentes habrían estado merodeando la zona antes de asaltar la heladería, por tal motivo concentrarán su atención en revisar las grabaciones previas al ataque.

La investigación de los policías quedó supervisada por la fiscal María Laura Cristini. Anoche, los amigos de Martina Sofía convocaron a una cadena de oración a través de las redes sociales para acompañar a la familia de la menor baleada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas