Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cristina Kirchner: "Macri es el director de la orquesta y Bonadio ejecuta"

La ex presidenta pidió al peronismo que vote en contra de las reformas laboral y previsional, y envió mensajes a Pichetto

Viernes 08 de diciembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: LA NACION / Fernando Massobrio

El salón principal del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), en el tercer piso del Congreso, nunca estuvo tan lleno en los últimos años, con más de treinta cámaras de medios nacionales e internacionales. El mundo político esperaba inquieto. Con la camisa bañada en sudor, un integrante de la bancada que conduce Agustín Rossi se atrevió a anticipar por lo bajo el tono que tendría el mensaje de la ex presidenta: "Siempre que está entre la espada y la pared, Cristina elige la espada".

Rodeada de sus dirigentes más leales y de un puñado de opositores que no responden a su jefatura, la ex presidenta convirtió su defensa en un contraataque. Sin eufemismos, acusó a Mauricio Macri de ser "el máximo y verdadero responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición", calificó al juez Claudio Bonadio como un mero "ejecutante" en una "orquesta" que dirige el Presidente y conminó al peronismo que decidirá su suerte en el Senado a que vote en contra de las reformas que impulsa la Casa Rosada.

"Mauricio Macri es el director de la orquesta y en este caso Bonadio ejecuta la partitura judicial", sostuvo Cristina, al abrir la conferencia, minutos antes de las 17. Fue su reacción, estudiada, ante la resolución judicial que solicitó su desafuero y dispuso la detención de ex funcionarios y dirigentes kirchneristas. Antes de señalar al Presidente, la senadora electa por la provincia de Buenos Aires rechazó las imputaciones en su contra. "Se trata de un acto de política exterior no judiciable. Es una causa inventada sobre hechos que no existieron", afirmó, auxiliada por un ayudamemoria, y anticipó que evalúa recurrir a instancias internacionales.

cerrar

A los costados estaban Rossi y José Luis Gioja, presidente del PJ y vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, respectivamente. En la mesa también estaban la senadora María Inés Pilatti (Chaco), Fernando Espinoza, los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Verónica Magario (La Matanza), la legisladora bonaerense Florencia Saintout y Alicia Sánchez, esposa de Luis D'Elía, uno de los detenidos. De blusa blanca, Cristina respondió que no conocía las conversaciones entre D'Elía y "Yussuf" Khalil citadas en la resolución de Bonadio. "Nunca me he especializado en andar escuchando conversaciones telefónicas. Eso lo hacen otros", dijo, en otro dardo para Macri.

La convocatoria atrajo también a dirigentes de izquierda como Alcira Argumedo (Proyecto Sur) y Vilma Ripoll (MST), y a (no muchos) peronistas alejados del kirchnerismo, como el ex diputado Julián Domínguez, los intendentes Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), y el senador Mario Pais, integrante del espacio que conduce Miguel Pichetto. El Frente de Izquierda (FIT) y el Movimiento Evita transmitieron su solidaridad, pero no aparecieron por la conferencia.

Pese a que Pichetto había declarado minutos antes que no acompañaría el pedido de desafuero, Cristina evitó dedicarle un guiño. Al contrario, volvió a presionarlo para que rechace las reformas que promueve el Gobierno. "Más importante que medir la actitud frente a los pedidos de desafuero, lo que voy a solicitar a todos los compañeros que integran el peronismo es que se pronuncien defendiendo la necesidad de custodiar los derechos de jubilados, trabajadores y las grandes mayorías nacionales", dijo, ante la pregunta de qué actitud esperaba de la nueva bancada del Senado.

cerrar

Sus palabras estaban cargadas de enojo. Así se lo manifestó a los que hablaron por teléfono durante el día. La ex presidenta interpreta, contaron a la nacion dirigentes de su confianza, que la conformación del Bloque Justicialista en el Senado tiene como uno de sus objetivos "extorsionarla" para que suavice su papel en la Cámara alta. "Si Pichetto cree que me va a apretar contando senadorcitos, está loco", le dijo a un diputado. No está dispuesta a aceptar que sea él quien la salve de ir a la cárcel. Por lo bajo desliza que Pichetto, como jefe de bloque del oficialismo durante su gobierno, fue uno de los senadores que votaron el memorándum con Irán.

El mensaje les quedó claro a los dirigentes que se reunieron en el Instituto Patria antes de la conferencia. Estaban Rossi, Máximo Kirchner, Martín Sabbatella, Teresa García, Leopoldo Moreau, Oscar Parrilli, Mayra Mendoza, Andrés Larroque y Eduardo de Pedro. En otra cosa coinciden los que hablaron a solas con ella: la causa que más la preocupa no es ésta, sino Hotesur, también a cargo de Bonadio, en la que el juez tiene el poder de apuntar contra los hijos de la ex presidenta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas