Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Con criterios que observan las normas internacionales

Las acciones de preservación en los edificios de la Justicia

Arquitectura

En los Tribunales y un juzgado civil

Para la arquitectura relacionada con la Justicia, este año ha mostrado una inusual actividad. Desde la remodelación de los tribunales de Comodoro Py para el juicio por la causa de la AMIA hasta los concursos para varias sedes judiciales en distintos puntos del país, puede afirmarse que la renovación puesta en marcha en los edificios judiciales es notoria.

En tal sentido, y dentro de las acciones tendientes a la recuperación de su patrimonio edilicio, el Poder Judicial ha encarado obras para la restauración y puesta en valor de edificios de valor histórico, cultural, arquitectónico y urbanístico. En este caso, se trata del Palacio de Tribunales y el edificio de Uruguay 714, con juzgados del fuero civil. El mantenimiento de estas obras, así como de todo el patrimonio edilicio del Poder Judicial es competencia de la Dirección General de Infraestructura Judicial, a cargo del arquitecto Francisco Toscano, el que comentó que en esta tarea se observan las normas internacionales para la conservación del patrimonio establecidas en las cartas de Venecia y de Quito, además de otros instrumentos de legislación al respecto. Además, para la toma de decisiones en la intervención en estos edificios, son consultados, cuando corresponde, tanto la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos como la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a efectos de acordar los criterios por adoptar.

El Palacio de Justicia es objeto de una prueba piloto y restauración en un tramo de su fachada sobre Uruguay, obra ejecutada bajo la órbita de la Administración General de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a cargo del doctor Nicolás Reyes.

Comenzado en 1904 con proyecto del arquitecto francés Norberto Maillart, este edificio se inauguró en 1910, aunque no se terminó hasta la década del cuarenta, y fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1999. En 1995, al comprobarse un alto deterioro con desprendimientos en sus fachadas, se iniciaron obras de consolidación. La restauración comenzó en 1997, con una prueba piloto para estudiar la materialidad, las lesiones y patologías, el comportamiento de los materiales de reposición en relación con los existentes y los sistemas de limpieza. Los trabajos fueron supervisados por el Departamento de Estudios y Proyectos, a cargo del maestro mayor de obras Carlos Almagro, con la dirección de obra de la arquitecta Graciela Cáceres. La ejecución de la obra correspondió a Rol Ingeniería SA, con el asesoramiento del arquitecto Marcelo Magadán y de la profesora Cristina Lancellotti en restauración. La premisa básica fue la no agresión de los materiales históricos. La limpieza de los muros se realizó mediante nebulización y remojo constante de las superficies, cepillado manual y protección con hidrofugante.

Una esquina que fue sanatorio

El juzgado de Uruguay 714 ocupa un edificio que, tras su construcción en la década del veinte, fue la clínica privada conocida como sanatorio Podestá. Ocupado por el Poder Judicial en 1960, no existe documentación acerca de su estado original, y se estima que en intervenciones sucesivas se han producido integraciones de revoques que no respetaron el símil piedra original. En este caso, la restauración del frente y medianera fue ejecutada en la órbita de la Administradora General del Consejo de la Magistratura, doctora Cristina Akmentins. La obra se realizó a través del Departamento de Coordinación Técnica, a cargo del arquitecto Carlos Susini Burmester, la dirección de obra correspondió al ingeniero Gastón Lamberti y la ejecución, por licitación, a la empresa Ingeniero David Bonaldi.

En este caso, los trabajos se centraron en la consolidación de los paramentos exteriores y a la restauración de carpinterías. Se realizaron integraciones de revoques con materiales compatibles y se completaron elementos faltantes. Dada la evidencia de revoque de épocas anteriores, se homogeneizó el exterior con un material reversible -pintura a la cal-, y un hidrorrepelente transparente como terminación final. .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoSueños compartidos