Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Del Teatro Colón a Retiro: una orquesta sinfónica sorprendió a los pasajeros con un concierto solidario

Música para el Alma dio un concierto en la famosa estación de trenes para difundir su misión y recaudar fondos para continuar el proyecto durante 2018

Martes 12 de diciembre de 2017 • 20:07
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Agustín Benencia

Como cualquier lunes a las 17, cientos de pasajeros entraban a la Estación Retiro de la línea Mitre decididos a tomar el tren que los llevaría a sus hogares luego de una larga jornada laboral. Sin embargo, la gran mayoría se detuvo en el hall central y guardó sus auriculares cuando vieron a más de 80 músicos profesionales del Teatro Colón y el Teatro Argentino de La Plata, entre otros, preparando sus instrumentos para llevar adelante un recital gratuito de más de 40 minutos.

Se trata de"Música para el alma", un proyecto solidario compuesto por intérpretes de orquestas sinfónicas y coros, acerca su música a aquellas personas que se encuentran en situaciones difíciles. Tanto melodías infantiles, como óperas, son interpretadas en hospitales, escuelas de educación especial, hogares de ancianos y cárceles alrededor del país. Pero en esta ocasión, decidieron tocar en la principal estación de trenes de la Ciudad para difundir su misión y pedir la colaboración del público para continuar con este proyecto durante 2018.

"A partir del próximo año necesitamos de la ayuda de la gente para poder pagar gastos propios de la logística de los viajes, pasajes y transporte de los instrumentos, además de la sede donde estamos instalados", cuenta Jorge Bergero, chelista de la orquesta estable del Teatro Colón y uno de los fundadores del proyecto.

El público -que disfrutó de piezas clásicas como "Alleluya" o "Nessum dorma"-se quedó de pie, filmando con sus celulares o simplemente en silencio, oyendo la música que por momento se entremezclaba con los avisos por alto parlante de la estación, anunciando las próximas formaciones a punto de salir a su destino, con menos pasajeros de lo normal. Y es que tanto adultos, jóvenes y niños dejaron pasar su tren para quedarse durante algunos minutos y aplaudir cada nota alta alcanzada por los tenores.

cerrar

"Desde el 2012, cuando comenzamos con todo esto, hemos hecho casi 400 conciertos alrededor de todo el país y presenciamos muchos milagros. Como gente con Alzhéimer que no reconocía a sus familiares, pero cantaba de memoria las letras. La música despierta a la gente", asegura Jorge, quien comenzó el proyecto cuando su novia, la música profesional María Eugenia Rubio, se enfermó gravemente.

Cómo durante su último año de vida ella no podía tocar, Jorge y sus compañeros se acercaban a la Fundación Salud, donde estaba internada, para dar conciertos para que ella los pudiera escuchar, al igual que los demás pacientes. Así comenzó todo.

Luego de seis piezas y que el público reclamara unánimemente: "¡Otra, otra!", Música para el Alma cerró el evento con el Brindis de la Traviata, acompañado por un apabullante aplauso final de los espectadores. Minutos más tarde, los pasajeros subieron a sus respectivos trenes, todavía sorprendidos y con una gran anécdota para contar en sus casas. Jorge y los músicos, guardaron sus instrumentos y despejaron el hall central, con esperanzas de seguir haciendo conciertos durante todo 2018.

Cómo colaborar:

Haciendo una donación en www.musicaparaelalma.org/dona

O Si sos músico, anotándote en la base para enterarte de las convocatorias de conciertos. Además, hay otras formas en las que podés sumarte como voluntario. ¡Ya hay más de 2000 músicos!

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas